×
Publicidad
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
8 mar. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La alta costura callejera de Givenchy y la elegancia desinhibida de Giambattista Valli se abren paso en París

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
8 mar. 2022

En el penúltimo día de la Semana de la Moda de París, dedicado al prêt-à-porter femenino para el otoño-invierno 2022/23, las principales tendencias se vuelven más claras. La gran atención hacia la generación Z parece condicionar especialmente a los diseñadores, con colecciones pensadas para los consumidores más jóvenes, ya sea en una línea sport o streetwear como en Givenchy, o más de alta costura como en Giambattista Valli.
 

Givenchy, otoño/invierno 2022/23 - © PixelFormula


Givenchy ofreció una colección oscura y poderosa el domingo por la noche en el espacio de la Défense Arena. Al comenzar el desfile, la pesada alfombra negra que cubría la pasarela se retiró para revelar, en el sótano, una imponente estructura de acero por donde pasaban las modelos, vistas desde arriba a través de un suelo de cristal, antes de emerger a la altura del público, sentadas en las gradas en forma de cruz rodeada por cuatro pantallas gigantes que reflejaban una luz blanca cegadora.

Mujeres y hombres enguantados, con la mirada oculta por una gorra, desfilan con looks oscuros, sobre todo en negro, caqui, gris y marrón. Un armario claramente inspirado en la calle, potenciado con joyas y gafas futuristas. Las chaquetas o bombers se llevan sobre camisetas sin mangas, camisetas, suéteres y jerséis superpuestos, que muestran gráficos de tipo Heavy Metal. Las chicas llevan las piernas enfundadas en mallas de cuero o látex y cubiertas por zapatos extraños (desproporcionados en la parte de atrás), mientras que los chicos parecen más cómodos con chándales o pantalones baggy de cuero, gorras de béisbol y pasamontañas con viseras fijas en la cabeza.

En el registro streetwear, las chicas también visten vaqueros desteñidos o deshilachados (o decorados con perlas al gusto) con sencillas prendas de punto blancas de manga larga, así como los hombres. Para la noche, prefieren el cuero con un espíritu oscuro y, a veces, optan por infinitos abrigos negros flotantes y envolventes, que recuerdan a los protagonistas de la película Matrix. El director artístico Matthew William explica que quiere "hacer ropa que se ponga la gente".

La segunda parte del desfile se centra en piezas más de alta costura, con una serie de pequeños vestidos de punto, con pliegues, volantes o bordes fruncidos, donde el color aparece de repente (azul cielo, amarillo dorado, malva). El diseñador también trabajó con elementos inspirados en los archivos de alta costura de Hubert de Givenchy, como el bordado de cardo negro y las perlas, que componen un top con flecos, así como preciosos vestidos hechos con grandes perlas blancas redondas que tintinean.


Giambattista Valli, otoño/invierno 2022/23 - DR


Los detalles preciosos, en la gran tradición de la alta costura, también están, y más que nunca, en la agenda de Giambattista Valli, que esta temporada reinterpreta sus ricas creaciones con un espíritu más juvenil. Encaramadas en altísimas plataformas, en mallas opacas, blancas o de colores tono sobre tono con sus looks ultracortos, las modelos se esconden detrás de unas grandes gafas oscuras.

Los diferentes estilos y la artesanía chocan, desde trajes de tapicería Aubusson hasta conjuntos con estampado de leopardo, mini vestidos blancos con botones dorados o looks más informales, como unos pantalones palazzo combinados con un abrigo largo de piel de oveja decorado con cenefas bordadas.

"Tomé esta feminidad libre y desinhibida típica de las mujeres francesas para transponerla a las jóvenes de hoy. Un poco como el nacimiento de una nueva mujer. A esto se suma mi pasión por la artesanía, que tenemos que apoyar tanto como sea posible, y todas estas estratificaciones artísticas acumuladas durante siglos", resumió el estilista italiano.


Para la noche, las jóvenes de Giambattista Valli sacan sus zapatos plateados y de pedrería o sus enormes botas altas de pitón para salir a bailar con vestidos a veces modestos en guipur verde agua, y a veces preciosos en encaje negro o cubiertos con grandes lentejuelas plateadas o translúcidas. A veces dudan entre un conjunto adornado con escamas rosas o vestidos drapeados en seda blanca estampada con rosas o rojo amapola. Cuando quieren algo más exagerado, se sumergen en nubes de tul.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.