El nuevo Reino Unido de Tisci para Burberry

Hay novedades en Burberry; un cambio de imagen radical de la marca de lujo más importante de Gran Bretaña y en general una magnífica primera colección de Riccardo Tisci, presentada el martes por la tarde.

Ver desfile
Burberry - Spring-Summer2019 - Womenswear - Londres - © PixelFormula


El corazón de esta nueva imagen es la nueva versión con curvas del clásico estampado de Burberry. Por si la idea no quedaba clara, el diseñador italiano dejó un pañuelo con el logotipo en la silla de cada invitado, en distintas tonalidades.
 
Tisci trató el sistema de clases británico en este desfile, abriendo con vestidos de gasa y chaquetas dignas de una gran dama de Mayfair y llenando la pasarela de chicas con actitud punk rock, seleccionadas de su colaboración con Vivienne Westwood, para añadir un toque de autenticidad.
 
El show se celebró en el corazón de Vauxhall, al sur del Támesis, literalmente a la sombra de la nueva embajada de Estados Unidos. La invitación decía a las cinco, pero las puertas abrieron a las cuatro, cando ya habían llegado cientos de invitados dado el interés que suscitaba el desfile.
 
La ubicación exacta era una oficina postal, oscura en un principio y repentinamente iluminada al descorrer una cortina gigante que cubría el techo corrugado transparente. Cuando empezaron a sonar los primeros acordes del Unfinished Sympathy de Massive Attack, una serie de paredes de papel de arroz, cortinas de cuero y paneles de contrachapado se deslizaron silenciosamente a su posición. La puesta en escena fue impecable.
 
Era evidente que Tisci había trabajado duro: los modelos se paseaban por el intrincado laberinto de la pasarela con chaquetas cortadas de forma impecable; faldas plisadas de seda con grandes estampados de gatos combinadas con chaquetas de béisbol con logo; faldas tubo de cuero con sudaderas de rugby de cachemir; o un magnífico traje pantalón de lana gris y pata de gallo con mangas fruncidas y codos elásticos. Hay que destacar las gabardinas cortadas con láser diseccionadas por una faja elástica; y un vestido gabardina cargado de correas y hebillas. Un vestido de cóctel fluido con estampado de leopardo, combinado con una riñonera y un bolso de piel con una gran hebilla dorada en forma de B, fue sin duda el mejor estilismo animal print que hemos visto en mucho tiempo.
 
El desfile estuvo cargado de astucias de diseño. Como reducir la mítica tela escocesa beige y roja marca de la casa a una serie de líneas verticales; o la creación de un nuevo accesorio, la manga elástica independiente, disponible en pata de gallo de color gris o en el clásico beige gabardina.
 
El puesto de Tisci es el de director creativo, y aportó un montón de accesorios ganadores: elegantes tacones de serpiente con pequeños medallones a mitad de tacón; o un nuevo bolso con una gran hebilla en forma de B.


Ver desfile
Burberry - Primavera-Verano 2019 - Womenswear - Londres - © PixelFormula

"Es agradable volver. Presenté mi colección de estudiante aquí en Londres, aunque esto es un poco más grande", bromeó Tisci luciendo una camiseta negra con otro logotipo nuevo, una T y una B.
 
"Siempre me ha gustado Londres y me encanta volver a vivir aquí. Todos los días encuentro inspiración en Londres y en su gran diversidad, Cada vez que me adentro en los archivos de la casa encuentro algo aún más bello dentro de  Burberry. Es increíble", añadía Tisci, que tituló el desfile "Kingdom".
 
Durante la cuenta atrás para su debut, Tisci envió múltiples mensajes a través de Instagram; desde fotos suyas hasta osos gigantes repletos de letras "B" situados en todas partes, desde Shanghai hasta el Marble Arch El diseñador italiano también renovó completamente la tienda insignia de la marca en Regent Street, contratando al artista Graham Hudson para crear una gran instalación de andamios y bloques de hormigón. Gran parte de esta colección "see-now, buy-now" se puso a la venta allí justo después del desfile.
 
No todo funcionó en este debut, muchos de los artículos de sastrería masculina se parecían demasiado a su trabajo en Givenchy; y el pase final de ropa de noche (desde siempre la gran debilidad de Burberry), fue un poco predecible. Y aunque el espectáculo fue muy fluido y la ropa estaba impregnada de sentimientos y códigos de Burberry, a veces la declaración de moda era demasiado literal. Uno esperaba encontrar el estilo sexual y el florecimiento vanguardista que marcaron los mejores años de Tisci en Givenchy, en París, su anterior trabajo. Además al desfile le sobraban al menos una docena de estilismos, lo que disminuyó ligeramente el impacto.
 
A pesar de eso, el resultado fue un triunfo indiscutible. Un soplo de aire fresco para Burberry, una pasarela llenas de prendas ponibles, elegantes y maravillosas. La mayor marca de moda británica vuelve a la acción.

 

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - ComplementosLujo - Prêt-à-porterLujo - ComplementosDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER