×
Publicidad
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
12 abr. 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Kering se afianza aún más en Italia con la plataforma logística de Trecate

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
12 abr. 2021

Italia es más que nunca la fábrica del lujo mundial. Pero no solo para Kering. Con su última inversión en la inmensa plataforma logística de Trecate, en el Piamonte, el grupo de lujo refuerza su vínculo con este país que considera esencial, no solo para la fabricación de sus productos, sino también para su posicionamiento estratégico, ya que ofrece una interconexión perfecta entre la cadena de suministro y la estructura de distribución.


Le planta de Kering Eyewer, instalada en el Véneto desde su creación en 2014 - Kering


El director general adjunto, Jean-François Palus, no quiso revelar el jueves durante una videoconferencia con motivo de la presentación del nuevo centro la cantidad comprometida por la empresa en esta operación, pero subrayó que se trata de "la inversión más importante de Kering en la península".

"No es casualidad que hayamos elegido Italia. Es un país en el que históricamente hemos hecho nuestras principales inversiones en competencias artísticas y artesanales, y ahora también en competencias logísticas", subrayó.

De hecho, desde que el grupo francés adquiriese una participación del Grupo Gucci en 1999, un paso decisivo en la transformación de la empresa en un pure player del sector del lujo, el peso de Italia no ha dejado de aumentar, convirtiendo a Kering en un grupo franco-italiano de facto.

Prueba de ello es la presencia de directivos italianos al más alto nivel. Cuatro miembros de los 12 que componen la junta directiva son de nacionalidad italiana (la directora general de Yves Saint Laurent, Francesca Bellettini, el presidente de Gucci, Marco Bizzarri, el director general de Bottega Veneta, Bartolomeo Rongone, y Roberto Vedovotto, fundador de Kering Eyewear).

De los 38 000 empleados del grupo Kering, 11 000 están en Italia, lo que supone más de la cuarta parte de su plantilla, mientras que las marcas transalpinas representan casi la mitad de su cartera. Empezando por Gucci, el verdadero motor del grupo, que representa el 60 % de la facturación. Seguida de Bottega Veneta, que fue adquirida en 2001 y pasó de facturar unos 30 millones de euros a 1200 millones en 2020; luego por Brioni, Pomellato y DoDo, a los que hay que sumar Kering Eyewear, el fabricante de gafas fundado y con sede en el Véneto desde 2014.

Entre talleres y plantas de fabricación (24) y curtidurías (4), el gigante del lujo cuenta con 28 fábricas en suelo italiano, a las que en los próximos años se sumarán un taller de marroquinería de Yves Saint Laurent, en Scandicci, cerca de Florencia; mientras que Balenciaga abrirá en la Toscana las puertas de su primer taller de fabricación en Italia, previsto para 2021. Una presencia similar a la de su competidor LVMH, que cuenta con 31 centros de fabricación en la península.


La presencia del grupo en Italia - Kering


Además de estos centros hay que sumar dos oficinas de diseño, una sala de exposiciones y dos centros de innovación: el MIL, Materials Innovation Lab, una biblioteca de textiles sostenibles ubicada en Milán; y el TIL, Test & innovation laboratory, un centro de pruebas químicas, físicas y biológicas para las actividades de sus marcas situado en Prato, en la Toscana. También debe añadirse 11 sedes y oficinas, además del nuevo centro logístico de Trecate, lo que eleva a 44 el número de entidades de Kering en el país, repartidas en seis regiones (Lombardía, Piamonte, Toscana, Véneto, Lacio y Abruzos, que alberga los talleres y la fábrica de Brioni).

El grupo también ha invertido en la conservación y transmisión de oficios y técnicas a través de escuelas propias, como la Scuola di Alta Sartoria de Brioni para formar a sastres y la Maestri Pellettieri de Bottega Veneta para la formar en marroquinería, mientras que Pomellato, por su parte, se ha asociado con la escuela Galdus Goldsmiths para dar formación a los orfebres. En 2018, Gucci inauguró el Gucci ArtLab, un laboratorio de investigación y desarrollo para los negocios de calzado y marroquinería, y la School of Love, que ofrece cursos de formación y especialización para los nuevos empleados.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.