×
Publicidad
Por
EFE
Publicado el
1 jun. 2010
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El modisto Givenchy visita en Getaria las obras del museo Balenciaga

Por
EFE
Publicado el
1 jun. 2010

San Sebastián, 31 may (EFE).- El modisto Hubert de Givenchy, presidente de la Fundación Balenciaga, ha visitado las obras del museo que se dedicará a la obra del diseñador guipuzcoano en su localidad natal de Getaria.


Balenciaga, Givenchy
Hubert de Givenchy

Givenchy ha conocido el estado del proyecto acompañado por la diputada de Cultura de Guipúzcoa, María Jesús Aranburu; el alcalde de Getaria, Andoni Aristi, y dos representantes del Ministerio de Cultura.

También han acudido a la visita Agustín Medina Balenciaga, el sobrino de Cristobal Balenciaga, y los dos arquitectos responsables del diseño del edificio que albergará el museo, ha precisado la Diputación de Guipúzcoa en un comunicado.

Las obras del museo se encuentran avanzadas y, según la Diputación, el edificio estará concluido el próximo junio, aunque todavía quedará acondicionar el interior para que pueda ser inaugurado, como está previsto, en la primavera de 2011.

El museo, que se presupuestó en su día en 6 millones de euros, costará finalmente 25, de los que 22 millones corresponden a la construcción del edificio y el resto al proyecto museográfico, han precisado fuentes de la Diputación.

El museo podrá ser abierto diez años después de que se pusiera la primera piedra, después de que el proyecto se haya visto retrasado tras la polémica gestión del ex alcalde de Getaria Mariano Camio (PNV), que investiga la Justicia.

Camio fue el gerente de la sociedad pública Berroeta Aldamar, formada por el Ayuntamiento de Getaria, la Diputación de Guipúzcoa y el Gobierno Vasco, a la vez que ocupaba el cargo de vicepresidente de la Fundación Balenciaga.

Según la denuncia presentada por la Fiscalía de Guipúzcoa en 2009, la actuación Camio tuvo "como fin primordial el enriquecimiento y favorecimiento" del arquitecto cubano Julián Argilagos, al que encargó la obra y al que le unía una relación sentimental.

La Fiscalía acusó a Camio de un delito continuado de administración desleal, otro de apropiación indebida y un tercero de falsedad en documento mercantil, además de un delito societario y de otro de malversación de caudales públicos.

La revelación de las presuntas irregularidades frenó el proyecto e incluso llevó al Ministerio de Cultura a congelar una subvención de 1,4 millones de euros en 2008, aunque finalmente el Gobierno aportó los fondos comprometidos y las obras continuaron.

© EFE 2023. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Tags :
Otro
Eventos