×
Publicidad
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
28 jul. 2021
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El segmento de moda y marroquinería domina en el primer semestre de LVMH

Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
28 jul. 2021

El segmento de moda y marroquinería de LVMH ha cerrado un excelente primer semestre. Su peso en el grupo de lujo aumentó en 5 puntos hasta el 48 %. Aunque la amenaza del Covid-19 todavía se hace sentir en diferentes contextos geográficos, su volumen de facturación aumentó un 38 % en crecimiento orgánico durante los primeros seis meses del año, en comparación con el primer semestre de 2019, hasta los 13 860 millones de euros (+81 % en comparación con el primer semestre de 2020), impulsada en particular, pero no exclusivamente, por Louis Vuitton y Christian Dior.


El hombre de Louis Vuitton, reimaginado por Virgil Abloh, aquí en el desfile de verano de 2022 - © PixelFormula


Louis Vuitton ha logrado un desempeño notable, impulsado por su dinámica creativa y su búsqueda de la excelencia artesanal, indica el grupo de lujo en su informe semestral. Las ventas de su casa insignia han aumentado en todas las regiones, incluso en Europa, donde registró "muy buenos aumentos de más del 50 %", según dijo el director financiero Jean-Jacques Guiony durante una conferencia telefónica.

Este último destacó en particular "el inmenso talento de Virgil Abloh", el director artístico de las colecciones masculinas, en referencia a la reciente adquisición por parte de LVMH del 60 % de Off-White, la marca del diseñador estadounidense.

Guiony destacó en particular la contribución más que beneficiosa de Virgil Abloh al grupo y, en particular, a Louis Vuitton. “La idea es continuar y fortalecer la colaboración entre Vuitton y Virgil porque ha sido extremadamente fructífera a lo largo de los años. Nos ayudó a definir un estilo muy preciso y convincente en Vuitton. Y creo que la actividad masculina de Vuitton es muy diferente antes y después de su llegada, y mucho mejor hoy”, dijo. En esa ocasión, nos enteramos de que LVMH tenía una opción de compra sobre Off-White, que expiraba el 30 de junio, lo que explica la reciente transacción.

Christian Dior Couture, por su parte, tuvo "un semestre brillante, con un crecimiento notable en todas sus categorías de productos con los clientes locales". La casa se está preparando para reabrir su histórica tienda parisina en Avenue Montaigne en un formato innovador. Asimismo, su tienda en la calle 57 de Nueva York también se someterá a una importante renovación y, mientras tanto, será reemplazada por una tienda efímera, que acaba de abrir en la Quinta Avenida.

Fendi, que acaba de inaugurar una tienda insignia, también en la calle 57 de Nueva York, Celine, Marc Jacobs y Loewe también tuvieron buenos resultados, al igual que Givenchy, "incluida la primera colección de Matthew Williams, que acaba de llegar a las tiendas, ha tenido un buen inicio".


La proporción de clientes chinos no ha aumentado



Las ventas de todas estas marcas han aumentado en China, con un crecimiento acorde con las actividades de cada marca.

“Aunque estamos haciendo muy, muy buenos negocios con los clientes chinos, la proporción de clientes chinos no está aumentando. Especialmente en Vuitton y Dior; el crecimiento con los clientes chinos es muy fuerte, pero sigue en línea con el crecimiento de las principales marcas. La participación de esta clientela es razonablemente constante respecto al año pasado y especialmente a 2019”, remarcó el director financiero.

Sin embargo, la demanda en este mercado sigue siendo muy alta y no parece haberse visto afectada por la vuelta a la normalidad previa a la pandemia. Según el director financiero de LVMH, los chinos no han cambiado su comportamiento: siguen comprando una gran cantidad de artículos de lujo, sin recurrir más a un gasto más “experiencial” (restaurantes, bienestar, viajes, etc.).


Look del más reciente desfile de Alta Costura de Christian Dior - © PixelFormula


Si bien Estados Unidos continúa consolidándose como un mercado muy fuerte, la sorpresa viene de Europa, donde LVMH ha experimentado un "buen crecimiento con los clientes locales".

“Todavía son insuficientes para compensar obviamente el descenso de la actividad turística que hemos experimentado en Europa; sin embargo estos avances son significativos. Lo cual es muy alentador porque, al menos a corto plazo, el negocio en Europa se moverá a través de clientes locales y no de turistas”, afirmó Jean-Jacques Guiony, subrayando que “esto permite mantener ocupadas nuestras tiendas durante este período, a pesar de la escasez de turistas, que es sumamente importante”.

Específicamente, Francia se está quedando atrás debido a un último confinamiento "un poco más severo" que en otros lugares, y especialmente por su mayor exposición a los flujos turísticos. En menor medida, España e Italia están un poco por detrás de los países más nórdicos, mucho menos dependientes de los turistas y más de los clientes locales, que lo están haciendo bastante bien”, aseguró el ejecutivo.

En cuanto a los canales de venta, LVMH aún tiene que recuperar el flujo de tráfico que tenía anteriormente en su canal minorista. "Las tasas de conversión pueden ser más altas, pero el tráfico aún no está en el punto que estaba antes. Por el contrario, en el comercio electrónico, hemos experimentado un crecimiento muy fuerte, realmente muy fuerte". Sobre este punto, Jean-Jacques Guiony precisa que el grupo no tiene previsto comercializar sus productos de moda y marroquinería en plataformas de terceros.


Un margen operativo corriente de más del 40 %



Con respecto a la rentabilidad, el resultado operativo corriente de la división de moda y marroquinería ascendió a 5660 millones de euros, un 74 % más en comparación con el primer semestre de 2019. Esto significa un margen operativo corriente del 40,8 %. Este último cayó al 22,1 % en el primer semestre de 2020, antes de llegar al 33,9 % al 31 de diciembre.

"Hemos tenido mejoras significativas, especialmente en Dior, pero no solo allí. En particular, marcas como Fendi, Marc Jacobs o Celine, por nombrar algunas, han mejorado considerablemente sus márgenes y están alrededor del 20 %, lo que francamente es un logro", dijo.

El objetivo es preservar el nivel de los márgenes, al tiempo que se incrementan las inversiones en este segundo semestre "para impulsar las estrategias de marketing y distribución que pretendemos desarrollar", indicó el director financiero, al tiempo que destaca que ciertos costes, que habían sido reducidos por la pandemia, como los alquileres de las tiendas, están resurgiendo.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.