×
Por
Europa Press
Publicado el
16 nov. 2017
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La Academia del Perfume incorpora doce académicos en su seno

Por
Europa Press
Publicado el
16 nov. 2017

La Fundación Academia del Perfume, que se ha transformado en fundación cultural este año, se ha convertido en la primera academia del perfume del mundo que cuenta en su seno con académicos, en concreto, doce, como Enrique Loewe o Juan Luna, en la categoría de académicos de honor.

La Academia del perfume es la primera del mundo en contar con académicos en su seno


Según ha informado la Academia, que celebra este año su décimo aniversario, contará con una estructura y funcionamiento semejantes a las Academias que de otras disciplinas ya existen en España y en el resto del mundo. El acto de ingreso ha tenido lugar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.

Integrada por los principales fabricantes, miembros destacados de la distribución y expertos independientes del sector, la Fundación tiene como objetivo principal el "desarrollo y promoción de los aspectos culturales y educativos relacionados con la creación artística en el universo del perfume, fomentando el posicionamiento y reconocimiento del perfume en el ámbito social, cultural, artístico y de las letras".

El acto de ingreso de los primeros académicos en esta institución tenía como objetivo reconocer la labor de los principales perfumistas españoles, creadores de algunos de los perfumes más reconocidos a nivel mundial y que ingresaron como académicos de número.

Así, como académicos de número están Alberto Morillas, del que han destacado "su extraordinaria capacidad para fusionar innovadoras tecnologías naturales con la perfumería molecular de última generación, elevando con su sello el perfume a las más altas cotas de la creación artística". Ocupará el sillón "Jazmín" de la Academia del Perfume.

Emilio Valeros también ha ingresado por su "indiscutible huella que ha dejado en la perfumería española, de la que es uno de los grandes emblemas". Destaca también "la impresionante" labor de impulso al cultivo de lavanda en los campos de la Alcarria. Ocupará el sillón "Lavanda" de la Academia del Perfume.

Ramón Monegal destaca por su concepto de "imagen olfativa", que todavía "hoy sigue enriqueciendo y haciendo crecer, y su gran sensibilidad, meticulosidad y celo en la elaboración de sus creaciones en todas y cada una de sus fases y aspectos". Ocupará el sillón "Iris de Florencia" de la Academia del Perfume.

Elisabeth Vidal destaca, según la Academia, por "su pasión, exigencia e ilusión, que la llevan a enamorar con cada olor, transmitiendo los valores de la persona, la marca o la idea a interpretar". Ocupará el sillón "Bergamota" de la Academia del Perfume.

También se incorpora Agustí Vidal, del que la Academia destacó sus dos vertientes artísticas, la perfumísitica y la musical. La presencia permanente de la música en su vida "ha determinado un corpus creativo muy personal, así como una manera particular de entender y explicar la perfumería que le ha llevado a dar conferencias y seminarios por todo el mundo". Ocupará el sillón "Magnolia" de esta Academia.

Josep Feliú ingresa por su capacidad para "interpretar la frescura en todos sus aspectos, desde el verde, hasta el cítrico, pasando por el floral o el frutal". Ocupará el sillón "Flor de limón" de la Academia del Perfume.

Carlos Benaim entra por su "extraordinaria capacidad de traducir en fragancias fantasías, recuerdos y emociones que le ha llevado a ser una autoridad en la materia a nivel mundial". Ocupará el sillón "Poleo" de la Academia del Perfume.

Al mismo tiempo, este acto pretendió también dar visibilidad al importante papel que han desempeñado personalidades del mundo empresarial y de la comunicación en el universo del perfume, que ingresan como académicos de mérito.

Se trata de Covadonga O'Shea, reconocida por "su excepcional labor divulgativa y de educación en el sector de la belleza y su profundo compromiso con la formación de nuevas generaciones en este ámbito, con una estratégica visión empresarial". Ocupará el sillón "Violeta" de la Academia del Perfume.

Asimismo, se incorpora Charo Izquierdo, por "su liderazgo en la comunicación y en la vinculación de la moda y la belleza como almas gemelas, y su profesional aportación a la difusión de estos dos universos, en los que el perfume tiene un lugar destacado". Ocupará el sillón "Muguet" de la Academia del Perfume.

Cierra esta categoría Ernesto Ventós, reconocido por la Academia por su "triple faceta como directivo de una empresa de esencias, coleccionista de arte relacionado con el perfume y creador de sus propias obras de arte, elevando el sentido del olfato a una nueva dimensión". Ocupará el sillón "Césped" de la Academia del Perfume.

Por último, D. Enrique Loewe y D. Juan Luna lo hicieron como académicos de honor. La Academia destacó en Loewe la "inagotable búsqueda de señas de identidad inequívocamente españolas, reflejadas en cada una de las creaciones de la firma, incluido el perfume y su excepcional aportación a la perfumería en España, que no se entendería sin su labor". Ocupará el sillón "Cuero" de la Academia del Perfume.

De Luna, la Academia destacó su compromiso con esta institución desde sus inicios, su entusiasmo y labor divulgativa como embajador de la Academia y su enorme entrega durante todos estos años. Ocupará el sillón "Vetiver" de la Academia del Perfume.

Copyright © 2021 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.