La Fashion Week de Estocolmo quiere hacerse escuchar

Mientras que Copenhague recibía a lo grande al presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, el pasado 29 de agosto, para anunciar un protocolo de acuerdo con el Instituto Francés de la Moda (IFM) en materia de desarrollo sostenible, Estocolmo celebrara la moda con su Fashion Week para hombre y mujer, de una forma más discreta y minimalista.

La marca ATP Atelier desfiló en su concept store de Estocolmo - FashionNetwork.com ph Dominique Muret

Del 28 al 30 de agosto, la capital sueca recibió a 50 marcas de prêt-à-porter y una veintena de marcas de joyas y accesorios, con 30 desfiles que presentaron las colecciones para la primavera/verano 2019. La mayoría de desfiles se celebraron en suntuosos salones del Grand Hôtel, cuartel general de esta Fashion Week, situado en el céntrico barrio de Ostermalm.

Pero algunas casas prefirieron otros emplazamientos, muchas veces en sus propias tiendas o en lugares especiales, como la iglesia Carl Johans, en la isla de Skeppsholmen, una especie de templo neoclásico inspirado en el Panteón de Roma, elegido por la diseñadora de joyas Maria Nilsdotter para celebrar un desfile mágico imbuido de espiritualidad con el sonido del arpa.
 
Al mismo tiempo, otros eventos complementaban el programa con conferencias, fiestas y otros actos, como la "Fashion Night", que concluyó esta semana con la participación de más de 300 tiendas de Estocolmo, o la fiesta, bien regada, que organizó Absolut Vodka e incluyó un notable espectáculo.

La célebre marca sueca presentó para la ocasión una selección de diseños extraídos de los archivos de su colección "Absolut Fashion", creada a partir de 1987 a través de una serie de prestigiosas colaboraciones, entre las que destacan las de Jean Paul Gaultier, Tom Ford, Marc Jacobs, Stella McCartney, Gianni Versace, John Galliano o Helmut Lang.
El backstage del desfile de IdaSjöstedt - FashionNetwork.com ph Dominique Muret

Durante tres días, el público, formado principalmente por periodistas, amantes de la moda y estudiantes, puso sumergirse en la creatividad sueca disfrutando de nuevos talentos y de marcas ya consagradas, como la de Ida Sjöstedt (32 años), que vende sus vestidos románticos de seda y tul, muy cerca de la alta costura, a través de 35 espacios multimarca, principalmente en Suecia.
 
Es un ambiente bastante agradable, lejos de la histeria de las Big Four (Londres, Nueva York, Milán, París). Esto se reflejó en el concurrido desfile de Filippa K, organizado en el buque insignia de este Max Mara sueco. Su cóctel a base de pizzas entregadas por jóvenes repartidores rubios de pelo largo vestidos con un conjunto blanco marca de la casa (Filippa K Delivery) fue todo un éxito. Tal vez tanto como el desfile, casi imposible de ver, ya que la tienda estaba repleta de gente.
 
Sin embargo, a pesar de su programa aligerado, que ya no incluye a las grandes marcas suecas, como Acné, que desfila en París, o Hope y House of Dagmar, que han abandonado el evento, la Fashion Week de Estocolmo parece valer la pena. Es difícil que la capital sueca se postule como epicentro de la moda escandinava, ya que compite con otras tres Fashion Weeks activas en la región: Copenhague, Oslo y Helsinki. Especialmente porque su rival danesa está viviendo una auténtica explosión en los últimos años con sus múltiples salones vinculados a la Semana de la Moda.
 
 
La multitud se agolpa para presenciar el desfile de Filippa k - FashionNetwork.com ph Dominique Muret

"El problema es que no tenemos un gran salón dedicado a la moda como ocurre en Copenhague, esa es un poco nuestra limitación", explica la diseñadora Maj-La Pizzelli. Con más de 20 años de actividad en el sector, esta última trabajó en Filippa K, y después fue consultora, antes de lanzar su propia marca de calzado y accesorios en 2011 con Jonas Clason, ATP Atelier.

Con sus productos fabricados en Italia con piel vegetal y de diseño escandinavo, la marca, que desfiló por primera vez esta semana sobre las pasarelas de Estocolmo, se inscribe perfectamente en el filón minimalista y democrático, típico del diseño sueco. 
 
"La semana de la moda de Estocolmo ha perdido terreno. Es menos importante que hace diez años, cuando asistimos al nacimiento de nuevas marcas, de las cuales muchas crecieron después a nivel internacional contribuyendo al auge de nuestra industria", precisa un observador del sector.
 
Jennie Rosén, CEO desde hace seis meses del Swedish Fashion Council, el organismo que ampara las diferentes realidades de la moda sueca, incluida la Asociación de Marcas Suecas de Moda (ASFB), quiere hacer avanzar la situación. "Tenemos que comunicarnos más y crear una plataforma más dinámica para apoyar a todo el sector, conectándolo sobre todo con la industria de la alta tecnología", explica a FashionNetwork.com.
 
Jennie Rosén, CEO del Swedish Fashion Council - FashionNetwork.com ph Dominique Muret

"Hasta ahora estábamos dispersos entre diferentes organizaciones y eventos. Pero ahora nos hemos reorganizado apostando por la unidad. En 2019 vamos a poner en marcha una única Fashion Week que se celebrará coincidiendo con la feria de ropa Stockholm Fashion District. Tendremos un evento único dirigido tanto a la prensa con los desfiles como a los compradores con la feria", dice la presidente del Swedish Fashion Council.
 
"A diferencia de los daneses, nosotros no recibimos ningún apoyo de las autoridades públicas. Pero nuestra moda tiene mayor peso. Las marcas escandinavas más importantes son suecas. Nuestra industria da empleo a 60 000 personas y tiene una cifra de negocio total de 300 000 millones de coronas (30 000 millones de euros). Además, juega un papel importante en las exportaciones. Las ventas de ropa sueca en el extranjero se han disparado en los últimos años y han aumentado un 90 % entre 2011 y 2018, con un aumento del 30% solo en este año 2018", añade.
 
Para un país pequeño como Suecia, que solo tiene 10 millones de habitantes, la internacionalización es un proceso vital. De ahí la importancia de aumentar la visibilidad de la moda, uno de los sectores más dinámicos en la exportación. Sin duda, la industria textil sueca cuenta con el apoyo del gigante H&M. Pero tras él crecen otras marcas de éxito, atestiguando una gran vitalidad. Hoy estamos presenciando un renacimiento creativo, con una nueva ola de jóvenes diseñadores que parecen querer distanciarse del diseño funcional y la elegancia minimalista que ha hecho famosa la moda sueca.
 
"Hay mucha agitación con la aparición de muchos mas jóvenes diseñadores que en el pasado. Se diferencian de sus predecesores, marcados por una imagen clásica y sobria, dando protagonismo a los colores, los estampados y por una imaginación desbordante. Están muy centrados en el desarrollo sostenible y sin género", dice Erica Blomberg, a cargo del Swedish Fashion Talents, un programa de apoyo para jóvenes diseñadores dentro del Swedish Fashion Council.
El desfile de la joven marca Rave Review apoyada por el Swedish Fashion Council - FashionNetwork.com ph Dominique Muret

Lanzado en 2005, este proyecto ha incorporado a 84 jóvenes talentos. Desde hace dos años, la selección se ha limitado a 7 diseñadores al año, la mitad especializados en prendas de vestir y la otra mitad en accesorios. Tienen la oportunidad de desfilar en dos Fashion Weeks, participar en el Stockholm Fashion District y beneficiarse de un año de apoyo con mentores y cursos de negocios.
 
Esta temporada, el Swedish Fashion Talents ha destacado a tres jóvenes marcas: Per Götesson y su moda experimental masculina, Andreas Danielsson y su marca de ropa deportiva PRLE, minimalista y elegante, y Rave Review del dúo femenino compuesto por Josephine Bergqvist y Livia Schück, que reciclan de forma brillante tejidos de tapicería.

Pequeñas joyas a las que hay que sumar Lazoschmidl, fundada por Josef Lazo y Andreas Schmidl. Con su banda sonora de discoteca y sus diseños etéreos que combinan lúrex y conjuntos ultrasexy de pantalón corto y punto, el dúo ofreció uno de los espectáculos más emocionantes de la Fashion Week de Estocolmo.
 

Traducido por Ana Ibáñez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroLujo - Prêt-à-porterLujo - OtroDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER