×
339
Fashion Jobs
Publicidad
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
21 jun. 2021
Tiempo de lectura
10 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La Samaritaine reabre sus puertas después de 16 años

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
21 jun. 2021

La luz cenital es abundante y cae en cascada desde el inmenso y fascinante techo de cristal. Rebota sobre un grandioso fresco, miles de hojas de oro y “S” mayúsculas amarillas y detalles de latón en los elegantes muebles, e ilumina un enorme teatro humano de seis pisos, en efervescencia como un hormiguero ante el inminente telón del amanecer.


El techo de cristal y la monumental escalera en una fotografía tomada desde un ángulo bajo - We are Content


En el quinto piso, los cubiertos están colocados sobre las mesas y los barmans afinan su maestría en la realización del nuevo cóctel que lleva el nombre del lugar del mismo nombre. Más abajo, en la gran y monumental escalera, equipos vestidos con los uniformes amarillos y grises de La Samaritaine ensayan una coreografía al ritmo de una música animada, aquí un pequeño grupo de asesores de ventas repasa los últimos detalles de la oferta de joyería. Por allí, una mujer empuja un perchero de ropa cubierta. Más adelante, avanzando por el edificio, se ve a tres hombres suspendidos por unas cuerdas, completando una instalación de Louis Vuitton. En otro edificio, los diseñadores finalizan los murales, los artesanos concluyen sus proyectos, mientras los camareros de los cafés parisinos admiran el nuevo espacio... Por todas partes surge la efervescencia y la tensión. Sí, el 23 de junio, este miércoles, abre la Samaritaine.

Es un eufemismo decir que esta inauguración era esperada. Tras más de 15 años de cierre, media década de proyectos, reformas, obras, aplazamientos y 750 millones de euros invertidos por LVMH, los grandes almacenes, operados por su filial DFS, tuvo que verse obligada a posponer su apertura, prevista para la primavera de 2020, para no abrir en el pico de la pandemia de Covid-19. Pero el resultado está a la altura de las expectativas de la reapertura de la tienda fundada en 1870 por Ernest Cognacq y Marie-Louise Jaÿ. Sin duda, los grandes almacenes de 20 000 metros cuadrados repartidos en dos edificios entre los muelles del Sena y la rue de Rivoli atraerán a la gente. Los instigadores de su renovación lo imaginan como un vínculo entre la Isla de la Cité y el Louvre. Como líder mundial indiscutible del sector, LVMH domina a la perfección los códigos del lujo y ha hecho de La Samaritaine su mejor expresión.


La fachada Art nouveau de La Samaritaine - We are Content


Grandes gestos arquitectónicos hacen del lugar un nuevo punto de anclaje importante para el comercio parisino. Con un gran techo de cristal de 37 metros por 20, con su magnífica estructura Eiffel, pero también con la esencial escalera que distribuye los seis pisos del edificio Pont-Neuf, así como el inmenso fresco de pavos reales de 425 metros cuadrados firmado por Francis Jourdain que, como la soberbia fachada del edificio que da a la rue de la Monnaie, ofrece una firma Art Nouveau incomparable. Todo ello hace que el lugar forme parte de la historia de París por descubrir. En el lado de Rivoli, La Samaritaine ofrece un edificio moderno que llama la atención con su fachada ondulada de vidrio, diseñada por la firma Sanaa.

En este contexto, todos los interiores han sido reformados ​​por completo con referencias de arquitectura de interiores, con el fin de expresar una atmósfera correspondiente a cada segmento. El desafío para el equipo de Éléonore de Boysson, directora general de DFS Europa y Oriente Medio, es dar un lugar único al paisaje ya nutrido por los grandes almacenes parisinos. El nuevo edificio debe encontrar su tono y su posicionamiento entre las Galeries Lafayette Haussmann y Campos Elíseos, Printemps, su vecino BHV y, por supuesto, Le Bon Marché, ubicado en la margen izquierda de París y que también pertenece al grupo LVMH.


Los grandes almacenes cuentan con 20 000 metros cuadrados y dos edificios. Aquí, el edificio Pont-Neuf - Matthieu Salvaing

 
Entonces, ¿qué encontramos en la Samaritaine? Ante todo, un lugar para vivir. La intención es claramente mantener a los clientes y que vuelvan. Le Voyage, el espacio bar-restaurante situado bajo el techo de cristal, estará abierto por la noche, pero entre cafés, pasteles, “croque-madame” o almuerzos, hay hasta 12 restaurantes repartidos por los grandes almacenes. También hay dos grandes espacios para instalaciones o corners efímeros, dedicados a Louis Vuitton y la galería de arte Perrotin para la inauguración, uno en el edificio Rivoli y otro en el edificio Pont-Neuf. Todo esto es alentador para descubrir una oferta deliberadamente orientada hacia la alta gama.

En el edificio Pont-Neuf, el lujo es el centro de atención. Para expresar el refinamiento, el estudio canadiense Yabu Pushelberg ha imaginado un universo que combina materiales de bronce y azul grisáceo, como un terrazo para el suelo, y que destaca en las estructuras Eiffel visibles desde todos los lados del edificio. Un universo imaginado para atraer a una clientela internacional y que está disponible en todos los espacios multimarca de los cinco pisos dedicados al lujo. Los grandes nombres del lujo como Dior, Prada, Gucci, Louis Vuitton o Fendi obviamente tienen corners imponentes para mujeres, hombres o en el departamento de accesorios. Las marcas se expresan a lo grande, pero La Samaritaine quiere imponerse con una gran selección multimarca.



La zona de marroquinería en la planta baja del edificio Pont-Neuf - Matthieu Salvaing


"La Samaritaine es un híbrido entre los grandes almacenes y la concept store", explicó Victoria Dartigues, directora de merchandising de la tienda por departamentos.

“Tenemos grandes marcas que se muestran a través de sus corners y tenemos muchos espacios multimarca donde hemos hecho una selección muy precisa. Esta propuesta evolucionará de una temporada a la siguiente, siempre aportaremos frescura y novedad. Cada zona tiene sus espacios multimarca con espíritu 'mix and match', tenemos alrededor del 35 % de corners y un 65 % superficie multimarca", precisó.



El plano de La Samaritaine - DR


Así, todos los vendedores del lugar han sido capacitados para poder dar soporte a los clientes en todas las marcas y han sido equipados con teléfonos inteligentes con el fin de cumplir lo más fielmente posible con las expectativas de sus interlocutores.


Una oferta específica

Aunque su enfoque está destinado a ser muy específico en comparación con las propuestas existentes en París, no obstante, se respetan los códigos de los grandes almacenes. La planta baja, en el edificio Pont Neuf, está dedicada a los complementos. Las grandes marcas de marroquinería se muestran en sus espacios como Dior, Vuitton o Celine, y también hay una selección de bolsos de The Row, Marni o Isabel Marant y Jérôme Dreyfuss. La Samaritaine también ha optado por destacar muy claramente las marcas jóvenes que se pueden ofrecer exclusivamente en un espacio dedicado que presentará regularmente cuatro marcas. Las primeras serán Slow Dance, By Far, Vanina y Heimat. A pocos metros, la Samaritaine también ha optado por firmar su vuelta con su propia tienda.


La tienda de Loulou - We are Content


La tienda de Loulou, ubicada bajo el Palace Cheval Blanc Paris, ofrecerá una multitud de objetos como ilustraciones, conos sorpresa e incluso una bicicleta, libros y ropa (Petit Bateau, Amédée Café, Native Union) haciendo referencia al lugar y su importancia en París.

DFS, gran especialista en la venta de productos de lujo a clientes turísticos, ideó así un rol para cada una de las plantas del edificio. El cuarto piso está dedicado al calzado de mujer con una propuesta que comienza en Wandler, Ganni y Carel y va hasta las firmas más lujosas de Manolo Blahnik, Jimmy Choo o Christian Louboutin. El tercer piso está dedicado a toda la silueta masculina, con los grandes nombres del lujo y también una paleta de siluetas de Stone Island, Balmain, Off-White, Maison Margiela, Thom Browne o Acne. Una oferta muy específica, que permite a los grandes almacenes dedicar toda una planta a una selección de relojería-joyería con Chaumet, Tiffany o también profesionales como Yannis Sergakis, Stone o Kavant.

Finalmente, el primer piso permite a los grandes almacenes mostrar su oferta de vestuario femenino. La planta es mucho más grande que los otros pisos y permite a La Samaritaine mostrar una diversidad de propuestas entre corners de lujo y una selección multimarca de jóvenes diseñadores.

“En este piso tenemos una propuesta que va desde Dior a Ganni, con los grandes nombres del lujo, pero también una fuerte propuesta de diseñadores. Cada segmento tiene su espacio multimarca con un avance del lujo hacia los diseñadores de marcas contemporáneas. Esta proximidad de ofertas en la misma planta es bastante única. Hemos embellecido el segundo piso con propuestas de accesorios, como Maison Michel o Cire Trudon, para crear una disrupción, una sorpresa, con la oferta prêt-à-porter”, detalló Victoria Dartigues.

"Nuestro deseo es poder aportar con frecuencia algo nuevo a estos espacios multimarca con una renovación regular del 10 % al 25 % de la oferta", agregó.



Dos tercios de los espacios están dedicados a la oferta multimarca de la Samaritaine. Aquí, la oferta para mujer - Matthieu Salvaing


La oferta es ecléctica, con nombres consagrados como Chloé, Sacaï, Alexander McQueen, Acne o Nina Ricci, que coquetean con Forte Forte, AW Anderson y jóvenes marcas creativas, mezclándose con algunas exclusivas como Khaite, Gauchère, Studio Amelia o Awake. Al final, más de 150 metros cuadrados están dedicados a marcas de diseño. La propuesta contemporánea es más limitada, con los corners de Sandro y Maje, una selección con APC, In the Mood for Love, Rouje y varias firmas jóvenes dinámicas.


Concepts stores de Comme des Garçons Black y Shinzo Green

Este universo forma, literal y figurativamente, el puente con el edificio Rivoli. Una pasarela conduce al segundo edificio donde todo es un juego de luces y transparencias. Cruzar este puente de vidrio significa unirse a una atmósfera de streetwear premium, con grafitis en las paredes y reinterpretaciones del logo de La Samaritaine. Aquí, en una atmósfera firmada por Ciguë, la selección sigue siendo de alta gama con marcas como APC, Etudes, Billionaire, Maison Kitsuné o incluso Patagonia, Canada Goose o The North Face.


La concept store de Comme des Garçons Black - We are content


Pero la entrada principal de este edificio es por la calle de Rivoli. Allí, la Samaritaine marca la diferencia, con una instalación Comme des Garçons Black, nunca antes vista en París, que ofrecerá las propuestas creadas por la diseñadora Rei Kawakubo. Otro gran activo del lugar: una colaboración con la marca Shinzo, reconocida especialista en el mercado de las zapatillas.

"Queríamos poder destacar y llevar una propuesta específica a una clientela joven. Shinzo tiene acceso a muchas exclusivas dentro de las marcas con estas tiendas en la calle Etienne Marcel. La idea de los dos era poder aportar algo inédito". Shinzo operará así un espacio de 70 metros cuadrados, con oferta unisex, y ofrecerá lanzamientos de productos eco-responsables. El espacio se llama Shinzo Green.


Pero aunque el ambiente es más urbano en el lado de Rivoli, la selección de prêt-à-porter propone nombres de marcas de streetwear vanguardista e incluso algunas creativas como Rhude, Marni, Facetasm, Qasimi, Casablanca, Juun.J para hombres o incluso Nanushka, y las marcas coreanas Pushbutton y System para mujeres. Un sesgo que puede parecer atrevido en un eje parisino donde aparecen actores como C&A, Celio, Etam, Pull & Bear o Monki. El desafío parece significativo, sobre todo si vemos que las Galeries Lafayette Champs-Elysées tuvieron que dar marcha atrás en su ambiciosa estrategia de proponer una oferta creativa de vanguardia.


El espacio Beauté - We are Contents


Sin embargo, el acceso a través de Rivoli debería generar un buen flujo, y no solo de espectadores. Proporciona acceso a lo que se puede considerar uno de los activos principales de La Samaritaine: su espacio de Belleza. Con unas 700 marcas, incluyendo muchas exclusivas, distribuidas en más de 3400 metros cuadrados, así como una zona de spa, un estudio de maquillaje y una perfumería, la dirección afirma que esta es la zona de belleza más grande de Europa. Este universo, imaginado por Hubert de Malherbe y que se extiende por toda la planta inferior de los grandes almacenes, debería ser un verdadero motor. En particular para atraer a una clientela local que sin duda tendrá prisa por las rebajas, que comenzarán el 30 de junio.

La Samaritaine también tendrá que convencer a los parisinos y a los franceses, a pesar de su posicionamiento. Mientras que en 2019 las ambiciones declaradas eran atraer a unos 5 millones de personas al año, de las cuales al menos la mitad eran turistas, la crisis ligada a la pandemia de Covid, que la obligó a posponer su apertura por más de un año, también hizo que cambiara la situación. Todos reconocen en DFS que la apertura del 23 de junio es un primer paso, pero que los niveles de actividad no deberían ser tan altos como se previó inicialmente. Sin embargo, DFS, y su propietario LVMH, claramente tienen la intención de despertar la envidia de los turistas que aún no pueden llegar a Europa, en particular programando esta inauguración en medio de la Semana de la Moda de París.

También se rumorea que una exitosa serie de Netflix ya ha grabado episodios en el lugar. Algo para celebrar la ocasión con los franceses, pero también con los futuros clientes internacionales.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.