El “cuero de piña” ofrece una alternativa de moda vegana

La diseñadora de moda Carmen Hinojosa ha creado Piñatex, un tejido hecho de largas fibras de las hojas desechadas de la fruta, el cual espera que le dé a la moda una alternativa sostenible en lugar del cuero. La española pasó ocho años desarrollando esta alternativa textil.


Una de las chaquetas de Altiir, hechas con material sostenible.

“Por ser finas, fuertes y flexibles tuve la idea de armar una red con estas fibras, obteniendo un aspecto similar al cuero”, dijo Hinojosa a Reuters.

“Y este fue el inicio de este nuevo material”, agregó.

Hinojosa, quien fundó la compañía Ananas Anam para comercializar Piñatex, trabaja con cultivadores de piña en Filipinas, quienes cosechan y extraen la fibra que es tratada en España.

Para elaborar un metro cuadrado de Piñatex se necesitan 460 hojas de esta fruta, un material que no escasea. La producción global de piña alcanzó 25 millones de toneladas en 2016, según el portal Statistica.

Ananas Anam señala que el desperdicio del top 10 de países productores puede reemplazar, en teoría, el 50 % de la producción global de cuero.

Desde su lanzamiento comercial en 2015, Piñatex ha sido utilizada por unos 500 fabricantes, incluyendo las zapatillas veganas de la casa de moda alemana Hugo Boss.


Zapatos Piñatex de la marca londinense Bourgeois Boheme

Todas las chaquetas de motociclistas de la pequeña marca Altiir están hechas de este material.

“La gente viene, tocan el producto y se sienten atraídos por él. En un inicio, la mayoría de las veces, piensan que es cuero, pero luego lo sienten y se dan cuenta de que no lo es”, afirmó el director creativo de Altiir, Timothy Turner-Sutton.

“Es un material único. Cuando se moja se seca como cuero y se comporta como cuero en todos los aspectos, salvo porque es sostenible”, añadió.

Además de los recursos necesarios para criar ganado, los críticos de la industria del cuero apuntan hacia el uso de químicos, con los desechos de las curtidurías conteniendo una gran cantidad de contaminantes.

Los grandes perfiles de la moda que se oponen al uso de productos animales incluyen a la diseñadora británica Stella McCartney, quien ha sostenido que la industria necesita cortar de forma radical el daño que le hace al medioambiente.

Sin embargo, al menos por el momento, el volverse vegano no está al alcance de todos los bolsillos. Las chaquetas de Altiir alcanzan un precio de 680 libras esterlinas (unos 750 euros).

Traducido por Diana Leon

© Thomson Reuters 2019 All rights reserved.

Moda - Prêt-à-porterModa - ComplementosTextilIndustriaInnovaciones
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER