×
Publicidad
Por
EFE
Publicado el
18 sept. 2008
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Intensa y variada jornada pone fin a los desfiles de los mas consagrados

Por
EFE
Publicado el
18 sept. 2008

Mila Trenas

Madrid, 18 sep (EFE).- Intensa jornada en la que se presentaron doce colecciones, algunas interesantes, y que puso fin a la primera parte de "Cibeles Madrid Fashion Week", dedicada a los diseñadores consagrados, y a alguno joven, ya que mañana el protagonista será El Ego.



Carlos Diez - Desfile Septiembre 2008

Y lo mejor de toda la semana: los zapatos, diseñados en su mayoría por los propios creadores. Los de líneas clásicas o los más novedosos; los de interminable tacón y los bajos; de hombre o mujer, en prácticamente todos los desfiles han sido perfectos. Quizá habría que poner más atención a un sector en el que realmente somos líderes.

Por lo visto estos días, se puede hablar de algunas tendencias para la próxima temporada estival. El beige, como color estrella de un armario en el que habrá muchos vestidos-tanto con grandes volúmenes y escotes enriquecidos con aplicaciones y lazadas- como los muy cortos y limpios.

El mono, amplio y cómodo, se sitúa muy por encima del pantalón que continúa sin recuperar su lugar en el podio, aunque se va acercando. Los que aparecen son pitillo total, tipo malla, o muy anchos y con predominio de los de tiros muy largos de inspiración hindú.

En su primer desfile en solitario parece que Carlos Díez va "haciéndose mayor". "MC" es una colección en su estilo, muy bien hecha, con mucha costura, y en la que se arriesga con un curioso estampado de gallinas, casitas, patitos que habitan en un paisaje campestre y que ha llevado también a los complementos.

Pero no olvida el negro en una colección cuyo hilo conductor son las polainas, y que se ilumina con azul añil, oro, cuero.

Novedad en las creaciones de Sita Murt, que contó con la colaboración de la actriz y cantante Gala Évora, han sido los vestidos-flor de fiesta en seda natural en tonos fucsia, coral, así como las pecheras, llenas de jaretas y detalles. La importancia que da Sita a las sensaciones se traduce en materias muy suaves, que sean una caricia para el cuerpo y lo consigue incluso en los vestidos tejidos con hilos plateados.

La porcelana se convierte en prenda de vestir de la mano de Anna Figuera y Macarena Ramos, El Delgado Buil. Con música en directo y con el beneplácito de la crítica y el público, mostraron estampados, en colores malvas, empolvados, con algún contraste en negro y dorado, que crean una mujer sexy, de los ochenta, pero a la vez actual con volúmenes muy anchos, tanto en hombre como en mujer.

La joven Krizia Robustella apostó en su primera colección en Cibeles por las amplísimas prendas vaqueras y el punto estampado en rosa con las letras "Guau", en referencia al ladrido de los perros, cuyos bozales lucieron algunas de las modelos y que tuvieron una presencia fantasmal. Por su parte, Antonio Alvarado quiso cortar con todo lo anterior:largos muy largos; cortos muy cortos; disparidad y superposiciones fueron su apuesta.

El blanco como color y la rafia como tejido definen la colección en la que Juana Martín se ha inspirado en los setenta, para los vestidos minis y las líneas rectas depuradas. Ha deshilachado la rafia y la ha llevado a todas las prendas femeninas, incluido el bañador.

Para acabar, quince vestidos negros largos, muy trabajados, con volantes, volúmenes, organizas drapeadas y un toque de pluma para la noche sofisticada.

Jan iú Més son la pareja formada por Jan Zamora y Alfonso Peña que por primera vez pisan la pasarela madrileña y lo hacen con una colección de hombre en la que reinterpretan la sastrería clásica. También solo para hombre fue la de Josep Abril, caracterizada por tejidos ligeros, de aspecto plastificado, de nylon, bambú, lana fría o algodón.

Nicolas Vaudelet, para El Caballo, acertó con propuestas en las que mezcló influencias mozárabes con tendencias actuales, pasando por las raíces sevillanas, como la camiseta llena de cruces y medallas andaluzas. Muy especial su uso de la piel.

Las nuevas dimensiones y los amplios volúmenes, logrados en ocasiones por los propios tejidos dominaron en el desfile de María Lafuente, inspirada también en aires hindúes.

El broche final lo pusieron las creaciones de baño de Dolores Cortés y Guillermina Baeza. En un baño muy real, las dos diseñadoras presentaron propuestas diferenciadas.

La de Guillermina Baeza está inspirada en la alta costura parisina de los años 50, con lazos, grandes flores y estampados de leopardo o plumas. Esta firma ha introducido como novedad un raso elástico con licra.

Más arriesgada es la de Dolores Cortés que apostó por una composición de termoplástico moldeado con calor sobre el cuerpo para adaptarlo. Esta aplicación se remite en todas las prendas de líneas geométricas con dominio del fresa y el naranja. EFE

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.