×
Publicado el
23 ene. 2020
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Juana Martín revive los patios de Córdoba y sus raíces gitanas

Publicado el
23 ene. 2020

En una mañana en la que el invierno parisino se abría paso con temperaturas que rodaban bajo cero, la diseñadora Juana Martín inundó de primavera la cuarta jornada de la semana de la Alta Costura. La festividad de los patios de Córdoba, en la que las fachadas de herencia islámica compiten en belleza gracias a coloridas flores plantadas en arriates y macetas colgadas en las paredes, inspiró la colección "Les cours de ma maison", con la que la diseñadora flamenca quiso rendir homenaje a sus orígenes y a su ciudad natal.


El desfile de Juana Martín contó con los tocados de la firma sevillana Tolentino - Juana Martín


Sobre un fondo de cante jondo y "quejíos" flamencos, la Embajada de España en París acogió un desfile un desfile de moda andaluza contemporánea, en el que dominaron las clásicas superposiciones de amplios volantes, en mangas, largas faldas o incluso hombreras. Volúmenes trabajados en escotes dramáticos o mangas abullonadas, que no quitaron protagonismo a diseños de tradición reinterpretada, con anchos pantalones palazzo, superposiciones de faldas sobre encaje o incluso modelos de sastrería dos piezas, para flamencas jóvenes de espíritu masculino.

Las imprescindibles plantas que florecen a los patios llegaron en forma de estampados y apliques bordados por Manuela Romero, en la recreación de una hiedra en intenso verde que parecía adueñarse de un largo diseño en tono blanco; así como en las siluetas de encajes brillantes, las ajustadas transparencias negras y la reinterpretación de los clásicos mantones de Manila. Los indispensables lunares de la cultura andaluza aparecieron en diseños blanco y negro, como los del minivestido lucido por la modelo cordobesa Águeda López, mientras que el resto de siluetas se declinaron en relajados tonos pastel.


La actriz Rossy de Palma hizo una aparición estelar, bailando al cierre del desfile - Juana Martín


Por su parte, los accesorios en la cabeza representaron un papel protagonista, con propuestas que fueron desde el velo con cola más propio de las novias, a las capuchas de encaje o los espectaculares tocados florales de la casa sevillana Tolentino. Y la guinda del pastel corrió a cargo de la musa de Almodóvar, Rossy de Palma, responsable de cerrar el desfile, enfundada en un diseño negro de incrustaciones brillantes. La actriz, que tan solo unas horas antes desfilaba para Jean Paul Gaultier en su último show, se apropió de la canción "Di mi nombre", de Rosalía, para concluir la presentación a golpe de pasos de flamenco.

"Soy la única mujer gitana en el mundo de la moda", afirmó Juana Martín, visiblemente emocionada tras el desfile. Tras su debut en 2005 en la semana de la moda madrileña, la diseñadora ha desfilado en pasarelas especializadas como Simof, el salón internacional de la moda flamenca de Sevilla, o la Valmont Barcelona Bridal Fashion Week. Pero ahora París es la prioridad para la marca. "Llevábamos varios años viniendo, es el quinto desfile que hacemos en Francia. Para nosotros es nuestra gran apuesta", asegura.

¿Dónde queda Madrid entonces? "De alguna forma sentía que ya no tenía que estar allí", comenta, recordando que el viaje para su primer desfile a París lo hizo en una furgoneta cargada de sus propios diseños. "Allí sentía que, en cierto modo, se tapaba mi cultura y mis raíces. Me dije "no" a mí misma. Es lo que sé hacer y lo que me gusta", asegura con rotundidad, añadiendo que en el extranjero "no solo se valora, sino que se entiende el concepto". Al fin y al cabo, el flamenco del Camarón que tanto ha inspirado sus diseños es, ante todo, un idioma universal. La diseñadora no tiene dudas: "Yo quiero ser Juana, haciendo mi flamenco, mi mundo, mis valores y mis tradiciones". Y eso es lo que dicen sus desfiles.



 

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.