Ferragamo nombra CEO a Micaela Le Divelec Lemmi

Salvatore Ferragamo ha nombrado a Micaela le Divelec Lemmi, ex ejecutiva de Kering, como nueva CEO de la empresa italiana. El cambio no lo es tanto, ya que Le Divelec había asumido esta primavera el cargo de directora general de la empresa.


Ferragamo nombra CEO a Le Divelec para frenar la caída de la firma

Le Divelec Lemmi, que ha ocupado el cargo de directora financiera de Gucci, una de las firmas más exitosas de Kering, se incorporará de inmediato a su nuevo puesto, según afirma la casa de lujo italiana. Ferragamo llevaba sin CEO desde la salida de Eraldo Poletto el pasado marzo, lo cual sembró la discordia en la compañía en lo referente a la estrategia a seguir.
 
La nueva CEO asume ahora el reto de inyectar dinamismo a la firma, que ha registrado resultados átonos en los periodos más recientes. En el comunicado en el que anunciaba su nombramiento, Ferragamo afirmó asimismo que sus ingresos durante el primer semestre bajaron un 3,4% exluyendo los efectos de la conversión de moneda, o un 6,2% en términos reportados, hasta los 674 millones de euros, 11 millones por debajo de los 685 previstos por los analistas. Las ventas al por menor cayeron un 5,2%, frente a la bajada del 7,6% en las ventas al por mayor. 
 
Por regiones, tanto Europa como Norteamérica registran una tendencia a la baja. Incluso los ingresos de Asia-Pacífico han caído un 5,5%, registrando China una caída del 1%,. Sin embargo, en el mismo periodo Hong Kong subió un 32% excluidos los efectos del cambio de divisas. Las ventas en Ebitda cayeron un 14,5% hasta los 117 millones de euros, y su beneficio neto un 23,1%, hasta los 59 millones.
 
Todo esto apunta una necesidad obvia: la de un giro en Ferragamo. En el primer semestre, las ventas en calzado, categoría de producto sobre la que fue fundada la marca, cayeron un 5,55, hasta los 285,6 millones, y la subida en bolsos, marroquinería y accesorios subió solo un tímido 1,6%, hasta los 262,7 millones. También se registró una caída del 8,9% en su división de perfumes, hasta los 117 millones, a pesar del lanzamiento de Amo, concebida como una de sus fragancias principales.
 
Para plantar cara a esta recesión Poletto, CEO de Stuart Weitzman, había planteado la necesidad de una mayor inversión de Ferragamo en marketing y en el fomento del e-commerce. Ignoramos si la nueva CEO seguirá esos derroteros (aún no ha compartido su estrategia), pero sus 20 años de experiencia en Gucci le han permitido ser testigo de cómo una marca puede ser revitalizada hasta convertirse en la más deseable.

Traducido por Carmen Cocina

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

ModaLujoNombramientosBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER