×
333
Fashion Jobs
BIJOU BRIGITTE
International Expansion Manager (M/F/D) Spain / Eastern Europe
Indefinido · MADRID
YERSE SA
Técnica/o de Compras
Indefinido · SABADELL
LEVI'S
Dockers Retail Operations Manager
Indefinido · Barcelona
ORIGINAL BUFF S.A.
Art Director
Indefinido · IGUALADA
TAMINIAU
Wholesale Executive
Indefinido · MADRID
LITTLE CREATIVE FACTORY
Ecommerce Manager
Indefinido · BARCELONA
L'OREAL GROUP
IT Digital Project Manager (E-Commerce / Web Content / CRM)
Indefinido · Madrid
L'OREAL GROUP
CRM Project Manager
Indefinido · Madrid
L'OREAL GROUP
Business Intelligence Specialist
Indefinido · Madrid
RALPH LAUREN
General Manager
Indefinido · Santa Agnès de Malanyanes
PDPAOLA
Back Office Comercial
Indefinido · BARCELONA
LOOKIERO
Head of Buying
Indefinido · BILBAO
L'OREAL GROUP
Brand Business Manager
Indefinido · Madrid
INDICOM BRANDS
SEM Manager
Indefinido · MADRID
PUMA
Senior p&o Business Partner (Maternity Leave)
Indefinido · Cornellà de Llobregat
ALOHAS
Video Editor - Motion Designer
Temporal · BARCELONA
ALOHAS
Photographer
Temporal · BARCELONA
INTER-CURRICULAR INTERNSHIP MIDDLE EAST SALES PROMOTER
Middle East Sales Promoter Internship
Prácticas · MILÁN
ADOLFO DOMINGUEZ
Visual Merchandising Manager
Interinidad · SAN CIPRIÁN DE VIÑAS
SANDRO ESPAGNE
Vendedor/a 20 Horas Madrid Coello h/m
Temporal · MADRID
SANDRO ESPAGNE
Vendedor/a 16 Horas Fines de Semana Las Rozas Madrid h/m
Temporal · LAS ROZAS DE MADRID
SANDRO ESPAGNE
Vendedor/a 25hr Barcelona la Roca Village h/m
Temporal · SANTA AGNÈS DE MALANYANES
Publicidad
Por
AFP
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
20 ene. 2021
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La industria textil bajo la tormenta por tolerar el trabajo forzado de los uigures

Por
AFP
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
20 ene. 2021

Tras ser acusada de utilizar algodón producto del trabajo forzado de los uigures en China, la industria textil ha puesto la lupa sobre sus cadenas de suministro, todo un desafío frente a la subcontratación en cascada tan común en el sector, pero algo que resulta cada vez más necesario para responder a las exigencias de los consumidores.


Protesta que denuncia la situación de los uigures realizada en Bruselas en 2019 - Shutterstock


Hay mucho en juego, ya que el 20 % del algodón que se utiliza en el mundo se cultiva en China. Principalmente en la provincia de Xinjiang, poblada por uigures, una minoría musulmana reprimida y explotada por Pekín, según denuncian los defensores de los derechos humanos, algo que el régimen comunista niega.

"Durante la temporada de cosecha, los trabajadores llegan en tren desde otras provincias. Dentro de Xinjiang también hay trabajadores rurales de todos los grupos étnicos que recolectan algodón porque quieren, porque pueden ganar más de 10 000 yuanes (1270 euros) al mes. Ahora, la recolección es principalmente mecanizada, por lo que no necesitamos una gran cantidad de recolectores”, dijo la semana pasada un portavoz oficial de esta provincia para desestimar las acusaciones.

No obstante, según la ONG Uyghur Human Rights Project (UHRP), con sede en Washington, "las cadenas de suministro de la mayoría de las principales marcas de ropa están manchadas por el trabajo forzado de los uigures".

La organización hizo un llamamiento a la industria textil para que deje de abastecerse en Xinjiang y dictaminó que si bien "los grandes grupos dicen que no toleran el trabajo forzoso por parte de sus proveedores, no dan una explicación creíble de cómo cumplen esta condición al continuar haciendo negocios en una zona donde prevalece el trabajo forzoso".

Reino Unido y Canadá han decidido prohibir las importaciones de bienes sospechosos de ser producto del trabajo forzoso. Por su parte, Estados Unidos adoptó medidas restrictivas en diciembre sobre las importaciones de algodón de Xinjiang.

En 2020, se sucedieron informes de diversas ONG y grupos de pensamiento para denunciar la explotación de los uigures en campos, talleres y fábricas de suministro de materias primas o productos terminados.

Gap, Nike, Adidas, Calvin Klein, H&M, Zara, Puma, Uniqlo, Ralph Lauren, Tommy Hilfiger, Abercrombie & Fitch, Fila, Victoria's Secret y Lacoste, entre otras, fueron acusadas en marzo por la ONG Australian Strategic Policy Institute de haberse abastecido "potencialmente directa o indirectamente", entre 2017 y 2019, de estructuras que utilizan mano de obra uigur proveniente de "campos de reeducación".

Algunas de estas marcas nunca reaccionaron a la denuncia, otras la negaron. Pocas de ellas anunciaron cambios en su cadena de suministro.


Rastrear el origen del algodón



A principios de enero de 2021, la compañía británica Marks & Spencer, que utiliza 40 000 toneladas de fibra de algodón al año, se comprometió a no utilizar algodón de Xinjiang. Adidas también dijo a la AFP que en 2019 "instruyó explícitamente a sus proveedores que no se abastecieran" en esta provincia.

El pasado mes de septiembre, H&M anunció el cese de toda relación con un productor de hilos chino denunciado por la ONG australiana, y mencionó "una investigación de todas las fábricas de confección con las que trabaja en China".

El gigante sueco, sin embargo, reconoció, en el marco de una comisión parlamentaria en Inglaterra, que "en vista de la complejidad de las cadenas de suministro, del trabajo en la granja con el desmotado (de algodón) y su hilado hasta el tejido y la confección, no existe hoy una solución para rastrear completamente el origen del algodón".

Lo mismo ocurre con Gap, quien señala que, dado que "una cantidad significativa de algodón mundial se cultiva y se hila en Xinjiang", intentará "comprender mejor cómo su cadena de suministro global puede verse afectada indirectamente".

Controlar cada eslabón de la cadena de producción es "una tarea pesada que a veces se enfrenta a las dificultades de obtener información confiable en el campo", dijo el director ejecutivo de Lacoste, Thierry Guibert, cuestionado por el eurodiputado izquierdista Raphaël Glucksmann, comprometido con la defensa de los derechos de los uigures.

La marca del cocodrilo se comprometió "a cesar toda actividad con subcontratistas que estarían involucrados en el trabajo forzoso de los uigures" y aseguró a la AFP que realizó "337 auditorías sociales en 2019" para eliminar de su cadena "a los posibles culpables".

Por parte de una marca, "aceptar que no sabemos, ya es un gran paso. Pero mientras los contratistas deleguen sus responsabilidades en los proveedores, no avanzaremos", destacó Rym Trabelsi, cofundadora de la aplicación independiente Clear Fashion, que resalta los compromisos de las marcas.
 

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.