Fast Retailing, impulsado por la exportación, publica un récord anual de ganancias

Por primera vez tras el lanzamiento de su marca principal, Uniqlo, en 1949, las ventas del holding Fast Retailing a nivel internacional han superado a las generadas en Japón durante el ejercicio de 2017-2018, según su balance anual que muestra una facturación general al alza en 14,4 %, con 2.130.000 millones de yenes (16 440 millones de euros).


La primera tienda holandesa de la marca, abierta el pasado septiembre. - Uniqlo

Fast Retailing ha exportado su formato y continúa la expansión de Uniqlo, especialmente en Europa y el sudeste asiático. Hay que tener en cuenta especialmente que su rentabilidad se está fortaleciendo, ya que su ganancia operativa aumentó un 34% a 236 200 millones de yenes (1820 millones de euros). Un record para el propietario de Uniqlo, Princesse tam.tam, Comptoir des Cotonniers, Theory, J Brand y GU. Para su ejercicio cerrado el 31 de agosto de 2018, el beneficio neto alcanzó los 154 800 millones de yenes (1190 millones de euros) y registró un aumento de 29,8%  en un año.
 
Si nos centramos únicamente en la marca Uniqlo, las ganancias en Japón han crecido un 6,7% (864 000 millones de yenes), combinado con un beneficio operativo del 24,1% (119 000 millones de yenes). A nivel internacional, la cadena familiar ha generado 896 000 millones de yenes en ventas, es decir, una subida del 26,6%, mientras que el beneficio ha llegado al 62,6%, con 118.000 millones de euros. Por lo tanto, alcanza el nivel de beneficio generado en Japón.

En Europa, los beneficios de la compañía se han duplicado “gracias al sólido rendimiento en Rusia, Francia y Reino Unido”. Uniqlo también ha entrado en nuevos mercados en este período: España, Suecia y los Países Bajos. Ademas, en Estados Unidos, donde la cadena estaba perdiendo impulso y había decidido cerrar sus tiendas de bajo rendimiento, el grupo afirma haber logrado reducir a la mitad sus pérdidas operativas, sin especificar sus cifras.

Por otro lado, hay una parte no tan exitosa, la de "Global Brands", que incluye a Comptoir des Cotonniers, Princesse tam.tam, Theory y J Brand. Aunque las ventas acumuladas de estas marcas aumentaron un 9,5% durante este año, a 154.400 millones de yenes (1.190 millones de euros), principalmente gracias a Theory, precisa el grupo, una pérdida operativa de 4.100 millones de yenes es lamentable (32 millones de euros), "después de una devaluación de 9.900 millones de yenes en Comptoir des Cotonniers y otras marcas". Se prevé una reestructuración en las sedes francesas de Princesse tam.tam (127 boutiques) y Comptoir des Cotonniers (320 puntos de venta), teniendo en cuenta que las marcas perdieron 4 y 13 tiendas respectivamente durante el año.

Tras haber contratado al tenista Roger Federer para aumentar la visibilidad internacional de Uniqlo, el grupo japonés con 3500 puntos de venta planea continuar con su impulso para el próximo año financiero, anticipando una progresión del 8% en sus ventas y del 14,3% en su beneficio de explotación. El jefe del grupo, Tadashi Yanai, pretende competir e incluso superar a sus competidores Inditex y H & M, incluyendo la configuración de un nuevo sistema logístico con Daifuku para optimizar sus flujos y colaborando con Google para identificar mejor a sus clientes.

Traducido por Rocío Alonso Lopez

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER