×
Publicidad
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
23 nov. 2022
Tiempo de lectura
6 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Gucci confirma el fin de su colaboración con Alessandro Michele

Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
23 nov. 2022

La luna de miel entre Gucci y su director artístico Alessandro Michele ha llegado a su fin. El diseñador dejará la marca italiana, como lo confirmó el grupo Kering en un comunicado de prensa.


Alessandro Michele en el último desfile de Gucci en septiembre - © PixelFormula


“Hay momentos en que los caminos se bifurcan debido a las diferentes perspectivas que cada uno de nosotros puede tener. Hoy termina para mí un viaje extraordinario que ha durado más de 20 años, en una empresa a la que he dedicado incansablemente mi amor y mi pasión creativa. Durante este largo período, Gucci ha sido mi hogar, mi familia adoptiva. A esta gran familia, a todas las personas que la han cuidado y apoyado, les envío mi más sincero agradecimiento y un gran abrazo desde el fondo de mi corazón”, explicó el director creativo en el comunicado de prensa publicado en la noche del miércoles por el grupo Kering.

El diseñador agradeció a los equipos de Kering, pero también publicó un mensaje en forma de oda a la creatividad: "A su lado, deseé, soñé, imaginé. Sin ellos, nada de lo que he construido hubiera sido posible. A ellos dirijo, por tanto, mis más sinceros deseos: que sigan nutriéndose de sus sueños, materia delicada e impalpable que hace que valga la pena vivir la vida. Que sigan nutriéndose de imaginarios poéticos e inclusivos, permaneciendo fieles a vuestros valores. Que vivan siempre de sus pasiones, impulsados por el viento de la libertad".

Este comunicado de prensa es una confirmación de la información divulgada por la prensa especializada estadounidense en horas de la mañana.

"Tuve la suerte de conocer a Alessandro a finales de 2014. Desde entonces, hemos tenido el placer de colaborar estrechamente a medida que Gucci ha trazado su rumbo hacia el éxito durante los últimos ocho años", dijo Marco Bizzarri, director ejecutivo de Gucci en un comunicado de prensa. “Me gustaría agradecerle por sus 20 años de compromiso con Gucci, así como su visión, su dedicación y su amor incondicional por esta marca excepcional en su rol de director creativo”.

Ya desde hace un tiempo se planteaba la cuestión de mantener al diseñador romano en su puesto, en un contexto en el que las ventas se habían ralentizado significativamente desde principios de año. Este es un problema que debe resolver rápidamente la firma de François-Henri Pinault, que depende en gran medida de su marca estrella. No obstante, el jefe del gigante del lujo francés también elogió el trabajo del diseñador italiano: “El camino recorrido juntos por Gucci y Alessandro en los últimos años es único, y será recordado como un momento extraordinario en la historia de la marca. Estoy agradecido con Alessandro por involucrarse de manera tan personal en esta aventura. Su pasión, su imaginación, su fantasía y su cultura han ayudado a que Gucci vuelva a ser el centro de atención, el lugar donde pertenece. Le deseo lo mejor para el resto de su viaje creativo".


El último desfile de Alessandro Michele sobre el tema de los gemelos fue un gran éxito - © PixelFormula


Por el momento, Kering y Gucci explican que el estudio creativo de la marca se encargará de forma provisional de la dirección creativa de la marca hasta que se anuncie una nueva organización.

Gucci, la principal locomotora de Kering, alcanzó los 9730 millones de euros en ventas en 2021, con un aumento del 31 %, representando por sí sola más de la mitad de la facturación del grupo y las tres cuartas partes de su beneficio operativo. En el tercer trimestre, registró un crecimiento orgánico del 9 %, frente al +4 % del segundo trimestre (+18 % en datos publicados), y del 8 % en los nueve primeros meses del año hasta los 7750 millones de euros. Cuando se publicaron estos resultados en octubre, la gerencia reiteró al unísono que la recuperación estaba en marcha, pero que era una estrategia de mediano a largo plazo. Evidentemente, Kering prefirió optar por un cambio radical.

Con la llegada de Alessandro Michele y del director ejecutivo Marco Bizzarri en 2015, la marca había gozado de un crecimiento espectacular hasta 2019, antes de cambiar de ritmo debido a la pandemia y la fuerte exposición de Gucci en China. Sin embargo, su ralentización se ha acelerado desde principios de 2022, mientras que otras marcas de lujo han registrado un crecimiento récord.

Con su moda ecléctica y rebosante, en la que mezcló géneros e influencias entre la excentricidad y las piezas más clásicas, Michele había conseguido crear un nuevo impulso en torno a la histórica marca, por entonces en decadencia, creando en torno a ella un fuerte entusiasmo. Su éxito inmediato vino acompañado de una estrategia centrada en crear un universo único y reconocible en torno a su estilo, que se fue enriqueciendo poco a poco a lo largo de las temporadas.

Esta misma estética que se ofrece de temporada en temporada parece haber perdido fuerza en el último año y, de hecho, parece menos deseable en la actualidad.

Luca Solca, analista de Bernstein, no duda en calificar este retiro como "muy buenas noticias", incluso si al hacerlo corre el riesgo de hacer tambalear el precio de las acciones de Kering. El analista cree que “Gucci sufre de fatiga de marca, ya que Alessandro Michele lleva siete años repitiendo lo mismo una y otra vez”, lo que ha acabado por molestar a los consumidores que solían comprar en masa los productos de la marca a la llegada del diseñador, es decir, el público del mercado chino.

"No es sorprendente. Para volver a acelerar, Gucci debe abrir un nuevo capítulo creativo. Lo cual, muy probablemente, solo se puede lograr con nueva energía creativa y nuevos talentos", afirmó en su comunicado.

Los analistas de RBC comparten la misma opinión. "Después de siete años a las riendas del motor creativo de Gucci, bien puede ser hora de un cambio, y parece que se está formando un consenso entre los inversores institucionales de que se necesita un nuevo enfoque para relanzar la marca", indicaron, señalando que "en general, es probable que la noción de un cambio en la dirección creativa de Gucci se considere positiva".

En los últimos meses, Gucci ha sido objeto de importantes contrataciones, con el nombramiento en la primavera pasada de Laurent Cathala como responsable del segmento de moda en la Gran China, y de Maria Cristina Lomanto como vicepresidenta ejecutiva y directora general de la marca. Benjamin Cercio ha sido designado como director de comunicaciones globales, mientras que Robert Triefus ha sido ascendido al puesto de director general de Gucci Vault y Metaverse Ventures.

Más importante aún, se creó el puesto de director del estudio, que se encomendó este verano a uno de los diseñadores sénior de Gucci, cuyo nombre no ha sido revelado, con la misión de supervisar al equipo de diseño para apoyar al director artístico. Esta posición ahora podría ser estratégica para asegurar la transición o, por qué no, tomar el relevo. Algo similar a lo que sucedió en Bottega Veneta, otra marca de Kering, cuando Matthieu Blazy reemplazó a Daniel Lee con poca antelación, después de que fuera despedido hace apenas un año. O incluso en Gucci, cuando Alessandro Michele, quien había estado en la compañía desde, 2002 hasta convertirse en la mano derecha de Frida Giannini a partir de 2011, llegó a liderar el estilo de la marca de la noche a la mañana.

Al abrir los horizontes de la marca hacia la moda inclusiva y sin género, Alessandro Michele ha permitido notablemente rejuvenecer a la clientela en los últimos años. El diseñador de 50 años, licenciado de la Accademia di costume e di moda de Roma, comenzó su carrera en Les Copains, donde rápidamente se dedicó a los accesorios. A fines de la década de 1990, se unió a Fendi, donde continuó con su énfasis en categoría de productos y se codeó con Karl Lagerfeld, quien en ese momento diseñaba allí las colecciones de prêt-à-porter de mujer. En 2002 fue contratado por Tom Ford, nuevamente para ocuparse de los accesorios, esta vez de Gucci, donde escaló posiciones para convertirse en el director creativo asociado de la directora artística Frida Giannini. También asumió la dirección artística de la fábrica de porcelana Ginori, adquirida por Kering en 2013.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.