Diseñador peruano encuentra en Carolina del Sur la inspiración para su obra

Charlotte (Carolina del Norte), 8 sep (EFE).- En su natal Perú, el diseñador de modas Luis Carlos Machicao creó vestuarios para televisión, cine, teatro, ópera, y vistió a la familia presidencial hasta que encontró en Carolina del Sur su nueva inspiración y éxito.


Luis Carlos Machicao - Foto: Pat Staub

La atracción por las telas y el diseño de ropa llegó a la vida de Machicao por casualidad.

Aunque estudió filosofía, sociología, latín y griego, no fue sino en un viaje por Europa a finales de los años ochenta cuando descubrió su verdadera pasión al presenciar un desfile de la "Semana de la Moda" en Paris, la capital mundial del buen vestir.

"Desde pequeño sabía cómo combinar la vestimenta. Colocaba la ropa en la cama cada vez que tenía que salir. La gente se quedaba sorprendido pero para mi era algo natural", comentó Machicao a Efe.

En Paris estudió diseño de modas y trabajó en un taller donde aprendió desde coser botones hasta preparar a las modelos para salir a la pasarela.

De regreso a Perú, abrió su propio taller "Luis Carlos Couture", con el que logró hacerse de un nombre por sus creaciones originales.

Su talento le valió contratos para diseñar vestuarios en una serie de televisión, otras obras de teatro, ópera y una película. También fue jurado y asesor de concursos de belleza de su país y Latinoamérica.

A mediados de los noventa, la familia del entonces presidente Alberto Fujimori lo eligió como su modisto oficial. Así vistió a la primera dama, Susana Higuchi, y luego a su hija Keiko, cuando ésta asumió esa posición tras el divorcio de sus padres.


Luis Carlos Machicao con Miss United States 2007

Aseguró que en 1997 salió del Perú por "razones políticas" y se radicó en Houston (Texas), donde retomó su labor en un taller de modas y diseñó vestuarios para el Houston Grand Opera.

Por razones de salud, se mudó en 2001 a Carolina del Sur y decidió primero abrir una compañía, Metropolitan Marble & Granit, un negocio que aprendió en Texas, con el fin de hacer dinero y retornar al mundo de la moda.

"Las montañas de las Carolinas son mi sitio de inspiración. Esta zona es un lugar estratégico para mi carrera, porque acá no hay moda, no existe ese concepto del atelier, así que logré hacerme de una clientela sólida", apuntó.

Desde Carolina del Sur, Machicao ha presentado sus diseños en las pasarelas de Miami, Houston, San Francisco, las Carolinas, entre otros.

"No creo en la frase no puedo, porque si uno se fija metas las puede lograr y ser el mejor en lo que se proponga", agregó.

Machicao se describe como un "clásico por excelencia", con toques de "modernidad", un diseñador que presta atención a los detalles y que cree firmemente que para vestirse elegantemente no se necesita tanto dinero sino "buen gusto".

El diseñador se prepara para participar el próximo sábado y por segunda vez de la "Semana de la Moda de Charlotte", la ciudad más importante de Carolina del Norte, en uno de los eventos de la industria más reconocidos de la zona sur de la nación.

El hispano presentará 21 piezas de mujer y trajes de baño para hombres de su colección Primavera-Verano 2010, que tiene como base el glamoroso color rojo que inspira "esperanza" y "queda bien a todo tipo de piel, cabello y maquillaje".

Los vestidos se caracterizan por acentuar la silueta femenina, con escotes bajos y trajes largos, con grandes aberturas a los costados y transparencias.

Además presentará algunas creaciones de zapatos que harán juego con los accesorios y detalles de los trajes.

Este es el último desfile del hispano en Charlotte y el adiós a lo "hecho a la medida", que ha caracterizado el estilo de Machicao desde el inicio de su carrera.

Ahora el peruano incursionará en un nuevo negocio, la producción masiva de su línea elegante de trajes de mujer, ropa de baño para hombres y trajes con acento militar.

"Voy a dedicarme a lo 'listo para vestir'. Hay que hacer accesible la moda a un público general. Espero tener mi línea de ropa en tiendas como Belk, Nordstrom, Neiman Marcus, Lord & Taylor, y almacenes de Latinoamérica", afirmó.

"Los tiempos están cambiando y también el mundo de la moda. La gente quiere cosas fáciles de vestir, diferentes, sin olvidar la calidad y buen gusto. Es lo que espero darles".

La meta de Machicao es abrir su propio taller en Nueva York, vestir a algunas luminaria de Hollywood y crear una fundación para niños necesitados y animales.

Después de Charlotte, Machicao participará en las semanas de la moda en Miami y Washington D.C.

Alexandra Vilchez

© EFE 2019. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Lujo - Prêt-à-porterDiseño
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER