×
Por
EFE
Publicado el
29 jun. 2015
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La fotografía de moda se mide con el arte en el Thyssen

Por
EFE
Publicado el
29 jun. 2015

Madrid - El Museo Thyssen cede sus paredes a la fotografía de moda del último siglo con "Vogue like a Painting", una exposición que defiende la dignidad del género y refleja las distintas corrientes pictóricas, a través de la mirada de maestros como Edward Steichen, Irving Penn o Peter Lindbergh.

Vogue like a painting, la exposición de moda en el Thyssen - Camilla Akrans


Sesenta imágenes -una gota del basto archivo de Vogue-, que reúnen nombres contemporáneos como Paolo Roversi o Annie Leibovitz, con maestros de las primeras décadas de la fotografía como Cecil Beaton y Horst p. Horst, se reúnen en una muestra inaugurada hoy, y que permanecerá abierta hasta el 30 de octubre.

"En las revista, las imágenes se consumen muy rápido y, además, están acompañadas por mucho ruido de tipografía y anuncios", ha señalado a Efe Estilo la comisaria y directora de grandes proyectos de Conde Nast, Debbie Smith, que ha invitado a los espectadores ha dejarse "tocar" y "desubicar" por cada imagen, parafraseando la filosofía de Lindbergh.

Su objetivo, crear un "mini Thyssen dentro del Thyssen", comienza con la mirada de Irivng Penn, uno de los retratistas más inspiradores de su tiempo, que captura a una pensativa modelo ataviada con una careta de ratón, realizada en encaje, con el pelo de revuelto y una blusa de Yves Saint Laurent en evidente segundo plano.

Mostrar una "prenda bonita" no siempre es el objetivo final de la fotografía de moda, ha argumentado la comisaria, que ha resaltado la "sensación de pausa" de las fotografías expuestas, y publicadas en las ediciones de Vogue en Estados Unidos, Inglaterra o Japón.

En la primera sala, se encuentran imágenes con clara inspiración pictórica: Carmen Kass transformada en "Santa Isabel de Portugal" de Zurbarán, a través de la óptica de Michael Thompson; o la modelo Stella Tennat, atrapada por el objetivo de Paolo Roversi que parece pintada por Egon Schiele.

De corte más surrealista, las fotografías de la primera mitad del siglo XX firmadas Clifford Coffin, un autor que figura con una fotografía en la que los vestidos de noche de cuatro mujeres se desdibujan por completo, o Edward Steichen -que llegó a dirigir el departamento de fotografía del MOMA-, que firma una instantánea de 1934 en la que una mujer con bañador se tapa dramáticamente la cara.

La dignidad del género se muestra más claramente en estos fotógrafos, que el siglo pasado, encontraron en las revistas de moda el sustrato perfecto para dar rienda suelta a su imaginación. Las revistas contaba con una trabajo diferente y original y el autor obtenía dinero para desarrollar proyectos menos rentables.

Tanto es así, que en ocasiones, la moda "brilla por su ausencia" en las imágenes expuestas, ha señalado Guillermo Solana, director artístico del Museo Thyssen, un centro que con esta muestra realiza su segunda incursión en la fotografía de moda tras la retrospectiva que dedicó a Mario Testino.

"Vogue like a Painting" también es un "espacio para pensar y respirar", en un mundo cada vez más concentrado en Instagram, Tumblr e internet, ha añadido Smith, que ha incluido dos vestidos en la muestra.

Por un lado, el impresionante "Queen Orchid" de la diseñadora china Guo Pei -que ha visto la luz tras dos años de trabajo de 45 bordadores- y que ocupa una sala entera, y un diseño de la casa Valentino que ha virado su imaginario hacia el arte pictórico renacentista y bizantino.

"Ambos son como una pintura -señala-, aunque no sean fotografías, recuerdan al público que arte, moda y pintura están íntimamente conectados".

© EFE 2021. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.

Tags :
Otro
Eventos