El “ready-to-buy” desconcierta a François-Henri Pinault y tienta a Paco Rabanne

El debate se calienta en la industria de la moda con los profundos cambios en el calendario de desfiles. A medida que más y más marcas se involucran en la carrera para reducir el tiempo entre el desfile y el lanzamiento de sus prendas de vestir, como Burberry o Tom Ford, que considera que el sistema actual es una "idea anacrónica que ya no tiene sentido", François-Henri Pinault hace un llamado a la reflexión.

Lanzar al mercado una colección inmediatamente después del desfile "mata la ilusión del lujo", dijo el director del grupo de lujo Kering a la agencia estadounidense de noticias Bloomberg. Hacer que el consumidor espere seis meses, por el contrario, "suscita el deseo".
 

El último desfile de Gucci, enero de 2016 © PixelFormula - © PixelFormula

"Hay marcas para las que un desfile es un evento de comunicación", añadió. "Sin duda Burberry ha tomado la decisión que más le conviene. Nosotros optaremos por lo que más le convenga a nuestras marcas y a nuestra visión del lujo".

Para muchos diseñadores, el desfile hace parte del proceso creativo. Muchas piezas que desfilan y que nunca serán vendidas son a menudo las que dictan las tendencias futuras.

"Adelantar la producción de cuatro a seis meses para lanzar las colecciones al mercado justo después de presentarlas al público es tomar una decisión comercial a expensas de la creatividad. Inevitablemente, al aceptar pedidos anticipados, se tenderá a tomar menos riesgos y al final el desfile será un reflejo de los artículos más vendidos", afirmó recientemente el presidente de la Camera della Moda Carlo Capasa.

Y esto sin olvidar que puede tomar algún tiempo antes de que las nuevas ideas creativas sean aceptadas y adoptadas por el público. ¿Cuántas colecciones fueron criticadas en el momento del desfile para después ser aclamadas al salir a tiendas?

El último ejemplo involucró precisamente a Gucci, la marca insignia del grupo Kering. Los primeros desfiles del director artístico Alessandro Michele no tuvieron muy buena acogida; después, el diseñador y sus creaciones fueron considerados como lo más "cool" del momento.

Por su parte, Paco Rabanne se ha sumado a la tendencia actual y se alista para incursionar en el "ready-to-buy". Inmediatamente después de su show del 3 de marzo en París, la marca diseñada por Julien Dossena lanzará al mercado cuatro modelos en su boutique parisina de la Rue Cambon, en su página web, y a través de sus puntos de venta en la tienda por departamentos estadounidense Barneys.

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Lujo - OtroDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER