×
Publicidad
Por
Reuters API
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
11 may. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Ferragamo apunta a duplicar sus ventas a medio plazo, pero advierte sobre impacto de China

Por
Reuters API
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
11 may. 2022

Los ingresos del grupo de lujo italiano Salvatore Ferragamo superaron las previsiones en el primer trimestre pese al descenso de las ventas en China por las nuevas restricciones relativas al coronavirus, y el grupo espera duplicar las ventas a medio plazo.


Foto: Ferragamo - DR


El fabricante de artículos de cuero, famoso por confeccionar zapatos para estrellas de Hollywood como Audrey Hepburn, ha anunciado que sus ventas aumentaron un 21 % a tipo de cambio constante en el primer trimestre hasta alcanzar los 289 millones de euros, superando la previsión media de los analistas fijada en 273 millones de euros.

Esto se debe a los buenos resultados obtenidos en Europa y Estados Unidos. Sin embargo, las ventas cayeron un 2 % en la región de Asia-Pacífico, y el grupo explicó que las ventas minoristas habían descendido respecto al mismo periodo de 2021 en China.

El beneficio operativo se situó en los 24 millones de euros, frente a los 7 millones del año anterior.

La política de "cero covid" que se está aplicando en China, con fuertes restricciones en el centro del lujo de Shanghái y otras ciudades, va a poner en peligro los resultados del sector en el segundo trimestre en un mercado clave, donde actualmente alrededor del 50 % de las tiendas de lujo están cerradas o funcionan con una afluencia reducida, según un informe de Barclays.

Los analistas afirman que las ventas en el país podrían caer entre un 30 y un 50 % en los tres meses que van hasta finales de junio.

El director general de Ferragamo, Marco Gobbetti, ha dicho que el grupo espera aumentar sus ingresos este año a pesar de "la creciente volatilidad geopolítica y económica".

Al perfilar su estrategia, Gobbetti (que se incorporó en enero procedente de Burberry) explicó que el grupo tenía como objetivo duplicar el porcentaje de gasto en marketing y comunicación de los ingresos totales a partir de 2023, y se fijó como objetivo 400 millones de euros en inversiones en el periodo de 2023 a 2026, centrándose en la renovación de las tiendas, la tecnología y la cadena de suministro.

Ferragamo también quiere atraer a consumidores más jóvenes como parte de su renovación.

El grupo ha obtenido unos resultados inferiores a los de la competencia debido a las menores inversiones, la escasa penetración en internet y una oferta de productos que se percibe como anticuada, además de una elevada exposición al gasto en viajes, especialmente afectado por la pandemia.

En general, los analistas esperan que el cambio de rumbo que dirigirá Gobbetti tarde en dar sus frutos.

Los temores de que las restricciones en China (donde Ferragamo obtuvo el 30 % de sus ventas en 2021) puedan durar más de lo esperado en un principio han provocado la venta de acciones en el sector del lujo, siendo el grupo toscano de propiedad familiar uno de los más afectados.

Sus acciones han caído un 40 % desde principios de año, mientras que las de LVMH, líder del sector, lo hicieron un 24 %, y se desplomaron más de un 7 % antes de los resultados del martes.

Esto ha contribuido a reavivar los rumores de una posible adquisición, que la familia Ferragamo desmintió categóricamente el lunes. El anuncio de que Gobbetti se incorporaría como director general ya había frenado las especulaciones de fusiones y adquisiciones a finales del año pasado.

© Thomson Reuters 2022 All rights reserved.