×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
17 feb. 2020
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

JW Anderson: volúmenes optimistas e inspiradores

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
17 feb. 2020

En JW Anderson, todo estuvo centrado en los volúmenes, con una colección hiperdimensional hecha para un momento inspirador el lunes en Londres.
 

JW Anderson - Otoño 2020 - Londres - Foto: FashionNetwork.com/Godfrey Deeny



Anderson telegrafió su idea con la invitación a su show en Yeoman House, la cual mostraba una fotocopia negra de un vestido de lana esférico masivo. Impresión serigráfica primitiva, donde la imagen se convierte en una silueta arquitectónica con contorno uniforme.

Como la mayor parte de esta colección, con sus formas gigantescas, cuellos de 24 pulgadas, hombros curvilíneos y destellos exagerados. Hubo muchos vestidos con hombros terminados con fragmentos de celuloide antiguo que parecía hielo, o incluso algas de plástico. Lo cual era ligeramente extraño, pero bastante maravilloso.

 “Haciendo una entrada triunfal. Jugando con texturas y volúmenes. Inflando y reduciendo. Nouveau chic de alguna manera, como ese tiempo en los años 20 cuando todo resurgía y repercutía”, explicó Anderson, quien salió a saludar con una sudadera con capucha marrón muy gastada y vaqueros azul claro desgastados.

Los años 20 se ven sobre todo en un notable vestido de punto rosa y turquesa con sutiles hombros abullonados. En todo momento, Anderson jugó con formas modulares extrañas, creando estas grandes estructuras gracias al tejido de punto circular.


JW Anderson - Otoño 2020 - Londres - Foto: FashionNetwork.com/Godfrey Deeny



Entre otros looks dramáticos encontramos un esmoquin con cuello chal y, lo más sorprendente, un par de vestidos saco que parecían fantásticas latas de cerveza de deformadas, como si JW Anderson hubiera hecho una cerveza especial.

“Hubo un tiempo en que estaba obsesionado con los anuncios de Guinness, con los caballos corriendo. No por ser cliché e irlandés. Pero me gustaba la tipografía de Guinness: dorado y negro con un toque de plata. Y me gusta el resultado de aplastar una lata al pararse ante ella. Así que esos grandes abrigos masivos parecían un poco como la gente de principios de los 90 disparando en Donegal. Esa clase de momento que se revelaba cuando estábamos haciendo la colección”, se rio.

La siguiente parada en la agenda hiperactiva de Anderson es el lanzamiento de Moncler en 48 horas en Milán, cuando el irlandés se unirá al proyecto Moncler Genius.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.