×
Publicidad
Publicado el
16 jun. 2021
Tiempo de lectura
6 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La moda de autor chilena se abre camino en París con “Out of Chile”

Publicado el
16 jun. 2021

Los diseñadores de moda chilenos quieren que el mundo conozca sus creaciones y esto solo puede ocurrir si se da a conocer sus historias, sus desafíos, de dónde vienen y hacia dónde quieren ir. Con esto en mente, ProChile Francia, la oficina de promoción comercial del país, ha organizado del 16 al 18 de junio el showroom “Out of Chile”, en el que 10 talentos de la región de Santiago muestran sus prendas y accesorios al público profesional en la capital de la moda mundial. 


El showroom Out of Chile tiene como escenario la embajada chilena en París - Diana León


Esta cita, que tuvo que ser postergada el año pasado debido a la pandemia, tiene como escenario el glamuroso salón de baile ubicado en la primera planta de la embajada de Chile en París, en el exclusivo distrito VII. En esta joya de la arquitectura clásica francesa construida en 1907, denominada hôtel de La Tour d’Auvergne, vivió durante un par de años el poeta chileno Pablo Neruda, mientras desempeñaba el cargo de embajador de su país.

Para esta ocasión, las marcas de indumentaria Guido Vera, Lupe Gajardo, Martin Lüttecke, Luis Pino, Munay Sisters, Paulo Mendez y Espínola, además de la de lencería Toru&Naoko, y las de accesorios, Zurda y Ara Jwls, pasaron un proceso de selección para exhibir algunas de sus piezas en el elegante salón parisino con molduras doradas de las paredes al techo.

“Nos estamos abriendo camino recientemente con la moda… el objetivo es construir una imagen de marca. Mostrar que Chile también tiene diseños de autor que mostrar. Una propuesta que es original e interesante”, declaró a FashionNetwork.com Ignacio Morandé, director de ProChile Francia. 

Las prendas estaban distribuidas en percheros y maniquíes que dejaban ver muchas veces un estilo minimalista, como en el caso de la sastrería sin género de Guido Vera, mientras que en otras se deslumbraba un carácter lúdico, como en las coloridas piezas streetstyle de Paulo Mendez. También se plasmó una denuncia política y social con la camiseta que llevaba impresa un cable desclasificado de la CIA, propiedad de Espínola, así como la preocupación por la recuperación textil con las túnicas de gasa de algodón de Lupe Gajardo.

Morandé dijo que pese a que la moda chilena tenía un carácter “menos reconocible” que la de sus otros pares latinoamericanos, donde destacan los colores y aspectos más festivos, esta tenía a su parecer un carácter más íntimo, marcado por la idiosincracia del país. 
 

La austeridad austral



Guido Vera, nacido en Punta Arenas, en la región de la Patagonia chilena, tiene como fuente de inspiración este lugar en el que pasó sus primeros 17 años de vida. Vera dijo a FashionNetwork.com que busca retratar con sus diseños al nómada de la nueva era, por lo que tiene siempre presente el carácter utiliario de las cosas mezclado al lujo sostenible. 


Una de las creaciones de Guido Vera - Diana León


“Mi estilo en el tiempo se ha ido depurando. Tengo 29 años y creo que todavía puede mutar mucho más. Para mí, la propuesta simple y minimalista es importante. Desarrollarme dentro de esa atmósfera me seduce, como la austeridad. Es lo que más me conmueve, me llena y creo que mi mente siempre está ahí, en la premisa de crear prendas atemporales con este toque simple, pero que a la gente le cuesta digerir”, destacó Vera.

“Mi tema es la Patagonia. Todo lo que voy haciendo y me va inspirando lo guardo en carpetas para luego tratar el tema completamente bien. Hay muchas cosas interesantes de la región donde nací y mucha gente en el mundo no tiene idea. En cada colección logro contar alguna cosa interesante que se traduce en una prenda y en un video o una foto maravillosa que trasciende todo y, que de repente, (hace que) las personas que nunca han ido se interesen en ir”, añadió. 

