×
330
Fashion Jobs

La Cumbre de la Moda de Copenhague hace un llamamiento urgente a la colaboración

Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
today 17 may. 2019
Tiempo de lectura
access_time 5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Frente a las advertencias de científicos sobre los peligros del calentamiento global y la amenaza de problemas sociales y sanitarios, muchos de los principales actores del lujo y la moda han añadido los problemas sociales y ambientales en sus estrategias. Sin embargo, tener conocimiento de algo no es lo mismo que tomar medidas al respecto. En Copenhague, la Cumbre de la Moda, que reúne a la industria desde hace más de una década, ha ido más allá de los llamamientos a la concienciación. En vista de una emergencia climática cada vez más urgente, la cumbre celebrada en la capital danesa los días 15 y 16 de mayo de 2019 destacó la necesidad de que el sector cambie de marcha.


Helena Helmersson, directora de Operaciones de H&M, cree que los aumentos salariales deben decidirse a nivel de toda la industria - DR


En la apertura de la cumbre, la princesa Mary de Dinamarca señaló que la mitad de los actores en el sector aún no habían implementado una estrategia.

"Todos los actores deben poner en marcha acciones. Pero también necesitamos entender mejor las expectativas de los consumidores. En los alimentos, esperan productos sanos. Pero en la ropa, la emoción y el afecto entran en juego. Es más complejo tener un discurso racional. ¡Pero hay urgencia! No podemos esperar a que el cliente solicite el producto como en la comida. El enfoque debe ser revertido. ¡Sean la inspiración!", enfatizó la princesa.

En un contexto económico delicado en Europa y Estados Unidos, y ante las incertidumbres geopolíticas globales, la dinámica del progreso en temas sociales y ambientales se ha desacelerado en comparación con 2018, según el estudio Pulse of the Industry presentado en la feria. Si bien las marcas pequeñas y las etiquetas de gama baja, que se estaban quedando atrás en estos temas, han progresado, las marcas de lujo y los gigantes de la moda se han estancado.

Para los actores que ya han dado los primeros pasos y cuyo índice está por encima de 65 sobre 100, el progreso es más complejo de lograr. A menudo esto requiere trabajar profundamente en su cadena de valor. Acciones que necesitan ser coordinadas. Esta es también la razón por la que, a lo largo de la cumbre, los oradores hicieron llamamientos a las acciones colectivas.


La urgencia de pasar a la acción

"Hoy existen estructuras. Es posible avanzar juntos. Pero las empresas deben pasar a la acción", dijo Dorte Rye Olsen, directora de responsabilidad ambiental del grupo danés de prêt-à-porter Bestseller (Jack & Jones, Only, Vero Moda) en un conversatorio sobre las prioridades del sector.

De hecho, los desafíos están sobre la mesa, pero "los actores privados que luchan por ganar partes de mercado deben aprender a trabajar juntos para tener un impacto significativo", añadió a su vez Paul Polman, presidente de la Cámara de Comercio Internacional.

Según Carlo Capasa, presidente de la Cámara de la Moda italiana, es a través del trabajo colectivo que las iniciativas toman fuerza. "En Italia, hemos creado dos guías con las empresas en cuanto a los aspectos ambientales. Incluso las curtiembres participaron. Todos presentan sus problemas y comparten la información. Creamos un ambiente donde cada empresa se siente segura de contribuir", indicó.

Esto es a  grandes rasgos lo que propone crear François-Henri Pinault. El primer día del salón, el CEO de Kering anunció su deseo de unir a los CEO de las grandes marcas de la moda y el lujo para que todos se comprometan en un proyecto conjunto en el marco del próximo G7, que se celebrará del 24 al 26 de agosto de 2019 en Biarritz. Este "pacto de la moda" tiene como objetivo proponer compromisos sobre los residuos plásticos en los océanos, la biodiversidad y el cambio climático.


Martin Frick hace un llamamiento a las marcas a trabajar con el mundo político - DR


El estatuto de las Naciones Unidas iniciado el año pasado pone en el centro al cambio climático. Martin Frick, quien ha estado profundamente comprometido con el cambio climático durante más de una década, también ha pedido a las marcas que trabajen con los gobiernos y los responsables políticos para acelerar la implementación de los proyectos. Todas las empresas del sector pueden unirse al estatuto de las Naciones Unidas y tener un fuerte compromiso con los problemas ambientales.


Los problemas climáticos en boca de todos, mientras que los sociales son relegados

En el aspecto social, los líderes de responsabilidad ambiental de Nike (Noel Kinder), Kering (Marie-Claire Daveu), PVH (Marissa McGowan) y H&M (Anna Gedda) creen que los grupos ya están conversando y trabajando juntos. Según afirman, el próximo paso será mejorar la cooperación con los proveedores, pero también con los representantes de los empleados.

Si bien el calentamiento global es una emergencia, el impacto social, del cual poco se ha dicho durante la cumbre danesa, sigue siendo un gran desafío para un sector que "se basa en la búsqueda del costo salarial más bajo", como explicaba Jenny Holdcroft, de IndustriAll, entidad defensora de los derechos de los empleados.

"Un proyecto aislado no tiene impacto...Si se trabaja en una fábrica, un proveedor, un producto, no tendrá importancia. Se debe trabajar a mayor escala. Los aumentos salariales se deben hacer a nivel de la industria porque el mismo proveedor puede trabajar para varias marcas”, afirmó Helena Helmersson, directora de Operaciones de H&M.

Sin embargo, la industria mantiene sus viejos hábitos. "Hace poco visité unidades de producción en Etiopía, donde ahora se están produciendo muchas marcas. Las condiciones son realmente malas", dijo la representante del sindicato de Bangladesh Sommilito Garnments Sramik, quien tiene un gran conocimiento de las condiciones de la producción textil.

Si bien las declaraciones de intención están ahí, todavía queda mucho camino por recorrer antes de que tengan un efecto real. Un compromiso común de los grandes responsables del sector sería una excelente señal. Durante estos dos días, la urgencia estuvo en boca de todos. Cuando termine la cumbre, ya no será el momento de seguir hablando, sino de pasar a la acción.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.