House of Fraser y New Look merman los valores de Intu, pero la compañía se muestra optimista

El gigante británico de centros comerciales Intu se ha mostrado cautelosamente optimista al comunicar sus resultados parciales, pero es innegable que su rol como  distribuidor no pasa por su mejor momento. Las declaraciones al respecto de David Fischel, CEO del grupo desde hace 17 años, parecen inferir que podría dejar el cargo tras haber hecho frente a estas turbulencias. Tras 30 años en la compañía y más de la mitad de ellos como figura clave en su estrategia, se espera que Fischel se retire una vez se haya designado a su sucesor.


Uno de los centros comerciales Intu.

Pero esa estrategia fracasó estrepitosamente hace unos meses, cuando su cacareada fusión con Hammerson fue cancelada como consecuencia de la reticencia de los accionistas de esta última ante dicha fusión. Fischel esperaba irse una vez ésta se hiciese efectiva, pero terminó por quedarse para manejar la situación.
 
El pasado jueves, Fischel declaraba que, “en un periodo de debilitamiento en el sector de la distribución y su consiguiente impacto en la tasación de centros comerciales de primera categoría, Intu ha mostrado su resiliencia”, en referencia al primer semestre de 2018, “lo cual refleja la alta calidad de nuestro negocio, que ha salido adelante en un entorno cambiante”.
 
John Strachan, presidente de Intu, añadió que Fischel había supervisado “acciones transformadoras” en la historia de la empresa. Ello no ha impedido la caída del valor de los activos netos por acción de la firma, un factor clave para medir la solidez de la red de centros comerciales de Intu. Así, el valor por acción cayó en este primer semestre de 2018 hasta los 309 peniques, en contraste con los 359 peniques registrados al término del segundo semestre de 2017.
 
Fischel afirmó que “la situación en el negocio de la distribución y sus espacios ha sido extremadamente negativa. El mercado de inversión en centros de distribución se ha enfriado notablemente; en concreto, el valor de nuestras propiedades ha caído un 5,6% en términos comparables, principalmente como consecuencia del incremento de los tipos de interés”.
 
Pese a que en principio no cerrará ninguna de las tiendas de House of Fraser situadas en centros comerciales de Intu, la atmósfera de debilitamiento ha llevado a la compañía a una pérdida de 507 millones de libras antes de impuestos, cuando hace un año obtuvo beneficios por valor de 123 millones. Aun así, los beneficios subyacentes han logrado permanecer estables, con 98,5 millones.
 
Pese a todo, los ingresos netos por alquiler han crecido un 1,3% en términos comparables, sustentados por un aumento de los contratos de arrendamiento y de los precios de los alquileres. La afluencia de clientes ha sido razonablemente robusta, a pesar de que las adversidades climáticas mermaron sus visitas durante el primer semestre. Así, la caída de la clientela ha sido solo de un 1,3%, frente a otras más acusadas de competidores como ShopperTRack, que se situó en un 3,3%.
 
Con sus centros comerciales superando los resultados de la media del mercado, y siendo la compañía una de las más activas a la hora de introducir nuevas experiencias en ellos, parece probable que Intu sea una de las empresas beneficiadas cuando Gran Bretaña recupere el pulso para salir de su actualmente sombrío escenario.

Traducido por Carmen Cocina

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

ModaLujoBellezaLifestyleDistribución
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER