×
Publicidad
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
22 ago. 2022
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Kering podría diversificarse en el sector de la belleza

Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
22 ago. 2022

¿Será Kering la próxima empresa de lujo que gestione directamente su negocio de belleza? "Todas las opciones están abiertas", dijo el director general del grupo de lujo, Jean-François Palus, con motivo de la publicación de los resultados semestrales a finales de julio, reconociendo que esa hipótesis era totalmente posible.


El maquillaje de Gucci para su desfile otoño- invierno 2022/23 - gucci.com


Si bien Chanel y Dior hace tiempo que optaron por esta estrategia, la mayoría de los grandes grupos de moda no se habían aventurado hasta entonces, prefiriendo operar a través de licencias, como es el caso de Kering. Pero en los dos últimos años, la situación ha cambiado, y este mercado tan boyante atrae la codicia, sobre todo de los grandes nombres del sector del lujo, en perpetua búsqueda de nuevas palancas de crecimiento.
 
Algunos, como Burberry, intentaron en el pasado internalizar su negocio de belleza antes de tirar la toalla, otros, recientemente, han hecho una verdadera apuesta. Siguiendo el ejemplo de Hermès en 2020, cuya división de Perfume y Belleza representa ya el 4 % de la facturación total y que alcanzó los 230 millones de euros en el primer semestre, con un salto del 23 %, o Dolce & Gabbana, que creó su propia estructura dedicada a la belleza a principios de 2022.

Por supuesto, el universo de la cosmética requiere mucha experiencia y organización. También requiere importantes inversiones y toma de riesgos. Pero el mercado puede ser rentable, porque con sus precios más asequibles, los productos de belleza se dirigen a un público más amplio.
 
"Para la belleza, es una extensión natural del territorio de nuestras marcas. Actualmente operamos a través de un modelo de licencias. Pero nuestro éxito con Kering Eyewear demuestra que podemos crear mucho valor para las marcas, y en consecuencia para el grupo, adoptando algunos enfoques disruptivos e innovadores. La belleza es ciertamente un área que podríamos considerar en el futuro", declaró Jean-François Palus durante la conferencia telefónica con analistas.
 
Partiendo de cero en 2014, el negocio de gafas del grupo ha logrado una facturación de 700 millones de euros en 2021 y ya ha alcanzado los 576 millones de euros en el primer semestre de 2022, lo que supone un aumento del 50 % en términos declarados y del 26 % en términos comparables. Son cifras sobre las que Kering debe haber reflexionado, sobre todo porque sus relaciones con sus licenciatarios de belleza no son las mejores. El grupo opera actualmente bajo licencia con la estadounidense Coty para Gucci, Alexander McQueen y Bottega Veneta; con L'Oréal para Saint Laurent; y con Interparfums para Boucheron.
 
En 2020, el jefe de Kering, François-Henri Pinault, se quejó de la lentitud del desarrollo de los cosméticos fabricados bajo licencia por su socio Coty. "El potencial es enorme. Estamos muy decepcionados con la velocidad a la que se está explotando este potencial", mencionó en una conferencia de prensa.
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.