×
Traducido por
Barbara Santamaria
Publicado el
27 ene. 2017
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Happy Socks presenta sus nuevas oficinas en Estocolmo

Traducido por
Barbara Santamaria
Publicado el
27 ene. 2017

La compañía sueca de calcetines Happy Socks se ha mudado este mes a sus nuevas oficinas en el barrio Lärkstaden en Estocolmo.

Ocupando un espacio de 1.300 metros cuadrados donde antes se encontraba la embajada de China, las oficinas  albergan a los equipos de diseño, administración y producción de la marca, además de un estudio, un showroom y una agencia interna llamada “The Happy Agency”.

La fachada de las oficinas en Estocolmo representa el espíritu alegra de la marca


“Estamos encantados de abrir nuestra Happy House, la nueva sede de Happy Socks, y convertirnos en la primera casa de calcetines de moda del mundo”, dijo el fundador de la llamativa compañía, Mikael Söderlindh.

Söderlindh creó la firma junto a Victor Tell en 2008, ganando popularidad gracias a sus productos llenos de colores y espíritu positivo. Los calcetines de Happy Socks están ahora disponibles en más de 90 países en todo el mundo.

A pesar de que enero de 2017 aún no termina, el nuevo año ha traído otra gran novedad para la marca. La compañía fue comprada la semana pasada por Palamon Capital Partners, en una venta que alcanzó más de 725 millones de coronas suecas (unos 76 millones de euros). Palamon Capital invirtió unos 40 millones de coronas suecas adicionales (cerca de 4,2 millones de euros) para apoyar la expansión de la compañía.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.