El carismático diseñador, ferviente admirador de Martin Margiela y Rick Owens, tiene una afición por el rescate textil al acudir a "deadstock" proveniente de la época de la dictadura de su país. Asimismo, Vera no duda en experimentar con materiales amigables con el medioambiente, de ser posible veganos y biodegradables. Su último encuentro ha sido con un sustituto del cuero hecho a partir de cactus mexicano.
 

La belleza de lo escaso



En conversación desde Chile con FashionNetwork.com, Lupe Gajardo, quien posee su marca homónima por más de 10 años, nos confesó que tuvo que dejar de lado su línea de lujo artesanal durante la pandemia, con la que vestía a personalidades en la alfombra roja, para pasar al ready-to-wear, sin dejar de lado su aspecto sostenible.


Túnicas en gasa de algodón de Lupe Gajardo - Diana León


“Chile es un país que tiene mucha escasez de materia prima, por diversas situaciones… Pasa que hay muchos saldos de antiguas textileras chilenas que aún quedan en el mercado, pero que ya son los últimos. Nuestro trabajo es de recuperación de esta cultura tradicional chilena que hubo y que tiene que ver con el espíritu de la marca. Yo siempre digo: ‘la belleza de lo escaso’. La belleza de cómo desde lo poco podemos lograr resultados fantásticos que nos sorprenden. Ahí entra todo el juego de la artesanía, de la intervención textil. Nosotros integramos en nuestros procesos bordados, pintura a mano, deshilado de las telas. Con lo poco que hay volvemos a intervenirlo para darle esta impronta”, explicó Gajardo.

“La moda como industria en Chile ha recibido apoyo desde hace más o menos 10 años. Entonces es un camino interesante el que estamos viviendo. No tenemos referentes anteriores que nos muestren el camino a seguir, entonces lo estamos haciendo paso a paso. Hay varias marcas participando en varias ferias afuera, en semanas de la moda y activándose mucho con el mercado extranjero. A nivel de diseño y creativo tenemos mucho material muy bueno que mostrar”, agregó.
 

La dualidad de Munay Sisters



Para Loreto Leiva, de Munay Sisters, marca fundada en 2018 y que busca tener el menor impacto posible en el planeta, que dirige junto a su hermana gemela Pía, la pandemia les ha permitido crecer pese a no producir a gran escala. La enseña de estilo “atemporal, diario, funcional y de buena calidad”, como la describe Loreto, solo produce una colección al año y cambia las telas de los modelos conforme a las estaciones.

“Hay muchos buenos talentos acá en Chile que están mostrando su trabajo. La pandemia ha permitido que Chile salga más a la luz porque no somos los diseñadores reconocidos de Latinoamérica. Está Argentina, está Colombia, está Brasil incluso, con muy buenos diseñadores. Creo que Chile está siendo una potencia importante en la industria del diseño y creo que tiene un potencial gigante. Hay muy buenos recursos naturales que uno puede potenciar, como, por ejemplo, la producción de lana”, manifestó Leiva a este medio.


La proyección a futuro


 

Paulo Mendez pone la nota de color en el showroom - Diana León


Estos diseñadores chilenos buscan expandirse en el mercado internacional, por lo que la oportunidad de presentar su trabajo en Francia es valiosa, pues además gozan de un acompañamiento para adaptar sus tallas y precios al extranjero y mejorar su storytelling. Según Morandé, el esfuerzo que está haciendo ProChile apunta a buscar un posicionamiento que permita “englobar la diversidad de la moda chilena”.

“Nos hemos apoyado en alianzas locales, con salones de moda, con incubadoras, showrooms, concept stores… Francia es una país donde es difícil tocar puertas como latinoamericano y que se te abran solas. Es mucho más fácil con alianzas que te ayuden a abrir esas puertas”, precisó Morandé. 

Dentro de los planes a futuro para promover la moda chilena, la institución gubernamental se ha trazado como meta presentar a diseñadores de otras regiones del país, además de lanzar un proyecto de crowdfunding para jóvenes creadores locales junto a Ulule y el salón parisino Who’s Next.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.