×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
2 mar. 2020
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El apocalipsis chic de Balenciaga

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
2 mar. 2020

Balenciaga ofreció un show de gran impacto visual el domingo, como una ópera dramática de los nuevos tiempos. Bajo un cielo cambiante que se reflejaba en un escenario acuático, Demna Gvasalia, director artístico de la casa de lujo propiedad de Kering, presentó su colección para el otoño-invierno 2020/21, mezclando influencias y energía del pasado y su visión del futuro. Un desfile intenso, que deja una atmósfera apocalíptica para volver gradualmente al mundo más fútil y ligero de la moda.


Balenciaga, otoño/invierno 2020/21 - PixelFormula



Una enorme extensión de agua negra, que envolvía las sillas en las primeras filas hacía de pasarela, en la que se reflejaba una pantalla gigante suspendida del techo. La decoración está establecida. Mientras los primeros modelos pisaban el suelo bajo un cielo amenazante, salpicando todo a su paso, ¿cómo no pensar en las recientes inundaciones en Venecia? Especialmente cuando algunos de ellos llevaban enormes botas de pescador que llegaban hasta los muslos, como pudimos ver en la laguna.

La emergencia climática está presente. Sobre todo en unas imágenes, que descendían del techo expandiéndose por el resto de la sala. Ráfagas, relámpagos, olas espumosas, paisajes urbanos de hormigón o incluso un cielo en llamas que bañaba el espacio con un resplandor rojo y teñía de sangre la gran capa de agua.

La primera parte de esta vasta colección propone una serie de trajes austeros totalmente negros en diferentes materiales (cuero, lana, seda, nylon, etc.), que cubren todo el cuerpo con cuellos altos y algunas capuchas, mostrando también un registro clerical y del pasado lejano. El conjunto hace pensar en cierta iconografía española de siglos pasados, el país de procedencia del fundador de la casa, Cristóbal Balenciaga.

Abrigos gruesos, túnicas alargadas, sotanas de terciopelo, vestidos de magistrado plisados con mangas acampanadas, faldas, trajes, chubasqueros y hasta una chaqueta cruzada que se extendía hasta el suelo empapado, todo llevado por hombres y mujeres de diferentes edades, algunos con inquietantes ojos rojos. Este espíritu dramático se acentúa con una serie de prendas (vestidos, prendas de punto, prendas de sastrería, trajes) de proporciones cuadradas exageradas delimitadas por hombreras “pagoda” con la punta hacia arriba.


Balenciaga, otoño/invierno 2020/21 - PixelFormula



También hay nuevas técnicas de construcción de ropa en el cuello de ciertos abrigos de tela de lana, que se extiende por un lado y se convierte en una capa. Un abrigo que se pone del revés. Un jersey que se divide y sube por la espalda para caer sobre la cabeza encapuchada. Destaca una chaqueta erizada con puntas de goma, al igual que un vestido campesino de látex con capucha.

Destellos de rojo se entrometían en la oscuridad ambiental a través de un abrigo fino y largo, un vestido de capa de látex o una billetera, así como otros elementos de color. Por ejemplo, un vestido de seda con estampados de mimosa se puede ver frente al vestido negro llevado por una modelo. Las letras blancas blncg, síntesis de Balenciaga, cruzan en diagonal algunas chaquetas.

En la segunda parte, el vestuario cambia significativamente con un espíritu ligeramente más streetwear, pasando a un registro deportivo, destinado principalmente a hombres con gorras y chándales elegantes o con ropa de motocross de cuero, con pantalones y chaquetas equipados con múltiples protecciones en las rodillas, codos y hombros.
 

Balenciaga, otoño/invierno 2020/21 - PixelFormula



También había algo de fútbol, ¡con modelos que llevaban bonitas camisetas con los colores del equipo de Balenciaga! Camisetas que se venderán como panes, con el nombre de la marca impreso en la parte posterior, justo encima del número del jugador. También cabe señalar que el departamento de accesorios promete un futuro brillante, con un bolso con forma de fiambrera.

Para la noche, Demna Gvasalia se divierte formando trajes de gala, ajustados y cortados en una sola pieza, que incluye vestido, pantashoe y guantes, utilizando materiales elásticos en colores brillantes.

Cabe destacar que el diseñador también ha experimentado con el estiramiento esta temporada, con una serie de trajes originales que abrazan las curvas del cuerpo. En la misma línea, creó trajes, como de segunda piel, muy ajustados y coloridos para hombres, cubriendo... y revelando de pies a cabeza.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Tags :
Lujo
Otro
Desfiles