×
167
Fashion Jobs
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
24 mar. 2020
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El peso real de China en el sector textil durante el coronavirus

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
24 mar. 2020

Llevará un mes muy largo identificar las consecuencias del cierre de la industria china para el sector de la moda e incluso más tiempo extraer lecciones de ello. Pero, en un momento en el que China reanuda gradualmente su actividad, el Instituto Francés de la Moda ya está haciendo un análisis cuantificado de lo que pesaba la producción y las exportaciones locales de textiles y prendas de vestir antes del coronavirus. Una actividad que se ha fortalecido sobre todo gracias a las fuertes inversiones técnicas realizadas en los últimos años.


Un trabajador textil en la provincia de Jiangxi - Shutterstock


De 2008 a 2017, recuerda el IFM, China ha concentrado el 53 % de la inversión global en hilado de fibra corta y el 65 % de la inversión relacionada con herramientas de tejido. Una modernización del equipo que se explica con la explosión de las exportaciones chinas de ropa textil, aumentando la participación del mercado chino del 10 al 38 % entre 2000 y 2018.

En términos de textiles, Francia desaceleró en 2019 sus importaciones chinas de fibras e hilados (47 millones de euros), telas (162 millones) y telas sintéticas (41 millones), pero al mismo tiempo fortaleció sus pedidos de textiles para el hogar (405 millones), línea del hogar (140 millones) y velas y carpas (132 millones).

Por el lado de la ropa, Francia ha reducido ligeramente sus importaciones chinas de urdimbre y trama (2900 millones de euros), tejidos de punto (2691 millones), jerseys (932 millones) y pantalones de algodón femeninos (193 millones), pero aumentó ligeramente los pedidos de camisetas (245 millones) procedentes de la “fábrica mundial”.

Un apodo que recuerda a industria de la moda que China concentra el 32 % de las exportaciones mundiales de ropa. Pero, desde 2015, los pedidos europeos han caído significativamente: un efecto del aumento de los salarios decidido por Pekín a finales de la década de 2000, que manchó la competitividad local y empujó a las empresas a operar el aumento de gama en sus productos. Abriendo el camino a otros países productores de la zona, liderados por Bangladesh, para captar una parte cada vez mayor de pedidos de gama de entrada. Este fenómeno aún continúa hoy, con un aumento del 9 % en las exportaciones de ropa de Bangladesh a Europa.


Una industria cada vez más centrada en el mercado interno



Sin embargo, China conserva cierto control sobre este fenómeno de redistribución del abastecimiento de gama de entrada, en particular a través de fabricantes chinos que poseen sitios de producción en Vietnam, Birmania y otros países del sudeste asiático. El hecho es que esta diversificación de las áreas de producción ha llegado en el momento adecuado para los contratistas internacionales. La industria china también ha recurrido de forma masiva al consumo interno, a favor de de una nueva generación de consumidores.

Según el IFM, el consumo chino de ropa fue de 275 000 millones de euros en 2018 (unos 310 000 millones de dólares). Lo que lleva a China a superar rápidamente a los mercados europeos y estadounidenses, ya que será de unos 464 000 millones de euros (526 000 millones de dólares) para 2030, a pesar de un crecimiento en el mercado de la confección que ya no genera dos cifras, pero es de alrededor del 5 % por año.

 

Una fábrica de ropa en Jiangxi - Shutterstock


El primer trimestre de 2020 está destinado, sin duda, a ser una de las peores cosechas de la próxima década. Zhang Tao, director del subconsejo textil chino, explicó a FashionNetwork.com en febrero que llevaría al menos un semestre recuperar una apariencia de normalidad en la industria.

El IFM cuestiona una posible disminución acelerada en la participación de China en el comercio mundial de ropa. La líder de la industria textil de Bangladesh, Rubana Huq nos dijo en febrero que se espera una caída de pedidos en Bangladesh. Sin embargo, la industria local debe encontrar una alternativa a las telas chinas, que suministran el 20 % de su producción de ropa. Incluso en Bangladesh, la industria china nunca está lejos.
 

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.