×
256
Fashion Jobs
LUXE TALENT
Supervisor de Zona Moda Íntima
Indefinido · ANDORRA LA VIEJA
PEGGY SAGE ESPANA
un(a) Tecnico-Comercial
Indefinido · SAN SEBASTIÁN
PEGGY SAGE ESPANA
un(a) Tecnico-Comercial
Indefinido · SÉVILLE
GRUPO P&A
Product Manager & Buyer
Indefinido · ORENSE
TREND2YOU
Comercial de Ventas / Brand Manager
Indefinido · MADRID
YSABEL MORA
Product Manager - Íntimo
Indefinido · JÁTIVA
EMPRESA DEL SECTOR MODA
Corporate Marketing Manager
Indefinido · ALICANTE (ALACANT)
CH CAROLINA HERRERA
Sales Assistant Full Time Aeropuerto Madrid-Barajas
Indefinido · MADRID
RETAIL TALENT GROUP
Key Account Manager (Sales & cs Internacional) Retail
Indefinido · GERONA
SUPERDRY
Sales Executive Menswear
Indefinido · BARCELONA
NOON SPAIN
Buyer - Comprador Textil
Indefinido · SEVILLA
ELENA MIRÓ
Retail District Manager
Indefinido ·
BACCI S&C
Diseñador Senior
Indefinido · MADRID
LUXE TALENT
Sales Assistant 20h Joyeria de Lujo
Indefinido · MADRID
LUXE TALENT
Account Manager Fashion, Luxury & Retail (HR)
Indefinido · BARCELONA
YOU ARE UNICORN
Jersey Buyer- Casablanca
Indefinido · BARCELONA
YOU ARE UNICORN
Planner/Controller Comercial Barcelona
Indefinido · BARCELONA
YOU ARE UNICORN
Controller Comercial Junior - Casablanca
Indefinido · BARCELONA
LA CONDESA
Coordinador Ventas Wholesale y Retail
Indefinido · MADRID
LUXOTTICA
Sales Assistant- el Prat Aeropuerto
Indefinido · EL PRAT DE LLOBREGAT
LUXE TALENT
Store Manager Firma Deportiva (la Roca Village)
Indefinido · LA ROCA DEL VALLÉS
SDY
Dependiente/a
Prácticas · MADRID
Publicidad

Desigual mejora su rentabilidad y ralentiza la caída de la facturación en el primer semestre

Publicado el
today 26 jul. 2019
Tiempo de lectura
access_time 5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Algo de luz al final del túnel de Desigual. La compañía catalana fundada por Thomas Meyer cierra el primer semestre del año con un cambio de tendencia que comienza a mostrar los resultados del plan de reestructuración iniciado en 2015. De enero a junio, el Ebitda de la empresa se ha situado en 27,2 millones de euros, lo que supone un aumento del 22,1 % con respecto al mismo periodo del ejercicio precedente.


El pasado mes de junio la compañía presentó su nueva imagen y logo - Desigual



Rentabilidad al alza que, no obstante, se ha visto acompañada de un retroceso del 10 % de su facturación hasta 290,7 millones de euros, que contrastan con los 323 millones de euros registrados en la primera fase de 2018. Por aquel entonces, las ventas se encogían un 14,5 % en el primer semestre, frente al descenso del 9,6 % en el mismo periodo de 2017 cuando facturó 378 millones de euros. Pese a un resultado de ventas más tímido que en el pasado, el grupo ha moderado la caída y tendría como objetivo frenar el retroceso a doble dígito.

“El primer semestre de 2019 ha respondido mejor de lo que esperábamos”, asegura a FashionNetwork.com Alberto Ojinaga, director general de Desigual desde septiembre de 2018. “En lo que llevamos de año, hemos materializado progresos muy evidentes en nuestro plan de transformación”, afirma, subrayando la influencia del comportamiento positivo de las ventas de la colección primavera-verano 2019 y una mejora “en la mayoría de canales y geografías”. No obstante, estos resultados suceden a un ejercicio 2018 duro para la compañía, que explica haber retrasado la publicación de su balance financiero anual para evitar la coincidencia con la presentación de su profunda renovación de imagen el pasado mes de junio, así como para poder comunicar los primeros datos del ejercicio en curso.

“2018 ha sido un año difícil, marcado por hechos muy relevantes para Desigual. En primer lugar, la recompra de Thomas Meyer del 10 % del capital en manos de Eurazeo el pasado agosto. Seguidamente se rehizo el consejo de administración y se llevó a cabo una reordenación de la dirección y del comité ejecutivo”, analiza el director general, apuntando que la compañía ha consolidado un equipo directivo joven en los últimos meses. Un ajetreado contexto en el que las ventas han sumado su cuarto año en caída, desde el comienzo del estancamiento en el primer semestre de 2015.


Interior de la tienda pop-up Desigual inBeta en Ibiza - Desigual



Así, Desigual cerró el pasado ejercicio con una facturación de 654,6 millones de euros, un 14,3 % menos que en el ejercicio precedente, en la línea del retroceso del 14,5 % experimentado en el primer semestre. Por su lado, el Ebitda se situó en 63,5 millones de euros, lo que representa un 10 % de las ventas. Estas cifras colocan a la firma lejos de su hito histórico en 2014, año de la entrada de Eurazeo en el capital, cuando la catalana elevaba su facturación hasta 963,5 millones de euros y soñaba con la barrera de los 1000 millones de euros. A día de hoy, Ojinaga no descarta este objetivo, pero insiste en la necesidad de tiempo para recoger los frutos del plan de transformación de la compañía. Tampoco está de actualidad la posible salida a Bolsa, uno de los intereses del fondo francés a su entrada en el capital de la marca.

Uno de los ejes claves para la compañía no es otro que la venta online, que representó un 12,7 % de las ventas del pasado ejercicio y que presentó un alza del 7,3 % en la primera mitad de 2019 hasta acaparar un 14,1 % de la facturación total. “Actualmente, el 25 % de la facturación proviene del canal digital o de las ventas fuera de Europa. Nuestro objetivo es que represente hasta el 60 % en cinco años”, comenta el ejecutivo. Para asumir esta evolución, Desigual ha adaptado sus infraestructuras logísticas y ya cuenta con cuatro centros: dos en Gava y Viladecans, en España, uno en Estados Unidos y otro en Hong Kong.

En esta línea, entre 2016 y 2018, Desigual ha invertido 62 millones de euros en procesos logísticos, IT y red de distribución para reforzar el modelo de distribución integrado, destacando la aplicación del sistema Rfid que pasará de las 30 tiendas actuales a la totalidad de sus puntos de venta el próximo año. Asimismo, en 2019 la compañía tiene previsto invertir hasta 30 millones de euros, 10 más que en los anteriores ejercicios, para reformar los puntos de venta, mejorar la estructura y llevar a cabo acuerdos con partners digitales. “Potenciaremos las alianzas estratégicas con e-tailers clave como Zalando o El Corte Inglés”, afirma Alberto Ojinaga.


Una de las nuevas iniciativas de Desigual consiste en colaborar con artistas como Miranda Makaroff - Desigual



“Estamos fortaleciendo nuestra red de distribución, apostando por el canal online y por fórmulas como las franquicias para expandirse en mercados como el latinoamericano o el asiático”, afirma Alberto Ojinaga. Sin ir más lejos, Desigual cuenta con un plan a cinco años en el país nipón, donde tiene prevista una apertura en Ginza (Tokio) y una serie de franquicias en ciudades secundarias. Por mercados, Japón ya se sitúa por detrás de España, Italia, Francia y Alemania. Contrariamente a la tendencia general, las ventas en el mercado asiático se elevaron un 4,7 % en los primeros seis meses de 2019.

Desde 2015 sumergida en su plan de reestructuración con el objetivo de fortalecer la estructura y el negocio, haciéndolos más ágiles y con un crecimiento más sostenible, Desigual se ha centrado en una profunda reorganización de la red de distribución. Con 31 cierres en el último año, la marca ha finalizado un ejercicio con un total de 510 tiendas (386 propias y 124 franquicias), que representan una decena de puntos de venta más que en el ejercicio precedente, pero que distan de las 552 con las que la compañía cerraba 2015. Asimismo, Desigual ha trabajado en su nueva imagen corporativa y en la redefinición del producto, que busca ser “más innovador en diseño, presentar mejor calidad sin subir los precios y aumentar el peso de los accesorios”. Este proyecto de transformación de la compañía llegará a su fin en 2020. Y con él, Desigual debería comenzar la recogida de sus frutos... sin dejar de lado la paciencia.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.