×
Publicidad
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
28 sept. 2022
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La joven creación de Victoria/Tomas, Botter y Mame Kurogouchi atrae todas las miradas en París

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
28 sept. 2022

Un soplo de aire fresco invadió el martes las pasarelas de la Semana de la Moda de París, con colecciones variadas e inventivas diseñadas por marcas jóvenes que han ganado visibilidad en los últimos años. Victoria/Tomas, Botter y Mame Kurogouchi siguen en pie, a pesar de dos años difíciles marcados por la pandemia, consolidando su lugar en un mercado de la moda cada vez más saturado.


Los emblemáticos flecos y rayas de la marca parisina - Victoria/Tomas


Un paso simbólico fue el que dieron Victoria Feldman y Tomas Berzins, que el martes celebraron el décimo aniversario de su casa Victoria/Tomas. Los dos diseñadores, ella de origen ruso y él letón, se conocieron en los bancos de la escuela Esmod de París y desde entonces no se han separado, lanzando su marca en septiembre de 2012. Es esta historia de amor la que han querido contar, este martes, a través de una colección enérgica y muy sexy para la primavera-verano 2023.

El desfile comenzó con Victoria en un virginal minivestido blanco de nylon arrugado, subida a las icónicas botas de cordones de la marca, con su bebé de seis meses en brazos.

"Esta apertura conmigo de blanco y nuestro hijo me pareció un hermoso símbolo para mostrar el comienzo de algo nuevo. Queríamos compartir con el público una historia real, sincera y auténtica", nos confía la diseñadora en el backstage, recordando que la marca es distribuida en más de 50 tiendas multimarca y desde hace dos temporadas a través de un showroom en China.

Esta "década del amor", como se llama la colección, está simbolizada por el corazón, que se puede encontrar en todas partes, en patrones, logos, insignias y bordados. Los corazones de tela se encuentran en capas concéntricas en los bolsillos de las camisas y chaquetas saharianas. Se dibujan mediante anillos metálicos aplicados a camisetas y suéteres, pero también en pantalones hasta la rodilla o incrustados en los pechos de minivestidos y tops sin tirantes.

La mayoría de las piezas son reversibles. En esta colección de aniversario apenas faltan las faldas con flecos y las camisas de algodón a rayas, que esta temporada se acortan por delante y se dejan largas y sueltas por detrás. El vientre se expone fácilmente con sudaderas y camisas recortadas. El vestuario es especialmente sensual, con mallas negras transparentes, bodys de encaje y lencería que puede llevarse bajo una chaqueta, fruto de la colaboración con la nueva línea de corsetería de alta gama Chantelle X.


Una colección muy acuática para la marca - Botter


En este mismo día, se contó otra historia de amor sobre las pasarelas parisinas. La de Lisi Herrebrugh y Rushemy Botter. Recién galardonados con el premio Andam, los dos diseñadores, que dejaron la dirección creativa de Nina Ricci a principios de año, volvieron a centrarse en su marca Botter y en el menswear, mostrando más que nunca su compromiso con la salvación de los océanos y la preservación del arrecife de coral. Los modelos sumergían sus manos en sorprendentes manoplas de látex para acuarios, llevaban zapatillas con grandes suelas de goma de colores, mientras que los bolsos tenían forma de cubitos de hielo o boyas de buceo.
 
Con esta colección para primavera-verano 2023, el dúo holandés, cuyos orígenes se reparten entre la isla de Curaçao y la isla de Santo Domingo, toma el traje, una pieza fuerte de su vestuario, y lo reelabora en profundidad para modernizarlo con un twist, haciéndolo fresco y deseable. Los cortes son limpios, manteniendo los volúmenes cómodos y fluidos. Los trajes están disponibles en los clásicos tonos grises o en patrones de microcuadros y hasta en turquesa caribeño, el color característico de la marca. Todo gira en torno a los detalles y la construcción. Las chaquetas, especialmente, se renuevan sutilmente, sin mangas, o acortadas y acampanadas, también realzadas en la espalda.

La parte delantera está dividida, con una solapa que a veces se desprende para caer sobre el pecho como un pétalo. Las aberturas en los hombros permiten quitar las mangas de la chaqueta echándolas hacia atrás, casi como hacen algunos surfistas con sus trajes de neopreno al salir del agua. Para acentuar el look del buceador, la chaqueta puede meterse dentro del pantalón, y llevarse con su doble, una segunda chaqueta tono sobre tono, a modo de twin-set. También puede desabrocharse por la mitad y abrirse en forma de corazón. Con el mismo espíritu, el cárdigan y el vestido de punto se llevan como un corpiño ajustado, con las mangas dobladas hacia atrás y atadas al cuello a modo de bufanda.
 

El hábil tejido de la casa japonesa - Mame Kurogouchi


En una delicada colección en colores menta y chocolate, Mame Kurogouchi destaca como siempre el savoir-faire japonés. Esta temporada, la diseñadora Maiko Kurogouchi se ha inspirado en una técnica ancestral de tejido de cestas de bambú. Utiliza los ingeniosos rosetones y volutas en tops y vestidos tejidos con cordones de zapatos o en túnicas de macramé decoradas con cuentas de bambú para colocarlas sobre un leotardo de punto. Pero también en tops trenzados con cintas.
 
El juego del trenzado se repite en las prendas de punto elaboradas, con puntos en relieve, que crean efectos de textura. El armario también ofrece vestidos de seda impalpables, finamente plisados como el origami. Otras, con escotes profundos, se superponen con un punto ajustado en el mismo tono o muestran un sujetador elegante. Ataviadas con Zori, las tradicionales sandalias japonesas, las modelos se mueven con gracia con los labios en verde menta, a juego con algunos de sus trajes minimalistas, como los pantalones, el vestido, la chaqueta y el abrigo muy gráficos en el mismo tono fresco.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.