×
Publicidad
Por
EFE
Publicado el
18 jun. 2009
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La industria textil se adapta a la crisis con "reingeniería" de procesos

Por
EFE
Publicado el
18 jun. 2009

Allariz (Ourense).- La industria textil gallega se adapta a la crisis haciendo "reingeniería" en los procesos productivos para ahorrar en los costes finales y busca diseñadores flexibles ante el "entorno cambiante", dijo hoy a Efe la trabajadora de Recursos Humanos del Grupo Caramelo Mercedes Huertas.



La trabajadora de Recursos Humanos del Grupo Caramelo Mercedes Huertas (c) momentos antes de impartir esta tarde una conferencia sobre el papel del diseñador en una empresa de moda, en la Escuela Superior de Diseño de Moda de Allariz (Ourense).

Huertas visitó hoy la Escuela Superior de Diseño de Moda "Felicidad Duce" de Allariz para impartir una conferencia sobre el papel del diseñador de moda y momentos antes respondió a preguntas de Efe sobre el grupo Caramelo, aunque declinó aludir al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) sobre parte de la plantilla, presentado el pasado día 8 de mayo, según recordó.

En relación a la actual crisis económica y su repercusión en el sector de la moda, señaló que obliga a "gastar e invertir menos" y aludió al diseñador como "figura estratégica" en cualquier empresa textil pues es la parte creativa.

"Además de creativo, el diseño debe conecta con el consumidor y ese es el valor añadido que debe darle el diseñador".

Sobre cómo adaptarse a la crisis dijo que las empresas textiles hacen "reingeniería" en sus procesos, desde los bocetos hasta la comercialización, para ahorrar costes. Al mismo tiempo la competencia es ahora "más dura" y obliga "a trabajar mejor", añadió.

La competencia directa en el segmento de mercado de Caramelo, según Huertas, son las firmas Hugo Boss en el caso de la ropa de hombre y Carolina Herrera para el sector femenino, en ambos casos con ropa dirigida a una clientela de "segmento económico medio-alto".

En ese sentido, las principales armas del grupo textil Caramelo, según Huertas, son la calidad de los tejidos y el patronaje, que se distingue por dar a las prendas una caída y volumen peculiares.

Acorde con los tiempos actuales, según la abogada y especialista en selección de personal, el trabajo de los diseñadores también debe adaptarse y "desde una sólida formación deben ser flexibles para acoplarse al entorno cambiante, tener muchas ganas de trabajar y diferenciarse de la competencia".

© EFE 2022. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.