×
Por
AFP
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
18 nov. 2021
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El éxito de los influencers virtuales en Asia es un avance del metaverso

Por
AFP
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
18 nov. 2021

Pelo neón y piel impecable, Bangkok Naughty Boo expone las cualidades de la ropa o los productos culturales a los seguidores de su cuenta de Instagram.


El influencer virtual Bangkok Naughty Boo, creado en un estudio de diseño de la capital tailandesa - AFP


Un personaje de ficción creado por ordenador, esta joven estrella de internet en Tailandia es parte de una nueva generación de influencers que prometen permanecer para siempre jóvenes, a la moda y sin escándalos.

"Tengo 17 años eternamente, soy no binario y sueño con convertirme en una estrella del pop", dijo Bangkok Naughty Boo en un vídeo de presentación enviado a la AFP.

Con la futura llegada del "metaverso", el poder de los influencers virtuales, extremadamente populares entre los adolescentes en Asia, se hará más fuerte, según expertos de la industria.


La influencer virtual tailandesa Ai-Ailynn, el 28 de octubre de 2021 - SIA Bangkok/AFP


El Covid, que ha hecho que las interacciones reales sean más raras, también ha favorecido el desarrollo de esta tendencia.

Ai-Ailynn, una influencer virtual de reciente aparición, está "adaptada a nuestra nueva normalidad" vinculada al Covid, según sus diseñadores, la agencia SIA Bangkok, porque no le preocupan "las limitaciones impuestas a los humanos".


"Los primeros habitantes del metaverso"



"Los influencers virtuales son perfectos para el rol de los primeros habitantes del metaverso", el futuro mundo virtual en el que trabajan los gigantes digitales como Facebook, detalló a la AFP Nick Baklanov, especialista en marketing de Hype Auditor.

Hay 130 influencers virtuales en el mundo, pero el número va a crecer a gran velocidad en Asia, según dicen los expertos de la industria. Esto tomará una participación creciente en un mercado que alcanzará los 13 800 millones de dólares en todo el mundo en 2021, según Statista.


El artista tailandes Adisak “Beam” Jirasakkasem realiza un "mood board" para el influencer virtual Bangkok Naughty Boo, el 14 de octubre 2021 en Bangkok - AFP


“La Generación Z es el grupo más grande de usuarios de Internet en Asia, y es una generación experta digital que está muy familiarizada con las redes sociales y todo lo virtual”, destacó Nick Baklanov.

Se dice que la influencer virtual más rica es Lil Miquela, un robot con sede en Los Ángeles que gana 7000 dólares por publicación para marcas como Prada o Calvin Klein.

La Organización Mundial de la Salud difundió mensajes informativos sobre el coronavirus a través del personaje ficticio Knox Frost, seguido por 700 000 personas en Instagram.

En Tailandia, Bangkok Naughty Boo ha firmado con una importante agencia de modelos y Ai-Ailynn es la imagen de un operador de telefonía móvil.

“Para las marcas, trae oportunidades y engagement por parte del público porque en Asia, los conceptos de ídolo y fan están muy anclados en la cultura”, mencionó a la AFP Saisangeeth Daswani, analista de moda y belleza del gabinete Stylus.

Su reputación también está protegida, con influencers virtuales que tienen una ética de trabajo constante, sin estilos de vida problemáticos ni potenciales escándalos de los que preocuparse.


"No involucrados en escándalos sexuales"



"No harán comentarios políticamente incorrectos ni se verán envueltos en escándalos sexuales", dijo Chen May Yee, director regional del gabinete de inteligencia Wunderman Thompson.


Una diseñadora gráfica trabajando en el rostro del influencer digital Bangkok Naughty Boo, el 14 de octubre 2021 en Bangkok - AFP


Una clara ventaja, especialmente en ciertos países donde las figuras públicas pueden fácilmente ser el objetivo de las autoridades.

"Es probable que la reciente represión del Gobierno chino contra los influencers adinerados, considerados “vulgares” e “inmorales”, refuerce aún más la atracción de lo virtual", señaló Chen May Yee.

Ai-Ailynn está atrayendo un gran interés de las empresas asiáticas que buscan "innovación y un nuevo orden mundial" después de la pandemia, afirma su creador SIA Bangkok.

Pero "la gente todavía aspira a la autenticidad, a la realidad de un influencer de la vida real", dijo Mutchima Wachirakomain, de 25 años, seguida por decenas de miles de usuarios en Instagram.

Crear y mantener una relación íntima con su audiencia es el objetivo de Bangkok Naughty Boo.

Sus publicaciones de Instagram, que usan lenguaje inclusivo, mezclan poses de modelo en calles típicas tailandesas con situaciones cotidianas, como vacunarse o que le derramen el té.

"Espero poder conoceros a todos en persona algún día. ¡Os quiero!", declaró a la AFP, antes de mandar un beso a la cámara.

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.