El Cluster Gallego Textil Moda ve en la diferenciación y el valor añadido claves para competir en mercados foráneos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 (EUROPA PRESS)-El secretario general del Cluster Gallego Textil (Cointega), Alberto Rocha, ha resaltado la diferenciación y el valor añadido como factores clave para que las empresas del sector puedan competir en los mercados internacionales.

En declaraciones a los medios antes de una jornada del Observatorio Industrial del Sector Textil y de la Confección, el representante de Cointega, quien ha avanzado que el cluster presentará su plan estratégico la próxima semana, ha defendido un modelo de negocio "que encaje con la globalización" para el éxito del sector.

Así, ha considerado que las empresas textiles deben detectar "perfectamente" las necesidades de los consumidores; lograr ser competitivas y conseguir triunfar en España, al sostener que ese es el paso previo para "vender en mercados exteriores".

"Si somos capaces de hacernos un hueco aquí, cualquier empresa, independientemente de su tamaño, podrá conseguir éxitos en el exterior", ha manifestado al respecto, convencido de que la eurorregión Galicia-Norte de Portugal constituye un "campo de pruebas interesante".

Por ello, ha instado a las empresas a "afinar" su modelo de negocio, "centrarse en lo que pueden hacer bien", y buscar "la forma de complementarse" en su entorno.

TALLERES Y PRODUCCIÓN, PRESENCIA RESIDUAL

El secretario general de Cointega ha considerado que los talleres orientados a la producción tienen una presencia "residual" en el sector y que sólo algunos tienen futuro, al señalar que incluso mercados oferentes de mano de obra barata han comenzado a preocuparse por lograr un producto "cada vez más interesante y atractivo".

A juicio de Rocha, las empresas textiles y de moda de la comunidad gallega han de aprovechar el conocimiento para gestionar "adecuadamente" sus negocios con la ayuda de los nuevos sistemas de gestión y las nuevas tecnologías.

El sector gallego está integrado por unas 200 empresas, de las que su mayoría facturan entre 3 y 8 millones de euros. Aparte del holding Inditex, sólo dos grupos rondan los 200 millones de euros --Textil Lonia y Adolfo Domínguez-- y un número reducido de firmas supera los 20 millones.

MARCA ESPAÑA Y EUROPA

Un estudio de mercado realizado sobre la moda de España en Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania, Japón y Portugal concluye que las empresas del sector que aspiren a crecer es diferenciarse e internacionalizarse. Su vinculación a la imagen de marca del país, el 'made in Spain', les aporta valor, aunque también lo hace sus lazos con Europa.

Los países más cercanos a España absorben entre el 60 y 70 por ciento de las exportaciones del textil y moda, mientras que en casos como el de Estados Unidos sus productos son "prácticamente desconocidos". Entre los países más próximos, Alemania asocia a España con moda, aunque es Francia quien más la valora. Italia y Reino Unido no tienen al país como referencia en este ámbito.

Según ha expuesto el consejero delegado de Interbrand, la consultora que elaboró el estudio --se realizó en 2009 a partir de 6.000 entrevistas on line en seis países--, Gonzalo Brujó, las marcas españolas deben buscar diferenciación, I+D y creatividad con valor añadido para hacer frente a la competencia de otras chinas e indias.

Al respecto de la moda, ha indicado que figura como la cuarta industria que mayor valor aporta a España tras la alimentación, el turismo y los servicios financieros. "Bien gestionada y trabajada con las instituciones públicas aportará mucho a la marca-país y marcas regionales", ha considerado.

Copyright © 2018 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

TextilIndustria
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER