×
Por
EFE
Publicado el
18 ago. 2009
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El slip de Warhol, en una muestra que repasa dos siglos de calzoncillos

Por
EFE
Publicado el
18 ago. 2009



Málaga, 18 ago (EFE).- Un calzoncillo con el símbolo del dólar obra del artista Andy Warhol se exhibe en una exposición que repasa dos siglos de ropa interior masculina, desde las camisetas y pantalones con tirantes o mangas hasta los boxer o slip, y revela la universalización de una prenda antes reservada a clases acomodadas.

Esta muestra itinerante, organizada por una empresa fabricante de este tipo de prendas en colaboración con unos grandes almacenes con motivo de la celebración del 75 aniversario de la creación del slip, sorprende a sus visitantes por el contraste entre los modelos antiguos y los actuales, no sólo en el largo, sino también en el material y colorido de los diseños.

El slip talla XXL en el que dejó su huella el rey del Pop Art, Andy Warhol, que está valorado en unos 300.000 dólares, y el modelo especial fabricado en 1963 por encargo de la NASA para los astronautas de las misiones Apollo, con doble cinturilla, calcetines unidos al pantalón y gomas para sujetar las mangas a ambas manos, son las "estrellas" de la exposición.

Entre las ilustraciones que completan la muestra se incluyen las de los primeros modelos publicitarios de ropa interior masculina, de los años 20, que se ponían un antifaz para no ser reconocidos por la calle, cuando hoy incluso la promocionan los futbolistas, ha explicado a Efe el comisario de la exposición, Enrique Cardenal.

De prendas elaboradas de forma artesanal, con máquina de hilar, botones de madera recubiertos de tela, y en algunos modelos con tirantes para evitar que se cayeran los pantalones porque no había tallas disponibles, se pasó más de un siglo después a diseños con estampados o colores llamativos, tejidos adaptables y costuras imperceptibles.

La búsqueda de la comodidad ha marcado la innovación en los diseños de la ropa interior, en la que también ha influido la historia de la humanidad, según Cardenal.

Así, el denominado "Union suit" (con mangas y piernas), con un botón y abertura en la parte trasera, que se puso de moda a principios del siglo XX y se vendió con éxito durante casi 20 años, "después se vio que no era tan cómodo", y se introdujo una versión sin mangas y con media pierna.

La Primera Guerra Mundial hizo que estas versiones quedasen anticuadas porque los soldados traían las nuevas tendencias de Europa: camisetas sin mangas y boxer, pero como el consumo había caído, la empresa Jockey lanzó los primeros calzoncillos estampados, que se asemejan a unas bermudas playeras actuales, para "animar a la gente" a comprar ropa interior, ha indicado.

En los años siguientes fue calando el mensaje de que el calzoncillo era una prenda necesaria y en 1935 surgió el "short" (calzoncillo corto), que fue un éxito, aunque el día de su lanzamiento estuvo a punto de retirarse de las tiendas porque había caído una nevada histórica en el centro de Chicago.

Cuando los vendedores iban a cancelar esta promoción sin precedentes, se dieron cuenta de que los calzoncillos "se vendían como churros", ha relatado el comisario de la muestra.

En las siguientes décadas la demanda de novedades por parte de la población se atendió con líneas más atrevidas, con un corte más bajo, la inclusión del nombre de la marca en la cinturilla de la prenda, la mezcla de colores y los estampados.

En la actualidad, los cortes de las prendas incluyen una investigación anatómica, el empleo de materiales más transpirables y con secado rápido, pero el pasado sirve a algunas marcas, como inspiración para sus creaciones "retro".EFE

mdr/vg/br

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.