×
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
15 feb. 2018
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El equipo de Lanvin exige garantías al nuevo propietario Fosun

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
15 feb. 2018

Los empleados de Lanvin se reunirán este jueves con los directivos de Fosun International en una reunión extraordinaria. El objetivo es proteger sus puestos de trabajo tras la adquisición de una parte mayoritaria de la marca por parte del grupo chino el pasado viernes, tal y como ha podido saber FashionNetwork por fuentes cercanas.


Lanvin, primavera-verano 2018 - Pixelformula


La ley dispone que los trabajadores deben ser informados cuando se aprueba un proyecto de compra, por eso, el equipo de la maison parisina planteará cuestiones sobre la estrategia de empresa, pero también sobre el propio conglomerado chino, que, hasta el momento, no ha demostrado experiencia en el relanzamiento de una casa de lujo.

Los trabajadores de Lanvin temen posibles despidos cuando la transacción se haga efectiva, sobre todo teniendo en cuenta que la marca francesa acumula pérdidas desde 2016 y su déficit supera ya los 30 millones de euros. Fosun podría contemplar una reducción de costes de la empresa para adaptarse a estos pobres resultados. Las ventas anuales de Lanvin se han reducido a la mitad en el curso de los tres últimos años; a finales de 2014 aún alcanzaban los 200 millones de euros.

Muchos trabajadores ya abandonaron el barco tras la expulsión de su director artístico Alber Elbaz en 2015, según fuentes cercanas a la casa parisina. Otros pidieron la jubilación anticipada y otros siguen en pleitos con Lanvin por despido improcedente. "El comité de empresa de Lanvin intentará reunir toda la información y garantías posibles a propósito de los puestos de trabajo", ha precisado una de nuestras fuentes que desea permanecer en el anonimato.

Fosun planearía invertir más de 100 millones de euros en la maison, una vez que se haga efectiva la compra de su parte mayoritaria a Shaw-Lan Wang, su propietaria taiwanesa; pero no se sabe con exactitud qué parte de esta suma llegará a los bolsillos de esta reina de los medios. Fosun no ha querido responder a nuestras múltiples peticiones. 

Según diferentes fuentes, Shaw-Lan Wang habría conseguido conservar un 20 % de la casa parisina, lo que significa que aun habiendo perdido su puesto en el consejo administrativo, podrá seguir interviniendo en la toma de decisiones. El inversor germano-suizo Ralph Bartel, que posee un 25 %, también ha obtenido la garantía de Fosun de continuar siendo accionista de hasta un 20-25 %. No sabemos con precisión si Alber Elbaz aún conserva una participación minoritaria indirecta en la empresa, ya que Shaw-Lan Wang todavía tiene pendientes con él algunas deudas desde su salida en 2015. 

Tal y como anunciaba FashionNetwork.com el viernes pasado, Alber Elbaz ganó el caso contra la empresa matriz de Lanvin, obteniendo más de 10 millones de euros justo antes de Navidad. Lanvin nos ha hecho saber, a través de un portavoz con el que hemos contactado por correo electrónico, que la mitad de esta suma corresponde a la remuneración a la que le daba derecho su contrato, mientras que la otra mitad sirve de compensación por su salida precipitada. En el mismo correo electrónico, Lanvin precisa que Alber Elbaz no obtuvo ninguna indemnización por daños y perjuicios morales (reclamaba 20 millones de euros), ni consiguió tampoco los 50 millones que exigía como compensación por la venta de su parte indirecta de la empresa. Ni Lanvin ni su antiguo director artístico han proporcionado más detalles.

La casa ha anunciado en cambio que su desfile se celebrará finalmente el próximo 28 de febrero, tras un malentendido con la Federación francesa de costura y moda, que pensaba que la venerable casa parisina quería sustituirlo por una simple presentación.
 

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.