×
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
8 abr. 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Fast Retailing (Uniqlo) resiste en el primer semestre y eleva sus objetivos para 2020/21

Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
8 abr. 2021

El gigante japonés de la moda Fast Retailing, conocido por su marca insignia Uniqlo, elevó este jueves ligeramente sus objetivos de cifras de negocios y beneficios operativos para el ejercicio 2020/21 gracias a una mejor actividad de la esperada en su primer semestre.


Colección cápsula Uniqlo x JW Anderson para la primavera- verano 2021 - Uniqlo


El grupo apunta ahora a unas ventas por 2,21 billones de yenes (17 010 millones de euros) para el año completo que comenzó el 1 de septiembre, frente a una previsión anterior de 2,22 billones de yenes. Eso supondría un crecimiento del 10 % en sus ventas en comparación al ejercicio 2019/20.
 
Fast Retailing también ha elevado sus perspectivas de beneficio operativo anual a 255 000 millones de yenes, frente a los 245 000 millones de yenes actuales. Esto supondría un aumento del 70,7 % respecto al ejercicio anterior.

Por otro lado, el grupo no modificó su objetivo de beneficio neto para 2020/21, que sigue siendo de 165 000 millones de yenes. Si alcanzara esa cantidad, supondría un salto del 82,6 % con respecto a su ejercicio anterior, marcado por la crisis sanitaria mundial, y una vuelta a sus beneficios récord obtenidos antes de la pandemia.
 
"Hemos revisado al alza nuestras previsiones anuales para reflejar un comportamiento mejor de lo esperado en el primer semestre, pero nuestras previsiones para el segundo semestre se mantienen sin cambios", explicó en un comunicado Fast Retailing, que a principios de año se convirtió en el grupo de distribución de moda más valorado del mundo por delante de Inditex y H&M, en términos de capitalización bursátil.

 

Las ventas se mantienen en el primer semestre, a pesar de la pandemia


 
En los seis primeros meses de su actual ejercicio, el grupo generó un beneficio neto de 105 800 millones de yenes, lo que supone un aumento del 5,4 % respecto a un año antes. Su beneficio operativo semestral se disparó un 22,9 %, hasta los 167 900 millones de yenes, gracias sobre todo al dinamismo de Uniqlo en Japón y China.
 
Sin embargo, el volumen de negocio global del grupo se estancó durante el periodo (una caída del 0,5 %), situándose en 1 202 800 millones de yenes. El fuerte crecimiento de las ventas de Uniqlo en Asia se vio compensado por una caída en otras regiones del mundo, como Norteamérica y Europa, debido al Covid-19.
 
Fuera de Uniqlo, la empresa dijo que las ventas de sus marcas internacionales, incluyendo Princesse tam tam, Comptoir des Cotonniers, Theory y PLST, cayeron un 22,2 % en el primer semestre, hasta 54 500 millones de yenes (420 millones de euros).
 
Sin revelar una evaluación marca por marca, Fast Retailing aisló sin embargo el hecho de que Comptoir des Cotonniers "registró una fuerte caída de los ingresos y una mayor pérdida de explotación debido al cierre temporal de tiendas". Ante estas dificultades, la dirección del grupo presentó a principios de año un plan de reestructuración destinado a cerrar entre 2021 y 2022 en Francia 24 tiendas Comptoir des Cotonniers y 7 boutiques Princesse tam tam, así como todos los corners en grandes almacenes. Según la CGT, 217 puestos están amenazados.
 
Con AFP
 

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.