×
Publicidad
Por
EFE
Publicado el
23 nov. 2009
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La puertorriqueña Dignelis Jiménez entró en Miss Tierra no sólo con belleza

Por
EFE
Publicado el
23 nov. 2009

Boracay (Filipinas), 22 nov (EFE).- La puertorriqueña Dignelis Jiménez se ganó el derecho a representar a la isla caribeña en el concurso de Miss Tierra tras pasar un examen y no sólo por su notable belleza.



"En Puerto Rico, hasta ahora no se está realizando el certamen sino que hay un proceso selectivo, en mi caso fue mediante preguntas en un casting y así me eligieron", declaró a Efe Dignelis, periodista y licenciada en Derecho, en la isla de Borocay, donde hoy, domingo, se corona a la nueva reina.

El sistema en la isla caribeña cambiara el año que viene para la representante en Miss Tierra.

La belleza puertorriqueña de 25 años tiene una mirada inquisitiva tras uno ojos acendrados y luce una de las figuras más estilizadas de las aspirantes a la diadema.

En esta edición, la novena, participan China, Colombia, Cuba, Dinamarca, España, Estados Unidos, Gabón, Guatemala, Guam, Holanda, Israel, Indonesia, Latvia, Líbano, Nigeria, Kenia, Perú, Rusia, Sudán, Tailandia, Tahití y Venezuela, de un total de 80 países.

"Bellezas por una causa" es el lema de este concurso creado para concienciar sobre la contaminación del medio ambiente y los efectos del cambio climático.

La ganadora, además de recibir 20.000 dólares, pasará a ser la portavoz de la Fundación Miss Tierra y del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

"Antes de venir a Filipinas me leí un libro sobre el fenómeno de la 'apatía ambiental' de los niños que viven todo el día conectados a la vídeo-consola, sin contacto con la naturaleza", aseguró Dignelis.

Hace unos meses, la beldad formó una plataforma para concienciar y promover hábitos ecológicos en Puerto Rico, donde llegó a presentar un proyecto de ley, pendiente de aprobación en el Senado, para prohibir la quema de aceites.

Dignelis apuntó que las latinas, cuyos países calificó como "pioneros" en la conservación del medio ambiente, están muy unidas y se apoyan unas a otras en este certamen.

Los filipinos sienten una pasión desenfrenada por los concursos de belleza, por lo que aprovechan la mínima ocasión para lanzarse a las aspirantes y tomarles fotos, besarlas o incluso tirarles del pelo de forma cariñosa.

Las beldades no han tenido mucho tiempo de relajarse en las playas de aguas turquesa de Boracay porque han pasado la mayor parte del tiempo en ensayos de sofocantes coreografías.

Creado por una empresa filipina, Carousel Productions, Miss Tierra se celebra desde 2001 en Filipinas, aunque es la primera vez que lo hace en el bello escenario de Boracay.

© EFE 2022. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.