×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
23 ene. 2023
Tiempo de lectura
6 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El arte del storytelling con Casablanca, Bode y Marine Serre

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
23 ene. 2023

Tras el concierto de Louis Vuitton con la estrella Rosalía y el del grupo femenino japonés 1966 Quartet, que interpretaron éxitos de los Beatles para Kenzo el viernes por la noche, los diseñadores intensificaron el movimiento este fin de semana en las pasarelas de París. La Fashion Week masculina fue una oportunidad para que varias casas reforzaran su storytelling sacando todo el partido posible. Desde el llamamiento a la paz de Casablanca, pasando por la producción teatral de Bode, hasta el desfile-rave democrática de Marine Serre.

Casablanca: discurso de paz y jet-set




Casablanca, otoño/invierno 2023/24 - © ImaxTree

 
Para presentar su colección otoño-invierno 2023/24, la marca parisina Casablanca se instaló el sábado en un pabellón del parque de exposiciones de la Porte de Versailles. En la entrada, un gran cartel decía "For the peace" (Por la paz) escrito en letras grandes sobre un fondo arco iris. En el interior, la marca colocó un avión de combate de tamaño real en el enorme escenario a cuadros de colores.
 
El pasado mes de octubre, Balenciaga eligió como telón de fondo un enorme campo de barro para denunciar la guerra y el destino de los refugiados. Casablanca opta en cambio por los silenciosos salones de lo que parece ser una gran organización internacional, con las banderas de las Naciones Unidas de fondo. Como si fuera a intervenir en una sesión plenaria, el diseñador Charaf Tajer apareció en la pasarela, donde se había instalado un atril con micrófonos, para pronunciar un discurso en favor de la paz y la juventud.
 
"El año pasado, mi amiga Maya me contó una historia increíble sobre unos jóvenes de Siria dispuestos a arriesgarlo todo para experimentar la alegría. Estaban haciendo algo que a ti y a mí nos parecería corriente: salir de fiesta. Para ellos, ir de fiesta era un acto de valentía y resistencia", afirmó, instándonos a "no ver a los refugiados como números, sino como seres humanos, como iguales, sin jerarquías ni discriminaciones".
 
"Hoy tenemos una elección sencilla. Aceptar la tragedia o utilizar nuestra plataforma para difundir un mensaje importante. No digo que la moda sea la solución, pero debemos usar nuestras voces para gritar alto y hacer todo lo que podamos para crear un mundo mejor", declaró el diseñador franco-marroquí.

"De eso trata esta colección. Una obra inspirada en la valentía, que refleja el dolor y la belleza de los que fui testigo en una zona de guerra. Estoy delante de ti y si hablo de ello, quizá tú también hables. Y quizá, si te conmueve lo que ves, juntos podamos lograr un cambio para la paz", concluyó.

 

Casablanca, otoño/invierno 2023/24 - © ImaxTree


El desfile comenzó con una hora de retraso, desvelando una lujosa colección para los amantes de la jet set, que choca un poco con el discurso que acabamos de escuchar. No está claro si a la juventud dorada de la marca le importan los refugiados. En Casablanca, los hombres visten elegantes trajes, con blazers o chaquetas de dos botones, guantes blancos en la mano, agarrados a sus elegantes bolsas de viaje. A veces adoptan el inmaculado uniforme blanco de ceremonias, con la chaqueta de cuello de oficial y el pecho adornado con medallas.
 
Los colores primarios del tablero de damas que cubre la pasarela se encuentran también en cuadros brillantes o rayas de colores en diferentes piezas. Los cómodos abrigos de cachemir muestran el logo de la marca en forma de corazón. Por supuesto, el hombre Casablanca frecuenta las estaciones deportivas de invierno más exclusivas, vistiendo un chándal, un mono de esquí ultrablanco, botas de nieve, gorro o gorra de pelo y bufanda larga de punto. Fuera de las pistas, cuida su estilo con conjuntos en jean adornados con bordados, camisas de seda pintada y prendas de punto calado. Para la noche, se viste con un traje de brocado y una majestuosa capa adornada con piedras brillantes multicolores.
 

Bode: fin de semana familiar en el Cabo Cod



Para su segundo desfile en París (el primero tuvo lugar antes de la pandemia de 2019), Emily Adams Bode se apuntó un gran tanto el sábado al conquistar nada menos que el teatro Châtelet. Montó un escenario digno de las grandes obras que allí se representan, ¡y con la sala llena! El desfile fue también para la joven, que lanzó su marca de menswear en 2016, la oportunidad de celebrar el lanzamiento de su línea femenina inspirada en su familia materna.
 

Bode, otoño/invierno 2023/24 - DR

 
Siempre apasionada por los tejidos antiguos (linos, colchas viejas, manteles de encaje, tapices, edredones), que colecciona y reutiliza en sus creaciones para hacer piezas únicas con "una historia y un carácter emocional", la diseñadora neoyorquina, que ha trabajado para Ralph Lauren y Marc Jacobs, se inspira cada vez más en las historias personales de su familia o en el entorno familiar de otros parientes para construir sus colecciones.

El sábado por la noche, subió al escenario a su tío materno para presentar "este desfile, que trata de la familia, de las hermanas, de la madre de Emily".

Con emoción, el hombre rindió homenaje a su esposa, Nancy, fallecida el pasado mes de octubre, así como a Janet, su hermana y madre de la diseñadora. Emily Bode reconstruyó sobre el escenario una residencia del pueblo costero de Woods Hole, en el Cabo Cod, donde su madre vivió y trabajó en los años 70. A través de las ventanas iluminadas de la típica casita de madera de Massachusetts, se ve el comedor, con retratos colgados en la pared, y el vestíbulo, donde cuelgan de la pared unas cuantas chaquetas y un sombrero, mientras que en la entrada están los cuencos para el perro, junto a unas cuantas macetas de barro volcadas y la manguera del jardín.


Los modelos salen de la casa para cruzar el patio hasta la caseta de herramientas y salir por el jardín. Todo es típicamente rural-americano, incluido el vestuario, con cazadoras vaqueras de cuero con flecos, cómodos trajes de terciopelo, chaquetas de batín y jerséis de jacquard étnico. Algunas chaquetas y pantalones están bordados con flores, mientras que preciosas pasamanerías decoran varias prendas y tejidos antiguos componen los abrigos de patchwork, uno de los clásicos de la marca.
 
Para las mujeres, la diseñadora de Atlanta imagina un vestuario mucho más chic y glamuroso, con vestidos largos y conjuntos brillantes con un encanto de antaño. Muchos de los elegantes looks recuerdan a los locos años veinte. ¡Ni siquiera el vestido de estilo árbol de Navidad de tul verde falta en la colección! Todo se ejecuta con precisión y refinamiento. Ropa de mucha presencia, que tiene cabida en el escenario de un teatro.


Marine Serre: fiesta rave en La Villette




Marine Serre, otoño/invierno 2023/24 - © ImaxTree


Marine Serre invitó a sus espectadores a la Grande Halle de la Villette, lo que permitió que 1000 personas de su comunidad asistieran al desfile, aunque tuvieran que permanecer de pie tras las barreras y les costara ver algo. En el centro del escenario, a los pies de tres grandes torres en forma de jaulas metálicas llenas de ropa usada y desechada, solo estaban sentados compradores, personalidades y periodistas.
 
Humo, luces rojas, focos estroboscópicos, música atronadora... La diseñadora francesa ideó un rave animado por una fauna nocturna cuyos rostros a veces estaban totalmente enmascarados por inquietantes pasamontañas o gorros tejidos con lana despeinada y que se prolongaban en una interminable coleta.
 
Como es habitual, la colección incluye prendas confeccionadas con materiales reciclados. Manteles o fundas de almohada de algodón blanco se transforman en vestidos o trajes elegantes, adornados con mensajes e ilustraciones recuperados por doquier. Chaquetas, faldas y pantalones se construyen a partir de diferentes piezas de tela vaquera desteñida y desgastada. El tejido moaré, así como los monos ajustados con estampado de media luna, grandes clásicos de la marca, siguen explotándose en esta colección.
 
Destacan los estupendos estilos de motorista en cuero blanco y negro: un vestido sin tirantes, unos pantalones sobreprotegidos en la rodilla y una chaqueta que se lleva con un sencillo body y unas mallas estilo Catwoman. Llaman especialmente la atención una serie de looks de vinilo negro o piel sintética combinados con elementos de lana rizada de pelo largo de color naranja brillante.
 

Copyright © 2023 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.