×
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
28 oct. 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El modelo de Supreme sufre por problemas de producción y transporte

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
28 oct. 2021

No solo los gigantes del deporte han visto afectada su producción por el cierre de fábricas en Vietnam. Muchas de las fábricas que se han visto obligadas a cerrar para responder a las medidas sanitarias del país también han afectado a marcas de ropa urbana. Con motivo de la publicación de los resultados trimestrales del grupo la semana pasada, los directivos de VF Corp (Vans, The North Face, Dickies, Timberland) volvieron a hablar del impacto de los problemas de producción y transporte en Asia para su negocio.


Modelo de la colección Otoño-Invierno 2021 - Supreme


"El resurgimiento de los confinamientos por el coronavirus en países claves para el abastecimiento, como Vietnam, ha provocado más retrasos en la producción y la red logística sigue enfrentándose a retos sin precedentes", ha explicado Steven Rendle, consejero delegado del grupo estadounidense, en una conversación con analistas financieros. Debido al peso y la diversificación estratégica de las fuentes de suministro de VF, nuestra capacidad de producción internacional se mantuvo en mejor posición que la de la mayoría de nuestros competidores, ya que aproximadamente el 85 % de la producción se mantuvo operativa a lo largo del trimestre. La presión se concentró, en general, en la región del sur de Vietnam, que representa alrededor del 10 % de la base de suministro global de VF. El ejecutivo ha explicado que Vietnam sigue siendo el principal mercado de abastecimiento del grupo y representa una cuarta parte de su producción. También ha señalado que, a pesar de los diversos puntos de entrada y salida con los que cuenta en los puertos asiáticos, las tensiones logísticas también han pesado.

En general, los retrasos en el suministro son constantes y, en algunos casos, han sido de entre 8 y 10 semanas, según ha subrayado. A pesar de estos retrasos, las tasas de cancelación se han mantenido por debajo de los niveles históricos, lo que refleja la fuerte demanda y las escasas existencias en los canales.

Sin embargo, no todas las marcas del grupo parecen haber corrido la misma suerte. Aunque todas las marcas se han visto afectadas y sus plazos se han modificado, Supreme se ha visto especialmente expuesta. "Prácticamente todas nuestras marcas están sufriendo retrasos en las colecciones, diseños y, en algunos casos, en el surtido de tallas, lo que limita su capacidad para satisfacer plenamente la elevada demanda. Pero la marca Supreme ha experimentado un descenso del 30 % en el inventario en torno a sus lanzamientos", ha dicho el director general de VF Corp. Así que, pese a la fuerte tendencia de ventas, estamos perdiendo volumen debido a la limitación de la oferta. Las interrupciones de la cadena de suministro están afectando de forma desproporcionada a Supreme, que tiene una fuerte exposición al mercado vietnamita y, debido a la naturaleza de su flujo de productos, no tiene existencias de remanentes". Por eso, cuando una entrega no llega, tiene muy pocas opciones para cambiar la oferta en la estantería.

"La buena noticia es que las tendencias de ventas siguen siendo muy fuertes y hemos visto una reducción de las existencias, un interés fuerte y continuo y una clara oportunidad para que la marca siga creciendo. Pero creo que estas alteraciones de la cadena de suministro nos ofrecen la ventaja de integrar a Supreme en nuestro modelo. Y a diversificar su huella y centrarnos en áreas donde podemos ayudarles a mantener un mejor flujo.

Por eso, la dirección ejecutiva se muestra optimista con respecto a la marca neoyorquina, aunque admite que el contexto internacional limita la apertura de nuevas tiendas, sobre todo en Europa. No obstante, se espera que Supreme genere unos 600 millones de dólares (517 millones de euros) en el ejercicio 2021-2022.
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.