×
Por
Reuters
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
17 jun. 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La industria de la confección de Bangladesh podría ahorrar 500 millones de dólares al año reciclando algodón

Por
Reuters
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
17 jun. 2021

La industria de la confección de Bangladesh, el segundo mayor país exportador de ropa en el mundo, podría reducir su gasto anual en 500 millones de dólares si reciclara los residuos de algodón de sus fábricas y fábricas de tejidos, dijo el miércoles un grupo de economía circular.



En 2019, la nación del sur de Asia importó alrededor de 1,6 millones de toneladas de algodón, con un coste de 3500 millones de dólares, mientras que produjo 250 000 toneladas de residuos de algodón que podrían haber sido reciclados, dijo el nuevo análisis de la Asociación de Moda Circular (CFP, por sus siglas en inglés), un proyecto que promueve los materiales reciclados en la moda.
 
Los "residuos de algodón 100 % puro", que incluyen recortes e hilos del final de las bobinas, podrían reducir las importaciones un 15 % y ahorrar unos 500 millones de dólares, según la CFP.

"Estos resultados demuestran que un sistema de moda circular podría generar beneficios no sólo medioambientales sino también financieros para un país", afirmó Federica Marchionni, directora general de la organización sin ánimo de lucro Global Fashion Agenda (GFA), que lidera la asociación.
 
Actualmente, los recolectores locales de residuos de algodón tienden a utilizarlo como relleno para colchones o a exportarlo a otros países para su reciclaje. Los fabricantes también incineran el algodón para obtener energía, según Holly Syrett, directora de sostenibilidad de la GFA.
 
Pero los residuos se controlan de manera informal y no se rastrean bien.
 
"Al segregar los residuos en origen y establecer la trazabilidad, podemos garantizar que los residuos textiles siempre alcancen su máximo valor", indicó Syrett en comentarios enviados por correo electrónico.

En 2018, las emisiones de gases de efecto invernadero del sector de la moda en todo el mundo fueron de unos 2000 millones de toneladas, cifra que debe reducirse a la mitad para 2030, a fin de ajustarse a los objetivos climáticos mundiales, según la GFA.
 
La reducción de las emisiones que calientan el planeta y el impulso de la circularidad van de la mano, añadió.
 
Según un estudio realizado en 2020 por la GFA y la consultora McKinsey & Company, la industria de la moda representa el 4 % de las emisiones mundiales, lo que equivale al total anual de Francia, Alemania y Reino Unido juntos.
 
En el marco del acuerdo climático de París de 2015, casi 200 países acordaron reducir sus emisiones a cero en términos netos para mediados de siglo y limitar el aumento de la temperatura media mundial a "bastante menos" de 2 grados centígrados por encima de la época preindustrial.
 
Las emisiones de carbono de Bangladesh son mínimas en comparación con el mundo desarrollado, pero su economía depende en gran medida de la industria de la confección, que representa el 80 % de sus exportaciones y da empleo a más de cuatro millones de personas.
 
Lanzada en febrero, la CFP reúne a marcas de ropa, recicladores y fabricantes para identificar formas en las que el sector en Bangladesh puede hacer la transición a un sistema más sostenible.
 
El miércoles, la CFP informó de que Next, Primark y Benetton son algunas de las últimas marcas de moda que se han unido a la iniciativa, que ya incluye a grandes minoristas como H&M y C&A.

"Bangladesh produce posiblemente la mayor cantidad de residuos textiles reciclables de todos los países productores de ropa", declaró en un comunicado Nin Castle, responsable de reciclaje de Reverse Resources, socio de la CFP.
 
Castle instó al país a fomentar una industria del reciclaje para aprovechar los "beneficios de la reducción de costes y de la huella de carbono" y obtener una "enorme ventaja competitiva".
 
La inversión en capacidad de reciclaje también puede ayudar a crear puestos de trabajo, dijo Syrett. "Hay un enorme potencial... y esperamos que se establezcan más recicladores en Bangladesh", añadió.

Faruque Hassan, presidente de la Asociación de Fabricantes y Exportadores de Prendas de Vestir de Bangladesh, dijo que las fábricas estaban "entusiasmadas" con la economía circular, pero instó a la cautela hasta que se conozcan mejor las posibles repercusiones y las soluciones para los fabricantes.

© Thomson Reuters 2021 All rights reserved.