×
Publicado el
14 may. 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El grupo Illice se consolida en el entorno online y apunta a un crecimiento del 30 %

Publicado el
14 may. 2021

Illice Brands Group (IBG), la corporación que resultó tras la reestructuración societaria del grupo Illice el pasado 2020, cuando los hermanos Enrique y Mariano Esquitino se hicieron con el 100 % del capital de la empresa, consolida su apuesta por el canal online, su vector de crecimiento en tiempos de pandemia. Con el impulso de esta vía de ventas, la empresa pasó de 14 millones de euros de facturación en 2019 a 20 millones en el último ejercicio. Este 2021, prevé seguir con la tendencia al alza y elevar su cifra de negocio un 30 %.


D. Franklin, una de las marcas de Illice Brands Group - D. Franklin - Instagram


Al frente del área de e-commerce del grupo está Enrique Esquitino, no el CEO de la compañía, sino su hijo, con el que comparte nombre. “Fue hace cinco años cuando subimos nuestra apuesta por el online. Ahora queremos ganar cuota en este canal y, de cara al último trimestre del año, ampliar nuestra presencia en marketplaces”, explica en una entrevista con FashionNetwork.com.

Plataformas al alza, los marketplaces se configuran como “el lugar en el que estar” en la venta online de moda. Así, con el tramo final del año en el horizonte, Illice Brands Group buscará ampliar el volumen de marcas de su portfolio presentes en el e-commerce de El Corte Inglés y en Amazon, además de dar sus primeros pasos en Zalando. 

El catálogo de IBG está compuesto actualmente por cinco marcas: Conguitos, del segmento infantil; B&W Break&Walk y Mercredy, de calzado y calzado sostenible, respectivamente; Kalk, de joyería; y D. Franklin, que ofrece un “total look” para un público de entre 18 y 35 años.

Una distribución para cada firma



De ese portfolio, D. Franklin ejerce como motor online, mientras que Conguitos hace lo propio en el retail. En el caso de IBG, cada firma sigue su propia estrategia de distribución, si bien la máxima compartida por todas es caminar hacia el crecimiento en el entorno online, que ya supone el 70 % de las ventas de la empresa.

“Por ejemplo, con B&W Break&Walk estamos empezando en e-commerce y El Corte Inglés online; D. Franklin, aunque es una marca nativa digital, también está presente en algunas tiendas de calzado y ópticas; Kalk aún no está en marketplaces, pero nuestro objetivo es introducirla poco a poco; con Mercredy, aunque la distribución vía retail nos está funcionando muy bien en países como Francia o Alemania, estamos experimentando colaboraciones con el e-commerce de D. Franklin, por ejemplo. No es nuestro objetivo principal potenciar esta firma online en 2021; lo será más en 2022”, detalla Esquitino, a modo de resumen de la variedad de canales y estrategias con las que trabaja el grupo.

Con más de 1200 puntos de venta de todas sus marcas (un 60 % de los mismos se sitúan en el territorio español), IBG tiene una presencia consolidada en España, Portugal, Italia, Grecia Francia, Bélgica, Reino Unido, Holanda, México y Estados Unidos. “Nuestra estrategia pasa por trabajar muchos mercados para no depender de un solo país. A la luz de la pandemia, es lo que tenemos que hacer”, sostiene Enrique Esquitino.

En términos corporativos, y en relación con la reorganización acometida el pasado año, en los últimos meses IBG ha creado una serie de nuevas sociedades, de tal modo que cada una distribuye una de sus marcas comerciales.

Además, este 2021, el accionariado de la compañía con sede en Elche se ha ampliado: la segunda generación, integrada por Enrique Esquitino y su hermano Daniel, ha entrado en él, con porcentajes de entre el 25 % y 33 % en el capital de varias de las empresas del grupo. 

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.