×
Por
AFP
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
6 jul. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Julien Fournié: "Ser vulnerable es la cosa más hermosa"

Por
AFP
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
6 jul. 2022

"He llorado mucho haciendo esta colección". El diseñador Julien Fournié puso en escena a una mujer sexy y "ultravulnerable" como reacción a la pandemia, a la guerra y al auge del extremismo, en su desfile de Alta Costura del martes.


Julien Fournié - otoño/invierno 2022 - Haute Couture - París - © PixelFormula


Después de presentar sus colecciones en vídeos ligeros durante la crisis sanitaria, el diseñador francés volvió a la pasarela por primera vez el martes, con un show con el que quiso ser "catártico" ante la "desesperación de nuestro tiempo".

"Celebro este regreso con algo muy oscuro", afirmó.

"Me dio un bajón enorme después de este periodo de Covid... Casi cierro mi marca", admitió.


Medusa y mantarraya



El tema de la colección era "la luz en medio de la nada". Se notaba en los bordados y las texturas. El objetivo era encontrar la luz que existe en la oscuridad. El show tuvo lugar en el Bridge, un club nocturno parisino situado bajo el puente Alexandre III, de forma muy privada.

"Ya no quiero una dimensión de personalidad. Es el momento de mostrar mi trabajo", dijo en una entrevista con la AFP en su estudio, durante un casting.
Tras dos años de ausencia y experiencias virtuales, no oculta su emoción por volver al show físico.

"Si hay una chica que se cae, se cae y todo el mundo lo ve. En una película, si se cae y hay un problema con un vestido, se corta y se vuelve a grabar", aseguró, mientras hacía que las modelos se pusieran unos tacones vertiginosos.


Julien Fournié - otoño/invierno 2022 - Haute Couture - París - © PixelFormula


"Estoy muy contento de volver a la pasarela y, al mismo tiempo, es como si hubiera olvidado cómo montar en bicicleta, como si hubiera perdido los hábitos de costura. Te pone en peligro, pero es lo que te hace reaprender tu trabajo", mencionó el diseñador.

La música era dramática, las chicas, enfundadas en vestidos largos que esculpían la figura, estaban un poco desaliñadas con el pelo despeinado y los labios pintados de verde oscuro.

Las mantarrayas y las medusas aparecían en los colores y elementos de algunos de los vestidos, evocando tanto la fascinación como el miedo.


"Derecho a ser sexy"



Aficionado al cine, vio películas "duras" como "Alien", "El silencio de los corderos" o "Seven" para diseñar los trajes.

Como en muchas de las colecciones de esta temporada, la mayoría de los looks eran ultrasexys, con transparencias y muchas aberturas en el cuerpo.

"Es una colección muy sexy. Algo que no suelo hacer", afirmó Julien Fournié.

Lo ve como una reacción al auge de la religión y el comunitarismo. "Somos un país laico y estamos hartos de este lío del cuerpo humano. Creo que en Francia todavía tenemos la libertad de ser sexys o estar desnudos", argumentó.

"Es una colección antiextrema", proclamó, juzgando que el pudor sartorial desencadenado por el movimiento Metoo también formaba parte de los extremos.

"Mostrar el cuerpo en esta época es ser vulnerable. Y ser vulnerable es lo más hermoso que nos puede pasar", sentenció.

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.