La Fashion Week de Milán se alarga y enriquece

Tras Nueva York y Londres, Milán toma el relevo con un programa intenso. La Semana de la Moda dedicada a colecciones femeninas para la temporada primavera-verano 2019, que se dispone a invadir la capital lombarda desde el martes 18 hasta el lunes 24 de septiembre gana, en efecto, un día respecto a la temporada pasada. Este martes será dedicado, sobre todo, a eventos especiales, mientras que el número de desfiles se mantiene respecto a febrero.
 
Tras su desfile de febrero, Emilio Pucci opta por una presentación esta temporada - © PixelFormula

A pesar de trece deserciones, como la absencia de Gucci que ha escogido desfilar en París y de Tommy Hilfiger que no había hecho más que una parada en Milán el año pasado, el calendario femenino llega a reequilibrarse gracias a ocho nuevos nombres: Agnona, Fila, A.F. Vandevorst, GCDS, Act n°1, Ultràchic, Chika Kisada y Tiziano Guardini. Además de tres grandes retornos con Byblos, que se relanza con una nueva gestión, Icebergm de vuelta de Londres y Philipp Plein, que efectúa su vuelta  después de algunas temporadas en Nueva York.

El invierno pasado, la Fashion Week italiana anticipó su apertura nocturna con la presentación especial de Moncler. Esta temporada, se beneficia de toda la jornada adicional del martes con múltiples eventos. Comenzando por el primer desfile en Milán de Curiel Couture, casa de costura italiana que ha cogido impulso bajo el cargo de su nuevo propietario, desde 2016, el grupo chino Redstone. Otro desfile esperado es el de Luisa Spagnoli, marca de prêt-à-porter transalpina fundada en 1928 en Pérouse, que aprovecha la ocasión para celebrar sus 90 años sobre las pasarelas.

Este mismo martes, la marca deportiva italiana Fila, que entrará en el terreno de la moda con una retrospectiva a la “Triennale di Milano”, y debutará en pasarela el domingo 23 de septiembre con su primera colección de moda dirigida por los jóvenes diseñadores Antonino Ingrasciotta y Joseph Graesel.

A partir del día siguiente, miércoles, se empezará a desarrollar el calendario habitual, con un total de 165 colecciones y 59 desfiles oficiales, frente a las 156 colecciones con 61 desfiles el febrero pasado. A estas cifras se añadirán 82 presentaciones y 44 eventos. Sin olvidar los numerosos shows programados fuera de calendario, incluyendo el de Dolce & Gabbana el domingo 23 de septiembre, además de Maryling, Giada, Elisabetta Franchi, Raffaela D’Angelo e incluso los desfiles de las marcas chinas Ellassay y Yinger Group en el cuadro del proyecto Fashion Shenzhen.



Luca Lin y Galib Gassanoff, diseñadores de Act n°1, hacen sus primeros pasos sobre las pasarelas milanesas - DR

Entre los momentos más esperados: el desfile, el 22 de septiembre, de la belga A.F. Vandevorst, que ha dejado París esta temporada para celebrar su vigésimo aniversario en la capital lombarda, así como el show principal de Emporio Armani. La línea joven de Giorgio Armani se estancó en enero con la sesión masculina para revelar en la femenina sus colecciones masculina y femenina durante un solo y único show, que se llevará a cabo la tarde del jueves 20 en el hangar gigante del aeropuerto milanés de Linate, con más de 2000 invitados. Jil Sander participará con un show en un lugar inédito, una antigua fábrica de panettones abandonada.

Otro plato fuerte, la segunda edición de los Green Carpet Fashion Awards Italia, los Oscars de la moda ecosostenible estrenados el año pasado por la Camara Nacional de la Moda Italiana (CNMI) con la agencia Eco-Age y el apoyo del gobierno, que cerrará la semana, el domingo 23, con una noche de gala en el Teatro de La Scala,  donde se invitará a un guiso “made in Italy”.

Sin olvidar los salones de moda White Milano y Super, así como los innumerables eventos paralelos, como el proyecto Milano XL que regresa con seis instalaciones en forma de cubo distribuidas por la ciudad, celebrando le excelencia del “made in Italy”, las exposiciones, destacando “Generation Paisley” de Etro y la de Sarah Moon en el museo Armani Silos, o también el Fashion Film Festival de Milan.

Aparte de marcas tales como Prada, Fendi, Moschino, Versace, Roberto Cavalli y  Ferragamo, esta Fashion Week será sobre todo una ocasión para descubrir una gran cantidad de nuevos talentos. Empezando por Act n°1, joven marca vencedora del concurso “Who’s On Next? 2017”, que reclama ya 40 revendedores. Fundada en 2016 por Luca Lin, hijo de inmigrantes chinos, y Galib Gassanoff, azerí que pasó su juventud en Georgia, la marca con base en Reggio Emilia, cerca de Parma, se caracteriza por la mezcla de todas sus culturas y orígenes diferentes.

 
Un look del sastre Tiziano Guardini - tizianoguardini.com - tizianoguardini.com

Otro ganador, esta vez de los Green Carpet Fashion Awards como diseñador emergente, es Tiziano Guardini. El joven romano se define como un “ecosastre”, que hace de la naturaleza una firma de su marca hiper femenina. Como descubrimiento, también está la interesante Chika Kisada, una bailarina que se ha desplazado a la moda, donde se inspira en el universo del ballet y la conexión con el cuerpo para reinterpretar la silueta femenina. En cuanto a la joven marca de streetwear GCDS, que ya desfila en Milán desde hace dos años en el calendario masculino, hace su debut en el programa femenino, al que se han trasladado.

Finalmente, los primeros desfiles de Agnona y Ultràchic merecen tambiñen su vuelta, aunque ambas ya estén en el mercado. La primera, nacida en 1953 y propiedad de Ermenegildo Zegna, recupera el aliento tras haber confiado en 2015 en el director creativo angloamericano Simon Holloway. La segunda, lanzada en 2006 por Diego Dossola, director creativo, y Viola Baragiola, que gestiona el negocio, muestra un gran éxito comercial y ha abierto una tienda en el corazón de Milán.
 
En cambio, muchas marcas jóvenes (y no tan jóvenes) que habían sido mostradas estas últimas temporadas en el calendario de desfiles milanés, han salido. En un contexto económico incierto, puede ser difícil financiar un evento. Quizá también las estrategias o los formatos cambian. Así, Albino Teodoro, Lucio Vanotti, Vionnet, Emilio Pucci y Au Jour le Jour han sido desplazados en el calendario de presentaciones esta temporada.

Christian Pellizzari, Trussardi y Angel Chen no figuran en ninguno de los dos programas. Del mismo modo que Piccione.Piccione, en fase de reorganización, la marca Mila Schön, privada por su director artístico, Alessandro De Benedetti, que partió tras cinco años para relanzar su propia marca, y Krizia. Esta última, marca simbólica de la moda italiana en los años 80-90, que pasó a manos de los chinos Shenzhen Marisfrolg Fashion en 2014 y está en plena reestructuración.

En la clausura de la Semana de la Moda milanesa será posible descubrir un último nombre nuevo inscrito, esta vez, a un programa de eventos. La marca china Jessie, dirigida por el diseñador italiano Federico Piaggi, que ha trabajado especialmente para Gianfranco Ferré. Es la primera vez que se exhibe de forma internacional, con un show en Milán.

Traducido por Rocío Alonso Lopez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER