×
Por
AFP
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
17 dic. 2020
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El grupo de lujo Kering es investigado por "blanqueamiento de fraude fiscal"

Por
AFP
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
17 dic. 2020

El gigante del lujo Kering, propietario en Francia de las marcas Balenciaga e Yves Saint Laurent, es investigado desde febrero de 2019 por un caso de “blanqueamiento de fraude fiscal”. Así lo anunció el miércoles el ente judicial de delitos financieros francés "parquet national financier" (PNF), lo que confirma la información publicada por Mediapart.


Kering - AFP


Según la publicación online, esta investigación está enfocada en el eje francés de un montaje fiscal que habría permitido al grupo liderado por François-Henri Pinault declarar en Suiza actividades realizadas en otros países, principalmente en Italia. De este modo, el grupo habría evadido "2500 millones de euros en impuestos entre 2010 y 2017, incluidos al menos 180 millones en Francia", según informó Mediapart.

"Kering impugna enérgicamente las acusaciones totalmente infundadas de lavado de dinero y evasión fiscal mencionadas en el artículo de Mediapart", reaccionó el grupo el miércoles antes de que el PNF confirmara una investigación en curso, alegando no “tener ningún conocimiento” de estas investigaciones.

"De ser necesario, el grupo brindará su plena cooperación a las autoridades interesadas en el marco de la posible investigación, con total transparencia y serenidad", aseguró el grupo.

En Italia, el caso le valió a Kering un ajuste fiscal récord de 1250 millones de euros en 2019 por la parte relacionada con su marca Gucci, después de una investigación de la fiscalía de Milán iniciada a fines de 2017.

Las autoridades milanesas estimaron que, a fin de reducir su carga de impuestos en Italia, Kering había facturado actividades realizadas en la península a nombre de su filial suiza Luxury Goods International (LGI), su plataforma logística ubicada en Lugano, Suiza.

Cuando reveló la información en marzo de 2018, Mediapart escribió que el grupo había "extendido" este "sistema diseñado por el grupo italiano a todas sus marcas de lujo (excluida la joyería), incluidas las francesas Balenciaga e Yves Saint Laurent".

"Gracias a un acuerdo fiscal secreto con el cantón del Tesino (Suiza), Kering sólo pagó el 8 % de impuestos sobre las ganancias de LGI, frente al 33 % en Francia", según informó la web de noticias, que estima la evasión fiscal tan solo Yves Saint Laurent en 180 millones de euros.
 

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.