×
Publicidad
Publicado el
16 sept. 2022
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Julia González (Momad): "Hemos aprendido a consumir y trabajar de manera responsable"

Publicado el
16 sept. 2022

Este viernes 16 de septiembre, Momad regresa al pabellón 8 de Ifema en su segunda edición del año. Una cita con la moda, el textil, el calzado y los accesorios que tendrá lugar en Madrid hasta el próximo domingo 18. Una vez más, el salón profesional se celebrará junto a las ferias Intergift, Bisutex y MadridJoya, en un intento por impulsar las sinergias intersectoriales. Con más de 300 marcas venidas de un total de 18 países diferentes, el certamen mira con optimismo a su nueva cita, que por el momento ya ha superado las expectativas de la organización en materia de expositores y visitantes registrados. FashionNetwork.com conversa con la directora del evento, Julia González, para conocer los detalles de esta nueva edición.


Julia González, directora de Momad - Momad



FashionNetwork.com: ¿Cómo ha sido la preparación de la edición de septiembre de las ferias?

Julia González:
 Ha sido un proceso difícil. Las ferias que se organizan justo después del verano siempre requieren una organización más compleja, con personas que quieren dejar todo cerrado en julio o la pausa de vacaciones que dificulta las gestiones en agosto, pero la verdad es que llegado a este punto estamos muy contentas. Los resultados son buenos, nos acompañan los visitantes. Creo que va a ser una feria estupenda.

FNW: ¿Esta nueva cita ha superado las expectativas?

J.G:
Lo cierto es que justo hace un año, cuando celebramos la primera feria física tras la pandemia, teníamos unas expectativas muy pequeñas por culpa del fuerte impacto que había tenido el Covid-19 sobre la industria. Por aquel entonces, el sector se había quedado muy perjudicado y, sin embargo, la feria de septiembre del año pasado estuvo viva. Supuso un resurgir, después de las restricciones que limitaron la vida social y empujaron la tendencia de ropa deportiva o "homewear". La feria de febrero fue aún mejor, así que nuestras perspectivas eran positivas. Pero la verdad es que hemos superado las expectativas y casi hemos tenido que colgar el cartel de lista de espera. El pabellón 8 estará a su máxima capacidad y hemos tenido que ajustar los pasillos al máximo para poder dar la posibilidad de participar a todas las empresas que lo deseaban.

FNW: ¿Cuál es el tipo de perfil de las nuevas marcas que se incorporan a Momad en esta edición?

J.G:
Hay un poco de todo. Por ejemplo, tenemos marcas de amplia trayectoria que no habían participado hasta ahora, como es el caso de Cuplé. Por otro lado, hay otras empresas de nueva creación como Fuga, una marca de moda sostenible. No hemos pegado una subida radical en ninguna tipología ni sector sino que la evolución está siendo bastante gradual.

FNW: ¿Qué representación internacional acudirá a la cita?

J.G:
La feria contará con la presencia de empresas procedentes de 18 países diferentes, como Alemania, Francia, Dinamarca, Italia, Grecia, Portugal, Reino Unido, Polonia, Turquía, Paraguay, Colombia, Venezuela, Estados Unidos, India, Indonesia o Pakistán. Con respecto a los visitantes, ya hemos superado el número de registrados de las ediciones anteriores, así que los augurios son bastante buenos. Hemos organizado una campaña para traer a compradores internacionales y el hecho de celebrar la feria junto a Bisutex y MadridJoya, que también tienen un potente programa de compradores, pues ayuda a impulsar aún más la feria. Al final, el visitante viene a la feria para llevarse una panorámica completa y, en general, se busca el look global para las tiendas multimarca.

FNW: De hecho, Momad cambió sus fechas iniciales de forma que finalmente coincide de nuevo con las otras ferias. ¿Cuál es la importancia de esta coincidencia para los participantes en el salón?

J.G:
  Decidimos hacer una consulta con nuestros expositores para estudiar si preferían celebrar la feria en una fecha más temprana en solitario, que es el formato tradicional, o si querían retrasarla una semana para poder coincidir con los otros eventos. La respuesta fue abrumadora. Al fin y al cabo, esto permite que toda la oferta esté concentrada y que los visitantes solo tengan que desplazarse una vez para llevar a cabo sus compras de una forma completa. Así que el cambio de fechas ha sido positivo y bien recibido por parte de todos, no solo en el caso de Momad sino de todas las ferias.

FNW: ¿Qué sensaciones se respiran en cada uno de los eventos?

J.G:
Bisutex se encuentra en los mismos términos que Momad, con el pabellón lleno hasta la bandera y muy buena acogida por parte de los expositores. Después de una edición de febrero flojita, ya que el grueso de las ventas se hace en septiembre, MadridJoya se anuncia espectacular. Le hemos dado una vuelta a la puesta de escena de la feria para darle una apariencia más de moda y menos tradicional, queríamos poner en valor el producto de buen diseño y bien trabajado. Ha tenido una recepción muy buena. Las sensaciones son muy positivas, solo falta que el visitante responda. Sobre Intergift, la parte de decoración se presenta muy bien y se ha recuperado también de manera sustancial el tema del regalo, los souvenirs y el juguete, con la participación de empresas que hacía tiempo que no venían.

FNW: Tras la pandemia, las empresas se enfrentan a retos en la cadena de suministro o encuentran problemas como el impacto de la inflación y la guerra. ¿En qué punto se encuentran las marcas participantes?

J.G:
El tono general de las marcas ante ante este panorama es bastante optimista con respecto a ediciones anteriores, hemos aprendido que siempre puede pasar alguna cosa. Creo que hemos sufrido tanto con la pandemia y hemos estado expuestos a tal nivel de incertidumbre e indecisión, que en cierto modo hemos salido reforzados. Evidentemente, la incertidumbre está ahí, pero creo que hemos endurecido un poco nuestro caparazón. Y la filosofía es un poco "lo que tenga que venir, vendrá".

Hay que estar con los ojos abiertos y preparados, no podemos paralizarnos. Creo que la actividad comercial, al igual que la actividad de la restauración del turismo, se mueven de forma conjunta. Y en el ámbito del estilo de vida, las actividades van muy de la mano. Pienso que no nos va a ocurrir como en crisis anteriores, ahora hemos aprendido a consumir y a trabajar de manera responsable sin invertir más de lo que podemos ni gastar más de lo que podemos. Por la propia inercia de las cosas, no podemos parar y vamos a seguir adelante.

 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.