El Festival de Hyères 2018 consagra a Rushemy Botter y Lisi Herrebrugh

La 33 edición del Festival Internacional de Moda y Fotografía de Hyères, que concluyó el pasado domingo 29 de abril, destacó el alto nivel de las colecciones presentadas, que hicieron alarde de tendencias como una amplia gama de referencias artísticas, materiales innovadores y, por encima de todo, una producción sostenible. Este último punto fue especialmente reseñable en el trabajo de los jóvenes diseñadores, que también indagaron en algunos asuntos tratados por primera vez en la historia del festival, como la inclusión de los discapacitados en la moda y las tallas grandes. Todo esto fue más que suficiente para confirmar la relevancia e importancia de este certamen, que ha estado liderado con pasión durante más de tres décadas por Jean-Pierre Blanc.


Los ganadores del Gran Premio de Moda, Rushemy Botter and Lisi Herrebrugh (en el centro), aplaudidos por Haider Ackermann - FashionNetwork.com ph DM

El talento de los diseñadores y el compromiso social fueron los temas que se colocaron en el centro de atención este año, como demuestra la adjudicación del Gran Premio Première Vision a la pareja holandesa formada por Rushemy Botter, de 32 años y nacido en la isla caribeña de Curaço, y Lisi Herrbrugh, de 28 años. Primero estudiaron en AMFI, en Ámsterdam, y después en la Academia de Antwerp, donde la pareja ha vivido los últimos nueve años.

Su colección masculina, presentada por completo con modelos negros, se ganó a los espectadores con su creatividad y su hábil mezcla de ropa casual y costura ejecutada con maestría. Este juego estético se manifestó en sus trajes, deconstruidos y reconstruidos de innumerables formas distintas, estampados pintados directamente en los tejidos, una cierta subversión artística de los códigos de la moda y una generosa dosis de humor.

“Queríamos algo enérgico y elegante al mismo tiempo, pero también fácil de vestir. Nos hemos inspirado en los pescadores, quienes se levantan pronto para faenar. Ellos llevan sus redes, lo que les aporta un aire poético. Queríamos dar una voz a esas personas que no la tienen. Y también hemos incluido los colores del Caribe”, explicó Rushemy Botter.

En el caso del Gran Premio de Accesorios de Moda, la distinción recayó en Kate Fichard, de 30 años, Flora Fixy, de 32, y Julia Dessirier, de 30, un trío que quiere cambiar el modo en que la gente ve la discapacidad a través de un proyecto innovador que transforma audífonos en piezas de joyería.


Julia Dessirie, Flora Fixy y Kate Fichard, ganadoras del Premio de Accesorios - FashionNetwork.com ph DM

La idea inicial del proyecto surgió de la fotógrafa con discapacidad auditiva Kate Fichard, quien explicó: “Yo he llevado audífonos desde que tenía cuatro años. Mientras que la tecnología ha evolucionado mucho, la forma y estilo de estos dispositivos no ha cambiado nada”. La joven fotógrafa se puso en contacto con Flora Fixy, una amiga a la que había conocido en la escuela de diseño Ecal de Laussane, y quien trabajaba en un estudio de diseño, Anddstudio, junto a Julia Dessirier.

“Teníamos que dar forma a todos los elementos técnicos que teníamos en la cabeza y también encontrar un modo de transformar estas prótesis”, apuntaron las tres diseñadoras, que encontraron un buen abanico de soluciones empleando anillos, cadenas y coberturas metálicas doradas. “Queríamos sublimar el audífono, descontextualizarlo y convertirlo en un accesorio de moda, del mismo modo que ha sucedido con las gafas”, concluyeron.

Con un espíritu similar, Ester Manas, nativa de Toulouse, que desarrolló una sexy y colorida colección de prendas femeninas de tallas grandes, fue elegida por Galerías Lafayette para producir una colección cápsula. “¿Es la talla 36 el objetivo final? ¿Por qué no ser tú misma?”, se pregunta la joven graduada por La Cambre, que creó “un armario completo que, al mismo tiempo, proteja y muestre a quien lo viste”.

Fue la diseñadora Marie-Eve Lecavalier quien ganó el Premio Chloé, así como una mención especial del jurado. Su hábil trabajo con el cuero fue especialmente bien recibido. A la diseñadora nacida en Montreal, que recientemente se mudó a Antwerp para ocupar un puesto en Raf Simons, siempre le ha encantado coser y trabajar con este material. “Me encanta el cuero y he desarrollado técnicas como que muestro en esta colección de punto de cuero”, explicó, refiriéndose a sus impecables piezas que, inevitablemente, remiten a Hermès.


Marie-Eve Lecavalier, ganadora del Premio Chloé - FashionNetwork.com ph DM
 
El Premio del Público de Moda fue para la colección femenina presentada por la diseñadora belga Sarah Bruylant, una seguidra de Christian Dior que ofreció una reinterpretación del New Look con accesorios gigantes y elegantes e impactantes vestidos pintados con estilo puntillista.

Además, el Premio del Público de Accesorios fue a parar a manos de otra nativa de Toulouse, Cécile Gray, que creó accesorios de acero dorado en forma de red diseñados para dar un aire especial a los vestidos. Transformó collares en corazas y pulseras en mangas con gracia y delicadeza.

En la categoría de Fotografía del festival, el jurado, presidido por Bettina Rheims, le dio su Gran Premio a la fotógrafa americana e irlandesa Eva O’Leary. El Premio American Vintage fue para la fotógrafa holandesa Sarah Mei Herman. Por su parte, el Premio Still Life fue para la húngara Csilla Klenyanszki y el del público para Sanna Letho de Finlandia.

Traducido por Eva Gracia Morales

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - ComplementosModa - OtroLujo - Prêt-à-porterLujo - ComplementosLujo - OtroDiseño
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER