×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
20 abr. 2020
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La compañía de segunda mano Vestiaire Collective recauda fondos en medio de la crisis sanitaria

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
20 abr. 2020

A medida que la crisis del coronavirus paraliza el comercio minorista de moda en todo el mundo, Vestiaire Collective incorpora a nuevos miembros a su capital: la plataforma especializada en ropa de segunda mano, nacida en París en 2009, ha concluido una nueva ronda de financiación de 59 millones de euros. Los tres inversores entrantes son los fondos Korelya Capital (gestionado por Fidelity International), Vaultier7 (fondo británico nacido en 2017) y Cuir Invest (Industria francesa del cuero).


En su web, Vestiaire Collective celebra el mes de la circularidad, aquí con Lily Cole - Vestiaire Collective

 
“Como plataforma de reventa líder en el mundo, esta recaudación de fondos confirma una vez más que el modelo de Vestiaire Collective representa una alternativa esencial en el futuro de la industria de la moda y responde a los desafíos de nuestro siglo”, comentó la compañía, cuyos accionistas establecidos Eurazeo (fondos Eurazeo Growth & Idinvest Venture), Bpifrance, Vitruvian Partners, Conde Nast, Luxury Tech Fund, así como el director general de Vestiaire Collective Max Bittner, han reinyectado también efectivo.

A menos de un año de la anterior ronda de financiación, esta recaudación de fondos debería permitir que la web, centrada en un nicho de lujo y de alta gama, se establezca aún más fuertemente como una “respuesta circular y responsable a la moda desechable”, pero también para acelerar su expansión internacional. Así, la entrada de Korelya Capital (financiada por el conglomerado tecnológico coreano Naver) en la compañía conducirá directamente al desarrollo de Vestiaire Collective en Japón y Corea del Sur a partir de 2020.

Además, el servicio de envío directo (artículo enviado directamente por el vendedor al comprador, sin pasar por la casilla de verificación en Vestiaire Collective) se extenderá a Estados Unidos este verano y luego a Asia, después de haber sido lanzada en Europa el pasado otoño. Esta opción para productos de menos de 500 euros hoy concierne a más del 50 % de los pedidos en el Viejo Continente y ha firmado la reintroducción de productos posicionados en el segmento de gama media en la web.

En cuanto al fondo Vaultier7, su especialización en bienestar y lifestyle y su “extraordinaria red nos ayudarán a desbloquear más productos de lujo infrautilizados para satisfacer la demanda de compradores de todo el mundo”, agregó Vestiaire Collective. Este fondo, notablemente respaldado por la familia Puig, ha invertido desde su lanzamiento hace tres años en la marca capilar Gisou y en la web de moda “modesta” The Modist, que recientemente cesó sus operaciones debido a la pandemia del Covid -19.


Vestiaire Collective dice haber recuperado rápidamente su nivel de antes de la crisis



El director general de la plataforma de segunda mano, Max Bittner, está convencido de “que este período de crisis sin precedentes no solo nos hará cuestionarnos dónde compramos, sino también cómo lo hacemos".

"Vestiaire Collective nació durante la crisis de 2008 y demuestra ahora que puede ayudar a la gente a sacar el máximo provecho de sus posesiones todos los días, pero también a acceder a la moda de una manera sostenible y responsable”, manifestó.

Tras una desaceleración al comienzo de la crisis sanitaria, la compañía de nueve millones de miembros afirma que los depósitos y pedidos de productos en la web han vuelto rápidamente a su nivel anterior al Covid-19, o incluso a un nivel superior. Espera que la postcrisis fomente la moda del e-commerce, con “un énfasis en los valores sociales, las comunidades y la ayuda mutua”, y también que los consumidores participen en revender para ganar dinero en un período en que su situación financiera puede verse en peligro.

Vestiaire Collective, con sede en París, y con oficinas en Londres, Nueva York, Milán, Berlín y Hong Kong, cuenta con un catálogo de alrededor de un millón de productos, de los cuales 60 000 artículos nuevos se ponen online cada semana En junio de 2019, fue una ronda de financiación de 40 millones de euros, en particular con la llegada de la firma de banca pública Bpifrance al capital, que la compañía nacida bajo el nombre de VestiaireDeCopines había concluido hace 11 años, antes cambiar su nombre en 2012.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.