×
87
Fashion Jobs

El centro histórico de Roma se viste de estilismo futurista con "Alta moda"

Por
EFE
Publicado el
1 feb. 2010
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Roma, 30 ene (EFE).- La semana de la moda de Roma, "AltaRomaAltaModa", abrió sus puertas con propuestas futuristas, encabezadas por la del veterano Fausto Sarli, que deslumbraron las naves de la Basílica Santo Spirito in Sassia, donde en los próximos días se desvelarán algunos de los misterios ocultos de la moda.




Finalizada la semana de la moda de París, "AltamodaAltaroma" toma el relevo de las grandes tendencias hasta el próximo 2 de febrero, con una pasarela que no se rinde a los grandes nombres, pero que se ha convertido ya en un lugar único para conjugar modernidad y tradición.

La joven diseñadora Sara Lanzi fue la encargada de inaugurar esta primera jornada de glamour en el centro histórico de la ciudad, con quince vestidos de noche, donde el blanco y negro formaron en la pasarela un sugerente claroscuro, apto para mujeres que se atreven con todos los tejidos.

Las transparencias fueron protagonistas de su colección "fragile-s", una demostración de que la seda vuelve a ser tendencia, con prendas sueltas y sin excesos.

Diseños para todos los gustos que combinan entallados plisados y volantes, en corte griego o palabra de honor, donde la gasa y el tul se cruzan para crear un conjunto versátil con gran caída.

A ritmo del jazz de Madeleine Peyroux, la italiana ofreció vestidos vaporosos puestos al servicio de la sencillez, sin aditivos, y siempre combinados con zapatos negros abotinados "peep toe".

La sobriedad y ligereza de la línea de Lanzi, preestreno de su colección otoño-invierno 2010-2011, se integraron en la basílica, cuyo altar se atribuye al arquitecto Andrea Palladio, construida en el siglo XII y situada frente al puente de Castel Sant'Angelo.

Pero el histórico espacio también fue testigo de los contrastes más radicales con la esperada llegada del napolitano Fausto Sarli, que fundió sugestivas formas geométricas con estolas de triple organza, haciendo de sus diseños verdaderas figuras escultóricas.

Ante una pasarela abarrotada de periodistas, fotógrafos y amantes del lujo, el italiano ofreció una espectacular línea de primavera verano que rinde homenaje a las vanguardias futuristas.

La colección de Sarli es pura geometría en movimiento, con bordados metálicos, reflejos plata y trajes largos hechos de secuencias de triángulos replegados, que combinan una estética 'techno' con la rigidez y el vuelo, que se atreven con el blanco y negro más puros pero también con el fucsia o el naranja.

Entre estas prendas esculpidas, destacó la pureza y la elegancia de su "cisne", un traje con doble modelo -blanco y negro- que trasladó a la pasarela la simbología del bien y del mal en forma de alta costura y que el diseñador dedicó al Presidente de la República, Giorgio Napolitano.

Sin duda Sarli fue el plato fuerte de la jornada, con esta "mujer-cisne" que ensombreció la propuesta para otoño-invierno de Gianni Serra, más acorde con la temperatura exterior pero sobria en colores y formas, con hábitos de aire masculino, lineales y rígidos.

La colección de este creativo de Cerdeña sorprendió con sus americanas convertidas en vestido corto y con una fusión de tejidos, desde el cachemir a la seda, pasando por la lana y el algodón, en la que predomina el negro.

El libanés Abed Mahfouz cerrará hoy esta primera jornada de la semana de la moda romana. Uno de los pocos diseñadores internacionales que participan en esta cita que pretende hacer de la capital italiana un foco de alta costura y que juega con el gran atractivo de su sede.

Mònica Faro

© EFE 2020. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.