H&M, Asos y Zalando buscan reducir los costos de entrega

Siguiendo los pasos de H&M, que ahora limita las entregas gratuitas a sus miembros “Plus”, y de Asos, que había señalado el lastre de las “devoluciones en serie”, ahora llega el turno de Zalando con la eliminación de las entregas gratuitas en Italia, Irlanda, España y Reino Unido.


Los envíos han sido históricamente uno de los principales factores de gasto de los portales web - Shutterstock

Italia había experimentado este cambio a finales de 2018, informa el periódico belga Tijd, antes de una ampliación de la medida a otros países en los últimos días. Para los pedidos por debajo de los 24,9 euros por canasta, Zalando ahora cobra una tase de 3,50 euros por las entregas a domicilio a los italianos, y de igual forma a los británicos (3 libras), mientras que la tasa es de 3 euros para los irlandeses y de 2,90 euros para los españoles. Algunos países, como Bélgica y Francia, continúan beneficiándose de la entrega gratuita, puerta a puerta o en puntos de entrega, con la posibilidad de elegir entrega urgente dentro de dos días por 9,95 euros.

Esta decisión del gigante alemán de la moda en línea evidencia un fenómeno de sustancia que parece afectar al comercio electrónico europeo. "Solo Amazon tiene los medios para realizar entregas gratuitas sufriendo pérdidas", es lo que han comentado los círculos profesionales europeos del sector durante años. Profesionales que, sin embargo, han tenido que adaptarse a la creciente exigencia de los compradores en términos de entrega. Pero ante la erosión de las ventas de ropa que afecta al Viejo Continente, las marcas físicas y los portales web ahora están racionalizando sus argumentos de venta logística.

Como informaba FashionNetwork.com hace unos días, el grupo H&M ha decidido no realizar más envíos de forma gratuita, estableciendo el límite simbólico en 25 euros. Un incentivo para gastar más que también se traduce a que ahora las entregas gratuitas son solo para los miembros "Plus" establecidos por el grupo, equivalentes al programa "Prime" de Amazon.

Por su parte, Asos ha iniciado una lucha contra las "devoluciones en serie", que surgen de clientes que piden una gran cantidad de productos en una gran cantidad de tallas. Ahora, en caso de darse demasiadas devoluciones, o si el portal sospecha que los productos devueltos han sido usados, Asos se reserva el derecho de bloquear a los usuarios de su portal.

"Necesitamos asegurarnos de que las devoluciones sean sostenibles para nosotros y para el medio ambiente", ha explicado la plataforma a sus usuarios.

Los envíos han sido históricamente uno de los principales factores de gasto de los portales web. Especialmente durante la etapa de entrega del "último kilómetro", que es, con mucho, la más complicada en materia de organización y costo. Si bien la velocidad de entrega, la ausencia de costos de envío o la devolución gratuita eran un fuerte argumento en un contexto de proliferación de portales a mediados de la década del 2000, este final de década parece establecerse como un momento de racionalización logística de parte de los líderes establecidos.

Traducido por Hernández Moya Sebastián

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - ComplementosModa - CalzadoModa - OtroBelleza - OtroDistribución
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER