La chirimoya se incorpora a la alta cosmética

Una empresa afincada en el anejo de Lobres, en Salobreña (Granada), ha conseguido introducir en la alta cosmética la chirimoya, una fruta milenaria que se da preferentemente en la Costa Tropical de Granada.

Crema facial de chirimoya - Éyone Cosmetics

Tras dos años de investigación, la empresa familiar ubicada en Lobres "Éyone Cosmetics", junto a unos laboratorios de Barcelona, va a sacar al mercado una crema facial, regenerante, hidratante y antioxidante que utiliza como base principal la chirimoya, un producto en la actualidad inexistente en el mercado cosmético.

Según ha indicado a Efe Jesús Guerrero, uno de los propietarios de la empresa, la chirimoya es una fruta con múltiples propiedades utilizables para la cosmética por su gran cantidad de vitaminas, sus extractos ricos en principios activos y su alto contenido en vitamina C, que ejerce una acción antioxidante.

Según los estudios, esta vitamina interviene a su vez en la formación de colágeno.

Al ser esta fruta una rica fuente de vitaminas A y C, tiene un efecto antioxidante, según Guerrero.

Es además una de las pocas frutas que contienen vitaminas B1 y B2, conocidas por los nombres de Tiamina y Riboflavina -esta última mejora el aspecto y favorece la formación de la piel.

La chirimoya contiene además calcio, hierro, fósforo, potasio y sodio.

Este nuevo producto, que saldrá próximamente al mercado, estimula, gracias a la aportación de la chirimoya, la renovación celular, frena la aparición de arrugas y atenua las existentes.

Desde las capas más profundas, la piel recupera su elasticidad, suavidad y luminosidad natural, según Guerrero.

Esta empresa de Lobres lleva más de dos años trabajando con unos laboratorios de Barcelona en conseguir una fórmula exclusiva e innovadoras a base de esta fruta que su familia siempre ha cultivado, y en lograr la textura y el olor adecuado para sacar el producto.

Según explica, desde muy joven sufría problemas de acné que la cosmética convencional no lograba solucionar, y tras optar por recomendaciones tradicionales de la gente del pueblo, encontró mejoría al untarse chirimoya, y fue entonces cuando ideó la posibilidad de aplicar esta fruta a la cosmética.

Desde su residencia de la Costa Tropical de Granada, explica que el objetivo marcado por su familia es convertirse en una referencia en el mercado de la cosmética natural en España con productos beneficiosos para la salud de la piel.

Y de paso, beneficiar a los agricultores de la zona dando otra salida a un producto exclusivo de la costa granadina.

La intención es presentar el producto a finales de este mes, poniendo inicialmente a la venta en farmacias y parafarmacias y en internet 5.000 unidades de lo que han considerado el "producto estrella": la crema facial 'ChyrCream', para posteriormente aumentar la producción y sacar en marzo del 2016 una línea completa.

La producción de chirimoya se concentra especialmente en la Costa Tropical de Granada, que cuenta con 3.000 hectáreas que generan unos 22 millones de kilos destinados básicamente al mercado nacional y europeo. 
 

© EFE 2019. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

CosméticaDiseño
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER