La leyenda de la moda Kenzo revela su legado del color en un libro

Kenzo Takada, el diseñador franco japonés que se retiró hace 20 años en lo más alto de su carrera marcada por los colores, quiere mostrarle al mundo cómo se le ocurrió sus diseños vanguardistas que ayudaron a catapultar la ola de creadores japoneses en el escenario parisino.


Ver desfile
Kenzo pertenece ahora a LVMH - Photo: Kenzo - primavera-verano 2019 - Womenswear - Paris - © PixelFormula

Después de años de tomar tiempo para él mismo, reconoce que “necesitaba hacer algo, trabajar”, según dijo a AFP.

El resultado es un nuevo libro en el que retrata su trayectoria desde que llegó a Francia como un joven que soñaba con dar vida a sus diseños en la capital de la moda.

La publicación titulada “Kenzo Takada” ha sido lanzada este miércoles y se sumerge en su aventura francesa de más de 40 años con dibujos, fotos y recuerdos, e incluso su último desfile en París en la emblemática sala de conciertos Zenith.

Sin lugar a dudas, el momento cumbre del libro son las fotos nunca antes publicadas de la creación de un exquisito vestido de novia para su colección otoño-invierno 1982-1983.

Sus fans tendrán una muestra de su arte: un cuaderno de dibujos, Kenzo en su estudio con su asistente Atsuko Kondo y una zapatilla de ballet siendo pintada de rojo porque no hubo tiempo de encontrar el calzado adecuado.


París parecía tan triste

Los colores vibrantes, emblemas del diseñador japonés más famoso, fue exactamente lo opuesto que encontró Kenzo a su llegada a la capital francesa, el 1 de enero de 1965. El diseñador recordó que llegó a la estación de Lyon, que le pareció “vieja, sucia y oscura”.

“Tomé un taxi y mi primera impresión de París fue que era deprimente y lúgubre. Era París, la capital de la moda, la ciudad con la que había soñado y parecía tan triste”, recordó.

“Pero luego, el taxi fue por Notre Dame… y fue magnífico”, resaltó.

En unas cartas a su madre, el diseñador le cuenta lo abrumado que estaba por la belleza de las florerías, las cuales abundaban en París, pero que eran una rareza en esa época en Tokio.

Después de vender algunos de sus dibujos a revistas como Elle, abrió su primera tienda en la elegante galería Vivienne en 1969, con su marca llamada “Jungle Jap”.

“En esa época, las telas sintéticas estaban de moda en París y las ropas eran oscuras. Durante un viaje a Japón traje telas coloridas en algodón”, manifestó.

Con diseños fluidos que rompían con las líneas rigurosas que dominaban la Alta Costura, también le dio licencia a las siluetas femeninas para que puedan respirar y moverse con libertad.

Tras seguir su visión entre los años 1970 y 1980, Kenzo vendió su marca en 1993 al gigante del lujo francés LVMH. Actualmente, se enfoca en perfumes, cuidados para la piel y ready-to-wear.

“Creo que traje libertad a la moda en cómo se usan los atuendos, cómo se mueven, en los colores… La mujer Kenzo es una mujer libre, bella y dinámica”, concluyó.

 

Traducido por Diana Leon

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.

Lujo - Prêt-à-porterPerfumeríaCosméticaDiseño
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER